Pasar al contenido principal

Así es el Slack español que cuesta la mitad, amplía funcionalidades y quiere entrar en un mercado que moverá 57.000 millones de dólares

Videollamadas en Noysi
Noysi
  • Héctor Castillo fundó Noysi en 2015, una  herramienta de comunicación en equipo que ya usan 75.000 personas. 
  • El CEO no tuvo miedo de enfrentarse a un mercado en el que dominaba Slack, ya que asegura tener una mejor tecnología y un modelo de negocio más sostenible. 
  • Noysi cuesta la mitad y añade una variedad de funcionalidades, como la videollamada o el almacenamiento ilimitado. 
  • Para Castillo, el auténtico rival es Microsoft, pero cree que en el mercado hay sitio para todos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Héctor Castillo empezó a estudiar música con 4 años. A los 11, sus padres le llevaron a ver Top Gun y salió con la firme intención de ser piloto, algo que veía perfectamente compatible con su otra vocación de ser director de orquesta. 

Así, cuando terminó sus estudios de música en Viena con 28 años, se vino a España a ser piloto en aerolíneas comerciales. Sin embargo, Castillo decidió que prefería dejar sus pasiones para el tiempo libre y dedicarse a emprender en tecnología

Puede parecer un giro radical en la carrera de un músico-piloto, pero a los 7 años Castillo ya programaba en un Spectrum en el que iba aprendiendo de forma autodidacta. Para él fue de lo más natural comenzar a perseguir su tercera vocación e iniciar los estudios de Ingeniería Informática. 

Leer más: La alternativa a Slack de Microsoft cumple dos años con 500.000 empresas usándola, pero sigue sin superar al original

"Al igual que en la música no puedes limitarte a ir al conservatorio, sino que tienes que practicar en casa, mientras estudiaba fui metiéndome en el emprendimiento", explica Héctor Castillo en una entrevista con Business Insider España. Fue así como nació Muevemadrid, una empresa de desarrollos tecnológicos que marcaría el principio de un camino que le llevaría por varias startups. 

"Entré en Tutellus, que es a día de hoy el mayor programa de formación por vídeo de España y LATAM", recuerda. Allí, Castillo ocupó el cargo de gerente e inversor, y fue su última parada antes de lanzarse a montar Noysi en 2015, la plataforma comunicación y trabajo en equipo que aspira a convertirse en el Slack español. 

Actualmente, Noysi cuenta con 75.000 usuarios y ha ofrecido sus servicios a más de 2.000 empresas. La empresa tiene todos los servicios que integra Slack, pero también incluye la videollamada que hace frente a Skype, un gestor de tareas para sustituir a Trello, y almacenamiento ilimitado que elimina la necesidad de Google Drive. 

"También tenemos nuestro propio correo electrónico", añade Castillo. 

Para el CEO, Noysi suponía la oportunidad de repensar un producto que ya existe reforzando la tecnología, añadiendo funcionalidades y mejorando el modelo de negocio. 

Enfrentarse a un gigante de miles de millones de dólares 

Héctor Castillo, fundador de Noysi
Héctor Castillo, fundador de Noysi

Noysi

Noysi nació en un mercado que ya estaba ocupado por una multitud de aplicaciones para la gestión del espacio corporativo. La más importante de ellas era Slack, creada en 2013 y que había alcanzado una valoración de 1.000 millones de dólares en tan solo un año. 

¿Por qué pensó Castillo que una startup española podría hacer frente a ese gigante? "Slack era un gran producto y un modelo de negocio nefasto", responde el CEO de Noysi. 

"Slack crece a base de meter inversores que van duplicando la valoración anualmente", explica Castillo. Actualmente, la valoración de la compañía, que salió a bolsa en junio de 2019, ronda los 17.000 millones. Según los resultados del último año fiscal, la empresa perdió 140 millones de dólares. 

Para el fundador de Noysi, la estrategia de Slack es insostenible a largo plazo, por lo que su startup nació con un modelo de negocio radicalmente diferente. 

La inversión realizada hasta ahora, que supera el millón de euros, se ha destinado a desarrollar la tecnología, asegura Castillo. "No hemos invertido prácticamente nada en marketing y publicidad", explica. 

