Pasar al contenido principal

El CEO de Microsoft, Satya Nadella, está eliminando servicios de su catálogo y dando sus clientes a competidores como parte de su estrategia para 2020

Satya Nadella, CEO de Microsoft
Satya Nadella, CEO de Microsoft. REUTERS/Fabrizio Bensch
  • Microsoft está reduciendo la facturación y Outlook Customer Manager: 2 productos dirigidos a pequeñas y medianas empresas, cada uno de los cuales se jubilará en 2020.
  • La compañía está entregando clientes de esos productos a competidores más pequeños asegurándoles suscripciones gratuitas por un año.
  • Estas acciones, junto con una asociación reciente con Salesforce (a menudo un competidor directo) muestra que Microsoft tiene que elegir qué negocios quiere enfatizar, y las aplicaciones comerciales pueden no ser (en este punto) tan importantes para avanzar.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Microsoft planea dejar de trabajar con 2 productos dirigidos a pequeñas y medianas empresas y entregar sus clientes a competidores más pequeños, y la medida puede revelar un cambio de estrategia para la compañía con sede en Redmond, Washington (EE. UU.).

A principios de este mes, Microsoft notificó a los clientes que en 2020 planea eliminar 2 productos disponibles a través de su paquete de servicios Office 365 Business Premium: Invoicing, que desaparecerá el 8 de febrero, y Outlook Customer Manager, que se retirará el 30 de junio.

ZDNet informó por primera vez de los planes de la organización, que fueron confirmados por la compañía a Business Insider.

Microsoft comenzó a principios de este mes a notificar a los clientes sobre los planes de no continuar con estos productos, y está ofreciendo suscripciones gratuitas por un año a servicios similares de competidores más pequeños.

Leer más:La fórmula matemática en la que se ha basado Microsoft para aumentar en un 50% su ecosistema de partners en España, según una alta ejecutiva española

"Para ayudar a los clientes que han estado utilizando la plataforma Microsoft Invoicing, hemos trabajado con Invoice2Go para ofrecer a los clientes una suscripción especial de un año. Del mismo modo, para ayudar a los clientes que han estado utilizando Outlook Customer Manager para rastrear clientes y ofertas, hemos trabajado con Nimble CRM para ofrecer a los cliente una suscripción gratuita de un año. Los clientes recibirán un código de promoción único para aprovechar estas ofertas", ha dicho Microsoft en un comunicado.

Si bien Microsoft ha dicho que los productos tienen un "número limitado de clientes", el movimiento (junto con la reciente asociación de la compañía con Salesforce, a menudo un rival) muestra que Microsoft tiene que elegir qué negocios quiere enfatizar, y las aplicaciones comerciales podrían no ser tan importantes para avanzar ha dicho Seth Lippincott, Director de Investigación de Nucleus Research.

Leer más: Microsoft está implementando un nuevo enfoque de gestión para sus líderes centrado en la mentalidad de crecimiento: en qué consiste exactamente

"Están teniendo que decidir dónde están poniendo su energía", dijo a Business Insider. "Esta es una señal adicional de hacia dónde creemos que va Microsoft, y está bastante claro que en las aplicaciones empresariales no es donde quieren estar a largo plazo".

Deshacerse de productos, focalizarse en uno solo

Es un movimiento que está demostrando ser una parte clave del libro de estrategias del CEO de Microsoft, Satya Nadella. Bajo su mandato de casi 6 años, la compañía ha demostrado su disposición a reducir el soporte vital en productos con dificultades, como todo el negocio de teléfonos inteligentes de Windows, y en cambio, centrarse en las plataformas de rivales como Google y Apple.

No es una sorpresa que Microsoft se deshaga de los productos, ha dicho Lippincott, ya que las pequeñas empresas (que son el target de los dos productos recientemente "desechados") a menudo no tienen grandes requisitos ​​y pueden conseguir sus objetivos usando algo gratis (o, al menos, de entrada gratuita) de startups y otros proveedores más pequeños.

"Es difícil justificar el continuar invirtiendo en un producto que otros están regalando", ha declarado.

Incluso hay ya un precedente en Microsoft de trasladar clientes por sus aplicaciones retiradas por (antigua) competencia: cuando desconectó Groove Music, su servicio de música en streaming, ofreció herramientas para importar listas de reproducción de usuarios a Spotify.

Leer más: Satya Nadella es el "empresario del año" según Fortune: cómo su estilo de liderazgo ha catapultado a Microsoft hasta el billón de dólares y qué puedes aprender de ello

Esta vez, los beneficiarios de esta renuncia de Microsoft son Nimble, una herramienta de gestión de relaciones con los clientes y de redes sociales para pequeñas empresas, así como Invoice2Go, una aplicación de facturación móvil para pequeñas empresas. Ambos están basados ​​en suscripción y ofrecen planes por tan solo 19 dólares (unos 17 euros) por usuario al mes para Nimble y 2,99 dólares (2,70 euros) al mes para Invoice2Go.

El Office 365 Business Premium de Microsoft, en comparación, daba unos resultados de productividad de 12,50 dólares (11,30 euros) por usuario al mes cuando en la facturación anual. 

En general, Lippincott ha señalado que era indicativo de una estrategia más amplia de Microsoft para moverse hacia el mercado de lujo y centrar sus esfuerzos donde la compañía ve el mayor potencial de crecimiento, es decir, clientes más grandes, para los cuales la organización ha sido históricamente un peso pesado de participación de mercado y tiene varias soluciones a la medida de sus necesidades.

Rechazando aplicaciones de negocio para destacar en la nube

Estos cambios se producen cuando, en este caso, Microsoft comienza a dejar de lado su rivalidad desde hace mucho tiempo con Salesforce, un competidor clave en ese tipo de cliente del mercado superior, como parte de un plan maestro para hacer crecer su negocio en la nube.

Leer Más: Microsoft emigra a la nube: ya gana más dinero con su negocio cloud que con Windows u Office

Azure de Microsoft ahora será la nube pública que sustenta Marketing Cloud, el software de nube de Salesforce para profesionales de marketing; y las compañías están trabajando en una forma de permitir que los clientes de Salesforce compartan información dentro de la aplicación de chat de Microsoft Teams.

El acuerdo está destinado a fomentar que Azure se presente a más clientes. Sin embargo, esta asociación arriesga el propio negocio competitivo de gestión de relaciones con los clientes de Microsoft, Dynamics, para promover su negocio en la nube, ha sentenciado Lippincott.

"La asociación con Salesforce está casi socavando Dynamics para promover Azure como la nube de referencia", ha explicado.

Leer más: El presidente de Microsoft, Brad Smith, cree que la Inteligencia Artificial transformará a la sociedad como lo hizo el motor de combustión

Lippincott ha asegurado que las aplicaciones comerciales y la gestión de la relación con el cliente siguen siendo una gran parte del negocio de Microsoft, pero los movimientos recientes para destacar en la nube muestran dónde está realmente apostando por el crecimiento Microsoft . Microsoft es una gran empresa con muchas líneas de productos y áreas comerciales diferentes. A veces, como en el caso del acuerdo de Salesforce, esos intereses pueden competir, ha recalcado Lippincott.

La prueba definitiva será si Microsoft puede idear una estrategia coherente que funcione en toda la empresa en la que la propia empresa pueda asociarse con éxito y competir contra enemigos como Salesforce.

"La cuestión es si Microsoft puede salir de su propio camino", ha sentenciado.

Este artículo fue publicado originalmente BI Prime.

Y además