Qué va a pasar con la aerolínea Norwegian tras entrar en concurso de acreedores: el futuro de 1.300 tripulantes y pilotos en España, más en el aire que nunca

Trabajadores de Norwegian protestan frente al Parlamento noruego en Oslo, en noviembre de 2020.
Trabajadores de Norwegian protestan frente al Parlamento noruego en Oslo, en noviembre de 2020.
REUTERS/Gwladys Fouche
  • La aerolínea noruega Norwegian entró la semana pasada en concurso de acreedores en su país tras meses en riesgo de quiebra.
  • Este jueves hay convocada una asamblea para discutir un plan que busca conseguir financiación con un programa de conversión de deuda en acciones y emisión de nuevos títulos.
  • En España, la aerolínea cuenta con 1.285 tripulantes de cabina y pilotos, más personal de oficina en tierra. Todos llevan sin volar y están en ERTE desde marzo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La aerolínea low cost Norwegian Air Shuttle entró en concurso de acreedores la semana pasada en su país de origen tras varios meses en riesgo de quiebra, como explicó en un comunicado remitido a la Bolsa de Oslo. Ya había seguido los mismos pasos en Irlanda y en ambos casos la justicia ha aprobado estas solicitudes, un paso para intentar salir de su situación, provocada por la pandemia del coronavirus.

De esta manera, la compañía aérea consigue cierta protección especial que otorga la legislación con la que poder hacer frente a la reestructuración necesaria para resolver sus problemas financieros.

"Nuestro objetivo es asegurar puestos de trabajo en la empresa y contribuir a asegurar, en Noruega, la infraestructura más crítica y la creación de valor", ha explicado el consejero delegado de Norwegian, Jacob Schram. Asimismo, la empresa ha remarcado que el proceso busca "fortalecer" el resultado que ha conseguido en Irlanda y "redimensionar" su balance, así como que busca rebajar su deuda.

"A partir de ahora nos concentraremos en trabajar en pos de nuestro objetivo de reducir la deuda de la empresa, así como el tamaño de nuestra flota de aviones y asegurarnos de que somos una compañía que los inversores consideren atractiva. Estaremos listos para competir por los clientes una vez la pandemia del COVID-19 quede atrás".

"Estaremos listos para competir por los clientes una vez la pandemia del COVID-19 quede atrás”, ha apostillado Schram, según ha recogido Europa Press. 

Norwegian asegura que seguirá operando con normalidad, pero sus tripulantes y pilotos en España no trabajan desde marzo

La misma agencia recoge que Norwegian ha garantizado que seguirá operando sus rutas con normalidad y que sus bonos y acciones seguirán cotizando en la Bolsa de Oslo.

Sin embargo, la "nueva normalidad" de la compañía es muy distinta de la antigua. Actualmente ninguno de los 1.285 tripulantes de cabina y pilotos de Norwegian en España están trabajando. No lo hacen desde marzo, cuando entraron en un ERTE que ahora mismo se prevé que dure hasta el 21 de enero, según han apuntado fuentes del sindicato USO a Business Insider España.

En septiembre ya anunció la pérdida de casi 600 millones de euros, la suspensión de 1.600 puestos de trabajo y la reducción de sus rutas.

La duda vigente en España es qué pasará con el personal de la aerolínea aquí, así como con las rutas que operaba, y con sus aviones. Por el momento, 134 de sus 140 aeronaves están fuera de uso, es decir, que Norwegian solo está volando con 6 de ellos, y solo lo hace en Noruega.

Así se aprecia también en la web de tráfico de aviones Flightradar, que muestra solo unas pocas rutas previstas por la aerolínea para los próximos días, todas en Noruega o Dinamarca. 

"No nos dicen si van a dejar de operar aquí o si no, si seguirá una parte o ninguna, ni si se quedará la mitad de la plantilla y en ese caso a quién le toca...", apuntan fuentes sindicales. La compañía ahora mismo tiene bases en Estados Unidos, Noruega, Suecia, Dinamarca, Finlandia, Italia, Francia y España.

