Pasar al contenido principal

Ocho iniciativas para salvar el periodismo de las fake news en la era de la posverdad

Periodismo, fake news
Rawpixel/Unsplash
  • Las noticias falsas y la desinformación se han convertido en un problema con la irrupción de los medios participativos digitales.
  • Sin ir más lejos, en las últimas elecciones brasileñas WhatsApp fue utilizado para difundir desinformación, rumores y noticias falsas. 
  • Los indicadores de fiabilidad, la automatización de la verificación de hechos, el blockchain o los principios éticos son las propuestas de algunas iniciativas que tratan de resolver el problema.

Para mantener la calidad periodística en la era de la posverdad y del auge de los populismos no han sido pocas las iniciativas que han proliferado. Propuestas que bien aglutinan grandes medios, bien abogan por establecer un marco ético o que confían en la tecnología para evitar lo que, en parte, surgió con la irrupción de la tecnología.

De la crisis de los medios y de la información es de lo que se habla aquí. También de la crisis de su financiación, por la caída de ingresos de la publicidad, y de su veracidad con las noticias falsas acechando, principalmente, a través del canal online y las redes sociales. Estas propuestas pretenden recuperar el valor del periodismo profesional y veraz.

La última y más sonada táctica de desinformación ha tenido lugar durante las elecciones brasileñas. En los días previos a la primera ronda de las elecciones presidenciales Whatsapp, utilizada por el 44% de los votantes para leer información electoral, se usó para difundir desinformación, rumores y noticias falsas, según The New York Times

Estas son algunas de las iniciativas que abrazan los grandes medios para luchar contra las noticias falsas:

Civil Media, la criptoeconomía del periodismo

Lo cierto es que existen diferentes modalidades de despliegue o entrega de las cadenas de bloques, con distintas capacidades, enfoques y resultados.
Lo cierto es que existen diferentes modalidades de despliegue o entrega de las cadenas de bloques, con distintas capacidades, enfoques y resultados. TICbeat

Qué propone:  La iniciativa, liderada por Matt Coolidge, lleva la vanguardia tecnológica a la industria periodística con blockchainCivil Media, que aterrizaba en Madrid el pasado septiembre, pretende crear una cooperativa mundial de redacciones independientes que funcionen en base a un nuevo sistema de incentivos por el que se recompense la ética periodística.

Para ello, utiliza la criptomoneda Etherium y su red descentralizada del blockchain, como si fuera una serie de capas en las que se registra información y que nadie puede modificar ni hackear.

Qué defiende: La empresa vio la luz en 2016 con la mentalidad de desarrollar "una nueva economía para el periodismo".

Cómo funciona: Civil Media propone un sistema de voto que representa la fiabilidad de las piezas periodísticas. En este proceso, utilizan criptomonedas basadas en el blockchain de Ethereum. De esta manera no sólo los lectores contribuyen económicamente a los artículos sino que, además, los medios establecen smart contracts (contratos inteligentes) con sus corresponsales y periodistas freelances y su remuneración también es a través de blockchain en la criptodivisa de Civil Media.

En la práctica:  Ya se han subido a este tren, o han emergido en su seno, más de una quincena de medios. Entre ellos la agencia estadounidense Associated Press o la propia Forbes, que hace escasos días anunciaba su entrada en la plataforma a modo de "experimento".

Recientemente, Civil Media canceló su ICO -Initial Coin Offering- tras no lograr alcanzar los ocho millones de dólares que se había propuesto al lanzar a la venta de sus tokens CLV.  La compañía arrancó hace dos años con una inyección de capital de cinco millones de euros por parte de la compañía de blockchain Consensys, propiedad del fundador de Etherium Joseph Lubin.

The Trust Project, indicadores de veracidad en Google o Facebook

Trust, veracidad, noticias
Bernard Hermant/Unsplash

Qué propone: Abanderada medios de comunicación tan relevantes como The Economist, The Washington Post, The Independent, el grupo alemán DPA, The Globe and Mail, Canadian Press, o ya en España El País y El MundoThe Trust Project pretende restaurar la veracidad de la prensa en la sociedad.

Qué defiende: Con dos años a sus espaldas, el proyecto, liderado por la galardonada periodista Sally Lehrman y con sede en el Centro Markkula para la Ética Aplicada de la Universidad de Santa Clara en Silicon Valley, lleva transparencia en las noticias como estandarte.

