Netflix va a probar a cobrar a los usuarios que comparten cuenta con personas que no viven en el mismo hogar

Netflix.
Netflix.

SOPA Images/Getty Images.

Netflix quiere que dejes de compartir tu contraseña con tus amigos y esta nueva estrategia que tienen en mente puede conseguirlo. 

El gigante del streaming está probando una medida para acabar con el intercambio de contraseñas, tal y como apunta Variety

"Siempre hemos facilitado que las personas que viven juntas compartan su cuenta de Netflix, con características como perfiles separados y transmisiones múltiples en nuestros planes Estándar y Premium", revela Netflix en una publicación de blog el miércoles. 

"Si bien estos han sido muy populares, también han creado cierta confusión sobre cuándo y cómo se puede compartir Netflix. Como resultado, las cuentas se comparten entre los hogares, lo que afecta nuestra capacidad de invertir en nuevos programas de TV y películas para nuestros miembros", agregan.

La prueba comenzará en las próximas semanas en tres países: Chile, Costa Rica y Perú. La compañía evaluará más adelante si llevarlo a otros mercados.

La diferencia clave con lo que hay hasta el momento es que Netflix comenzará a permitir que los clientes de planes estándar y premium agreguen cuentas para hasta 2 personas con las que no viven por un cargo mensual adicional. Estos "miembros adicionales" tendrán sus propios perfiles, recomendaciones personalizadas e inicios de sesión y contraseñas.

La tarifa no es excesiva, pero sí que supone un coste extra. Para Chile serán 2,70 euros, para Costa Rica de 2,71 euros y para Perú de 1,91 euros. 

Por qué el fin de las cuentas compartidas, aunque impopular, podría salirle bien a Netflix

Netflix también dejará que los clientes de planes básicos, estándar y premium permitan que las personas que comparten su cuenta transfieran la información de su perfil a una nueva cuenta o una subcuenta de miembro adicional. Al mudarse, mantendrán su historial de visualización, recomendaciones personalizadas y "mi lista".

Netflix prohíbe compartir contraseñas en sus términos y condiciones, pero no ha aplicado esta política de manera dura. En 2016, la compañía incluso dijo que estaba bien que los usuarios compartieran sus contraseñas, siempre y cuando no las vendieran.

Sin embargo, en los últimos años, Netflix sí que ha tomado algunas medidas para evitarlo.

El año pasado, la compañía probó un aviso en los espectadores que usaban cuentas de personas ajenas a sus hogares. Decía: "Si no vives con el propietario de esta cuenta, necesitas tu propia cuenta para seguir viendo". Luego se les pidió a los usuarios que verificaran la cuenta con un mensaje de texto o un código de correo electrónico o que iniciaran su propia prueba de Netflix.

El precio de Netflix ha aumentado recientemente, al menos en Estados Unidos y Canadá, para ayudar a financiar más contenido original y lo lógico es que se refleje en España en los próximos meses. 

Otros artículos interesantes:

¿Publicidad en Netflix? La compañía deja abierta la puerta

Esta es la clave que alimenta el éxito de Netflix como compañía

Uno de los analistas más escépticos con Netflix eleva sus previsiones en plena ralentización del aumento de suscriptores: cuáles son los grandes retos para la empresa, según los expertos

Te recomendamos