Leer más: Así es 'Project Cortex', la herramienta de gestión de conocimiento con la que Microsoft quiere competir con Slack y Google

El mercado español y latinoamericano requerían ajustar los precios 

Para Castillo, la inversión en tecnología era también cuestión de necesidad si querían competir con los precios. 

"Hay que adaptar los precios a los esfuerzos financieros que tienen que hacer las compañías", explica Castillo. El servicio de Slack, que varía entre los 7 y los 14 dólares, es igual en todos los mercados. Sin embargo, el CEO de Noysi se dio cuenta de que "el mismo precio requiere un esfuerzo financiero mayor para una compañía en España que una en Estados Unidos". 

Desde el principio, Castillo quiso ofrecer el servicio a un precio mucho más bajo que su competidor y Noysi "va a ser, como mínimo, siempre la mitad que Slack", explica. Además, a medida que aumenta la adopción en una empresa, se reduce el coste por usuario, asegura. 

Para ello, era fundamental "crear una tecnología que consuma muy pocos recursos y no invertir nada en publicidad y marketing", resume. "También creamos acuerdos comerciales para externalizar los costes comerciales", señala. 

A Castillo no le preocupan los tiempos, sino garantizar la sostenibilidad del producto a largo plazo. "Es verdad que avanzas muy lento y necesitas mucho tiempo", admite, "pero a nada que empiezas a facturar entras en break even muy pronto y la empresa está saneada". 

"Nosotros esperamos entrar ya en los próximos cuatro o cinco meses", revela. 

Leer más: Slack, la aplicación de mensajes que acaba de salir a bolsa con un valor aproximado de 20.000 millones de dólares, esconde un significado oculto detrás de su nombre

Llegar el último puede suponer una ventaja

Al CEO de Noysi no le preocupa haber llegado a un mercado ya ocupado. De hecho, considera que llegar tarde le ha permitido estudiar las debilidades de los competidores y realizar una tecnología mucho mejor. 

La ventaja principal de Noysi radica en el aprovechamiento más eficiente de los servidores con tecnologías multireactivas como VERTX, que les permiten utilizar todos los núcleos del servidor.

La aplicación también ofrece servicio de almacenamiento ilimitado y garantiza una rápida escalabilidad. 

A su vez, desde Noysi personalizan el servicio a las necesidades de cada cliente. Por ejemplo, en una asociación con Llorente y Cuenca, crearon una plataforma específica para la gestión de crisis. 

Otro de los puntos fuertes de Noysi, según Hector Castillo, es la seguridad. Por ejemplo, "cuando compartes un archivo, no se puede ver la URL, por lo que no puede ser interceptada", explica, asegurando que está protegida por un token de seguridad. 

Castillo también asegura que el administrador no puede leer las conversaciones de nadie, por lo que las interacciones privadas de los usuarios también están protegidas. Para el fundador, esta funcionalidad era clave para garantizar la seguridad. "Normalmente, cuando se tienen que comunicar de forma privada, utilizan WhatsApp y ahí es donde se pone en riesgo la comunicación de la empresa", explica. 

Castillo es muy critico con la seguridad y la privacidad en las aplicaciones de mensajería instantánea. "Siempre que un servicio es gratuito, el producto eres tú", advierte. 

Leer más: Así puedes activar el modo oscuro de Slack y darle un respiro a tu vista durante tu jornada de trabajo

Noysi teme más a Teams que a Slack 

Héctor Castillo ve con pesimismo el futuro de Slack, por eso considera que su verdadero rival es Teams, la herramienta de Microsoft que viene preinstalada en los entornos Office365. 

En cualquier caso, a Héctor Castillo le parece que hay sitio para todos. "Teams está condicionado a Office 365, que va a alcanzar un 20% de cuota de mercado, que es una barbaridad, pero de ahí no va a pasar", reflexiona. "El 80% restante tendrá que buscar otras alternativas", asegura. 

Noysi aspira a hacerse con una mínima porción de ese mercado restante, explica el CEO, que revela que el negocio de las comunicaciones unificadas y la colaboración alcanzará los 57.000 millones de dólares para 2024, tal y como confirma un informe de Global Market Insight. 

Por ahora, Noysi mantendrá su presencia en España y empieza a expandirse con su reciente aterrizaje en México. 

Y además