Las mismas fuentes también recalcan que Norwegian está renegociando los contratos de leasing de sus aviones, así como pensando en vender algunos o renegociar otros, lo que podría llevar a la supresión de rutas. Si por ejemplo la compañía decide prescindir de sus 787, aviones que se utilizan para vuelos de largo radio, Norwegian dejaría de volar a EEUU y por tanto de ser una empresa de largo radio.

En cualquier caso, parece que de esas reuniones y de los procedimientos en Irlanda y Noruega dependerá el futuro cercano de los trabajadores españoles y de la compañía en España. 

La aerolínea ha convocado una asamblea extraordinaria que tendrá lugar este jueves para buscar el apoyo de los accionistas a su plan de conseguir 375 millones de euros con un programa de conversión de deuda en acciones y emisión de nuevos títulos. Por el momento piensa que puede lograr un acuerdo con sus acreedores y que "las condiciones para abrir un proceso de reconstrucción se cumplen", según un fallo que protege a la compañía de un posible concurso.

La aerolínea pidió ayuda al Gobierno noruego pero le fue denegada

Norwegian ya había pedido ayuda económica al Gobierno noruego, una vez más, que le fue denegada. La compañía anunció hace unas semanas que se quedaría sin efectivo a principios de 2021, a menos que consiga asegurar nuevos fondos.

"Norwegian depende de capital adicional para continuar operando hasta el primer trimestre de 2021 y más allá", alertó en su presentación de resultados hasta septiembre. 

La compañía aérea contaba con un efectivo y equivalentes en su balance de 319,6 millones de euros a finales de septiembre. Lo dijo solo unos días después de que el Gobierno noruego comunicase que no tenía intención de ofrecerle más apoyo financiero.

Después, hace unas semanas, la aerolínea presentó un plan de reestructuración para resistir a la quiebra que la hizo subir en bolsa. En total, ha caído más de un 99% en lo que va de año, según Expansión

Así puede transformar una aerolínea un avión de pasajeros para transportar la vacuna del coronavirus

Además, en mayo ya había evitado la quiebra al lograr el respaldo de acreedores y accionistas a un plan para convertir 1.163 millones de euros de deuda en acciones, según publicó El País. El plan le permitió acceder a una ayuda estatal de 275 millones de euros, la mitad del total de un paquete al sector aéreo noruego.

La compañía ya atravesaba una difícil situación financiera desde hace años, que se había agravado por la prohibición de vuelo de los Boeing 737 MAX y otros problemas, como los de los motores Rolls Royce, que ha terminado de apuntalar la pandemia.

Por otro lado, es importante destacar que la compañía Norwegian Cruise Line Holdings no pertenece al mismo holding que la aerolínea, aunque también se ha visto perjudicada por el COVID-19 y ha protagonizado titulares en los últimos días.

La empresa anunció a principios de diciembre que extiende la suspensión de sus viajes por la pandemia del coronavirus, lo que afecta a sus marcas Norwegian Cruise Line, Oceania Cruises y Regent Seven Seas Cruises y a todos los viajes con embarque entre el 1 de enero y el 28 de febrero de 2021, y algunos de marzo, más todos los de Oceania y Regente entre enero y marzo.

LEER TAMBIÉN: Así es por dentro el megaparking de Iberia en Madrid: 85 aviones de diferentes aerolíneas esperan su turno para volver a volar tras la pandemia

LEER TAMBIÉN: Reclamar a la aerolínea no es la única manera de conseguir que te devuelvan el dinero de tu billete cancelado por el coronavirus: cómo hacerlo a través del banco

LEER TAMBIÉN: Caravelo, la startup española que pretende revolucionar la manera en la que compramos billetes de avión con suscripciones a las aerolíneas al estilo Netflix

VER AHORA: Ángel Sáenz de Cenzano, CEO de LinkedIn España: “El mayor reto del mercado laboral será la capacitación de las personas para dar respuesta a las necesidades del futuro”