Zara lanza una colección con el diseñador Narciso Rodriguez y el movimiento evidencia el nuevo rumbo del grupo: exclusividad y distancia con el 'fast fashion'

Marta Ortega, presidenta de Inditex.
Marta Ortega, presidenta de Inditex.

Miguel Vidal/Reuters

El Zara capitaneado por Marta Ortega es más evidente que nunca. La principal marca de Inditex lleva meses trazando un nuevo rumbo que pasa por estar más cerca del lujo y más lejos del poso del fast fashion.

Si haces unas semanas, el buque insignia de Inditex volvía a repetir jugada con Atelier, su colección más lujosa, ahora une fuerzas con el diseñador estadounidense de origen cubano Narciso Rodriguez para lanzar una colección cápsula.

Este nuevo abordaje, compuesto por 25 prendas y complementos, está disponible desde hoy, jueves 8 de septiembre, de forma online y en puntos seleccionados, entre ellos, sin duda, su imponente tienda de Plaza España

"Trabajar con Zara ha supuesto para mí una experiencia reveladora, porque todos están muy al tanto de lo que sucede en el mundo y en la moda”, ha declarado Narciso Rodriguez, quien fue el encargado de confeccionar el primer vestido de novia de la heredera del gigante textil. 

Marta Ortega toma el timón de Inditex: la hora de la heredera

La buena sintonía entre Ortega y Rodriguez se evidencia en que el pasado mes de julio, ella asistía a su primera junta general de accionistas como presidenta vestida con uno de los diseños del estadounidense – ahora, la prenda forma parte de la nueva colección de Zara–.

Esta vez, y al contrario de lo que pasó con Atelier cuyos precios oscilaban los 200 euros, la edición parte de precios algo más económicos. En concreto, los vestidos oscilan entre los 140 y 160 euros, mientras que el único abrigo de la colección se eleva hasta los 300 euros. 

En cualquier caso, estas nuevas colecciones gozan de unos precios superiores a los habituales para Zara y también evidencia el nuevo rumbo que practica el grupo textil.

Acciones que responden a estrategias comerciales...

Colección Zara

La razón detrás de estas acciones, con un filosofía más cercana al slow fashion, apunta Pau Almar, experto en moda y que ha pasado por puestos de dirección en Zara y Mango, siempre es el de hacer "upselling". 

Es decir, conseguir vender un poco más caro, pero no ganar dinero con ello, sino reposicionar la marca y situarla en un escalafón por encima.

Pero este movimiento también podría responder, según apunta el experto, a lo que se conoce como price anchoring, una técnica comercial en la que a partir de una información inicial se pueden guiar las decisiones posteriores.

Esto, trasladado al caso de Zara, responde al hecho de que si partimos de unos precios más elevados justificados en colecciones premium, al cliente común le acabará pareciendo que los productos básicos son buena elección, aún con la anunciada subida de precios del grupo.

...pero alejadas de la esencia que ha hecho grande a Zara

Parte del éxito de Inditex radica en que estrena novedades 2 veces por semana en sus más de 6.400 tiendas. El dueño de Zara es capaz, además, de repartir a cualquier lugar del mundo —opera en 215 mercados— en un máximo de 48 horas. 

Estos nuevos abordajes, explican fuentes cercanas al grupo, son lo contrario a lo que ha hecho grande a Zara. "La esencia siempre ha sido ver qué dicen las pasarelas; seleccionar lo que se va a vender, probar y repetir hasta que se empiece a dejar de vender", resume Almar. 

De hecho, Inditex al basar estas colecciones en tiradas más cortas también se aleja de su naturaleza El grupo está acostumbrado a lo contrario: solo en 2021 puso en el mercado 1.700 millones de prendas, de acuerdo a su informe no financiero

Zara

César Val, experto en lujo y en abrir mercado a firmas premium en medio oriente, insiste en que el modelo de producción de Zara es tremendamente eficiente, pero solo y cuando trabaja orientado al consumo masivo

Pero en este flirteo de los gigantes del fast fashion con el lujo, Zara no camina solo. Hace 20 años, el grupo sueco H&M–y rival directo de Inditex–cambiaba el rumbo realizando colaboraciones con otras marcas más aspiracionales. Karl Lagerfeld, el emblemático director creativo de Chanel, abrió el camino. 

De hecho, sea cual sea la senda elegida, estas acciones en aras del lujo raramente generan margen. Los costes para su producción son muy elevados y alejados de la naturaleza de venta en masa propia de estos grupos textiles. 

La moda rápida, en este caso, basa su beneficio en el polo opuesto: poca exclusividad, mucha cantidad y una enorme diligencia para satisfacer a un consumidor impaciente.

Otros artículos interesantes:

Los 3 peores errores que cometen los candidatos en las entrevistas de trabajo, según un experto en recursos humanos que ha trabajado antes en Inditex

Inditex, H&M y Primark aumentan sus ventas y superan la mitad de la facturación generada por el sector textil nacional en 2021

El futuro de Inditex, Amazon, El Corte Inglés y Shein, según uno de los mayores expertos en 'retail' de España

Te recomendamos