Cómo funciona: Cuenta, para ello, con una red de “indicadores de veracidad” que aplican hasta 120 organizaciones periodísticas, lo que la convierte en una de las mayores iniciativas a escala mundial para combatir las noticias falsas. Los principios de veracidad aportan claridad sobre la ética de un medio, parámetros de imparcialidad y precisión, antecedentes del periodista o el trabajo desarrollado tras una noticia.

La organización trabaja con socios tecnológicos como Google, Facebook y Bing que están estudiando la forma de utilizar tales indicadores para mostrar información veraz y de confianza en sus plataformas.

 

NewsGuard: de verde a rojo

semáforo
Carlos Alberto Gómez Iñiguez/Unsplash

Qué propone: NewsGuard emite calificaciones que van del verde al rojo, en función de una serie de criterios, sobre si una web es veraz o pone en práctica la manipulación informativa. 

Qué defiende: NewsGuard tiene un reclamo claro luchar contra las noticias falsas y la desinformación.

Cómo funciona: el proyecto cuenta con un equipo de analistas, que son en realidad periodistas supervisados por redactores jefe con experiencia, que identifican contenidos informativos que no son de confianza y, luego, advierten sobre ellos en tiempo real a los usuarios.

Entre esos criterios figuran desde publicar contenidos falsos repetidas veces, corregir errores, evitar los titulares engañosos a otros parámetros tan comunes como dar información sobre quien creó el contenido o quiénes son los responsables de la publicación.

En la práctica: La plataforma, operativa en Estados Unidos, funciona a través de una herramienta complementaria (plugin) que se puede instalar en el navegador de Google Chrome, Microsoft Edge, Mozilla Firefoz o Safari y califica los sitios web de verde a rojo, según sean veraces o no, en base a nueve criterios establecidos por relevancia.

 

Media Manipulation Initiative: análisis de las artimañas de las 'fake news'

disfraz trump
Capturing the human heart/Unsplash

Qué propone: Media Manipulation Initiative examina cómo diferentes grupos utilizan la nueva cultura participativa y analiza las vulnerabilidades que plantean los medios online para el futuro de la democracia. Con todo ello pretende establecer una serie de pautas de actuación de cara a poder tomar medidas cuando surjan estos problemas.

Pero no sólo eso, además, trata de comprender los incentivos sociales, políticos y económicos que pueden canalizar un cambio social e implicar un desafío para las instituciones sociales.

Leer más: La Generación Z es la que más redes sociales utiliza y su favorita es Instagram

Qué defiende: Internet y las redes sociales son ya jugadores establecidos de la nueva era informativa y la sociedad es todavía vulnerable a su influjo. 

Cómo funciona: La iniciativa investiga, de forma empírica, tácticas de manipulación de medios tales como diseminar o amplificar información errónea, desinformar utilizando bien personas o bien herramientas digitales como bots, manipulación psicológica, juegos de tendencias, algoritmos de clasificación o la acción coordinada de múltiples cuentas de redes sociales para reforzar temas, palabras clave o preguntas en la conversación pública.

El proyecto trata de determinar las consecuencias no deseadas de estas tácticas y rastrea posibles amenazas.

Duke Tech & Check Cooperative, contrastar hechos de forma automatizada

Lupa verificar
Marten Newhall/Unsplash

Qué propone: la Duke Tech & Check Cooperative actualiza uno de los conceptos básicos del periodismo: contrastar los hechos. Y busca ni más ni menos que automatizar este proceso. Impulsado por la John and James L. Knight Foundation, el Facebook Journalism Project y la Craig Newmark Foundation, cuenta con un presupuesto de 1,2 millones de dólares. 

Qué defiende: El proyecto plantea una nueva forma de hacer frente a la desinformación en la era digital a través de noticias precisas que contrasten la información gracias a un sistema automatizado.

Cómo funciona: el proyecto aglutina científicos, informáticos y profesores de periodismo para desarrollar una nueva generación de aplicaciones que verifiquen sucesos en tiempo real y ayuden a analizar datos de largos informes. En este compendio de nuevas tecnologías entrará a jugar un rol importante la inteligencia artificial, que proporcionará información inmediata de lo que es verdad y lo que no.

