Pasar al contenido principal

Los nuevos robots de la fábrica de Tesla, más molestia que ayuda

Robots fábrica de tesla
Flickr/jurvetson
  • Los robots que Tesla ha enviado a su gigafactoría de Nevada para acelerar la producción de baterías para el Model 3 aún no están completamente operativos, según una fuente dentro de Tesla, que proporcionó Business Insider un video.
  • Los robots son parte del plan de la compañía para aumentar la producción del Model 3 y construir 5.000 unidades a la semana para finales de junio.
  • Un portavoz de Tesla ha negado que se previera que los robots estuvieran operativos este domingo, contradiciendo a la fuente de Business Insider.


Las cosas con los nuevos robots que Tesla envió a su gigafactoría Nevada desde Alemania a finales de mayo no están yendo exactamente como estaba previsto.

La maquinaria colosal destinada a armar los módulos que componen los paquetes de baterías de Tesla todavía no está completamente operativa. Tesla pretendía tenerlos en funcionamiento este fin de semana, según una fuente de la compañía que solicitó el anonimato. Esta misma fuente ha proporcionado a Business Insider un vídeo de las máquinas inactivas que, en el momento de la publicación de este artículo, todavía estaban en modo de prueba.

Un portavoz de Tesla ha confirmó a Business Insider que los robots aún no estaban operativos el jueves 7 pero, sin embargo, desmintió la idea de que los robots debían estar listos para el domingo.

Esta máquinaria era parte de una entrega aérea de alto riesgo, inusual y muy costosa para los estándares de la industria automotriz. Tesla la llevó a cabo en un esfuerzo por lograr su objetivo de hacer que su gigafactory produzca suficientes baterías para montar 5.000 unidades del Model 3 a la semana para finales de junio.

 

Musk ha asegurado que la Gigafactory está actualmente en solo un tercio de su tamaño planificado y que, una vez que se complete, será la fábrica más grande del mundo.

"Esta planta está fabricando más baterías que todas las otras fábricas en la Tierra", ha asegurado Musk. "Es algo épico: se tardan dos horas en recorrerlo todo".

En la reunión con accionistas de Tesla el martes 5, el CEO de la compañía, Elon Musk, reafirmó que la producción del Model 3 ha sido difícil, pero también aseguró que la compañía podría alcanzar su objetivo de 5.000 unidades con las dos líneas de ensamblaje que tienen ahora. La compañía actualmente está agregando una tercera línea de ensamblaje en su fábrica de Fremont y Musk aseguró que con esta nueva línea, estaba "muy seguro" de que la compañía alcanzaría su objetivo.

Eso puede ser cierto, pero documentos internos filtrados a Business Insider muestran el increíble coste que todo el proyecto está representando. Tesla está desechando una cantidad increíble de material en la fabricación del Model 3. Correos electrónicos que datan del primer trimestre muestran que hasta el 40% de lo que la gigafactoría estaba fabricando en unidades de disco y baterías terminaba como material no aprovechable.

De ese material no conforme, la mitad se volvería a trabajar mientras que la otra mitad se descartaría. Estimaciones internas muestran que la Gigafactory había tirado a la basura unos 150 millones de dólares en chatarra desde el comienzo de este año hasta finales de mayo.

Tesla niega ese dato de 150 millones desechados diciendo que es una gran exageración. También asegura que esa tasa de rechazo ha bajado drásticamente desde comienzos de año.

Te puede interesar