Pasar al contenido principal

Las medidas de Endesa contra el contagio del coronavirus: se refuerza con un centro de control de renovables en Santiago y activa un seguro para empleados

Construcción molino viento
Reuters
  • Endesa trata de reducir las consecuencias de un posible contagio por Covid- 19 entre sus operadores apoyándose en el centro de control de instalaciones de Santiago de Compostela.
  • Endesa ha optado por duplicar el centro de control de instalaciones renovables de Madrid apoyándose en su centro en la capital gallega, que gestionará 3.000 megavatios renovables.
  • El grupo italiano Enel, matriz de Endesa, ha activado una póliza de seguro que cubrirá a sus más de 68.000 empleados en caso de que sean hospitalizados por coronavirus.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Endesa toma medidas para minimizar el impacto que el coronavirus en su actividad y en su plantilla. La compañía dirigida por José Bogas trata de mitigar las consecuencias de un posible contagio por Covid- 19 entre sus operadores apoyándose en el centro de control de instalaciones de Santiago de Compostela. Una medida que ha complementado con una póliza de seguro a sus empleados. 

El grupo italiano Enel, matriz de Endesa, ha activado una póliza de seguro que cubrirá a sus más de 68.000 empleados en caso de que sean hospitalizados por coronavirus.  La póliza, desarrollada por Aon Spa, garantizará una ayuda económica en efectivo a los empleados de Endesa sean hospitalizados tras contraer el virus o que tengan que estar bajo cuidados intensivos. El seguro, que incluye a los trabajadores de Enel en todo el mundo, ha sido diseñado específicamente para esta casuística y para la compañía.

Y en un paso más para asegurar el abastecimiento energético durante el estado de alarma, Endesa ha optado por duplicar el centro de control de instalaciones renovables de Madrid apoyándose en su centro en Santiago de Compostela. De esta manera, la compañía energética controlará las instalaciones eólicas y solares de España desde la capital gallega.

Leer más: Repsol reduce un 26% las inversiones en su plan de resiliencia ante el coronavirus y la caída de los precios del petróleo

La decisión forma parte de ese paquete de medidas con el que la empresa energética pretende mitigar el impacto del coronavirus en su actividad. La decisión traslada al centro de Santiago el control de 3.000 megavatios (MW) renovables en régimen de 24 horas durante siete días de la semana. 

La medida tiene por finalidad reducir las consecuencias de un contagio entre sus operadores y asegura un segundo recinto desde el que poder gestionar sus activos en remoto. Desde la capital gallega se gestionarán en remoto más de 2.600 unidades de generación entre turbinas eólicas e inversores solares y más de 100 subestaciones de evacuación de electricidad asociadas alas 115 plantas de generación eólica y solar de EGPE.

Y además