"Duke Tech & Check Cooperative aprovechará el poder de la tecnología para mejorar y llevar la verificación de hechos a escala global", apuntó Campbell Brown, jefe de acuerdos de información en Facebook.

La Wikitribune: la colisión entre el periodismo profesional y ciudadano

foto móvil
Banter Snaps/Unsplash

Qué propone: El fundador de la nueva enciclopedia digital, la Wikipedia, es el mismo impulsor de Wikitribune. El proyecto mezcla periodismo tradicional con periodismo ciudadano para dar lugar a un compendio informativo colaborativo. 

Qué defiende: No fue hasta el pasado mes de septiembre que el proyecto dio luz verde a su edición en español y, según aseguraron sus promotores en la presentación, su reclamo es el de luchar contra las noticias falsas en internet.

Cómo funciona: de igual manera que sucede en la Wikipedia, los periodistas ciudadanos supervisan los artículos y agregan fuentes a las noticias publicadas por periodistas profesionales, dedicados exclusivamente a investigar e informar.

En este nuevo medio, los periodistas deberán aportar sus fuentes y proporcionar las transcripciones de las entrevistas, mientras que el público podrá modificar los contenidos y actualizar artículos, sólo si obtiene el visto bueno de los profesionales.

Leer más: Cuánto dinero ganan Facebook, Instagram, Twitter y Google con tus datos personales

Según las bases del proyecto, el hecho de que Wikitribune carezca de accionistas, anunciantes o suscriptores reducirá las presiones comerciales sobre las noticias publicadas. Además, no tiene publicidad ni muro de pago aunque los lectores podrán sugerir temas.

 

Journalism Trust Initiative, principios para la ética periodística

etica
Nathan Dumlao/Unsplash

Qué propone: La suya es una vía más teórica para renovar la ética periodística. La Journalism Trust Initiative trabaja por establecer unos estándares éticos que sirvan como patrón para los medios y refuercen su misión periodística a base de autorregularse.

Qué defiende: La institución, que cuenta con el apoyo de Reporters Without Borders, Agence France Presse, European Briadcasting Union y Global Editors Network entre otros, tiene como objetivo mantener la misión ética del periodismo.

Cómo funciona: Hasta la fecha, el organismo ya ha ayudado a fortalecer el periodismo ético en algunos de los lugares más difíciles del planeta, implicando a fuerzas políticas y grupos que velan por los derechos humanos. Otra de las áreas en las que se afana, no menos importante, es la de establecer una declaración internacional sobre lo que debe ser la información en el espacio público.

En la práctica: Por ejemplo, en 2014, el organismo lanzó una campaña en África para evitar la incitación a la violencia y al odio en las noticias sobre conflictos de guerra. O, en 2016, la institución comenzó a realizar una serie de análisis sobre cómo los medios abordan los temas de inmigración en treinta países y crea una guía para informar de forma más profesional.

News Integrity Initiative, la otra conversación entre el periodismo y la democracia

Democracia
Randy Colas

Qué propone: News Integrity Initiative quiere encontrar el encaje entre las nuevas tecnologías y el ámbito periodístico y, para ello, cuenta con una financiación de 14 millones de dólares de sus colaboradores, entre los que se encuentran Facebook, Knight Foundation, Democracy Fund o Mozilla.

Leer más: El futuro de las redes sociales en España: Instagram triplicará en usuarios a Twitter en 2021

El proyecto se centra en la investigación y no es con otra intención que agudizar y precisar la conversación entre los periodistas y el público con la irrupción de las nuevas tecnologías, o lo que es lo mismo, tiende puentes entre plataformas y editores para encajar y dar luz a un nuevo periodismo.

Qué defiende: La información precisa y veraz es también el mantra de News Integrity Initiative, impulsado por la Escuela de Periodismo Craig Newmark de Nueva York. El  proyecto defiende que el acceso a la información de calidad es un derecho de los ciudadanos y, en base a ello, trabaja por cultivar la diversidad en las redacciones y el ecosistema de medios para crear confianza con el público.

Cómo funciona: El proyecto aboga por entender las nuevas formas que tiene la sociedad de escuchar, investigar cuáles son los fundamentos de la confianza en las noticias, la influencia y el impacto de la manipulación y la desinformación.

 

Te puede interesar

Lo más popular