El Parlamento Europeo exige que las PCR sean gratuitas para aquellos ciudadanos que quieran viajar entre países de la UE

Pasajeros esperando en el aeropuerto.

REUTERS/Sergio Perez

  • El Parlamento pone sobre la mesa el requisito de que las PCR para viajar entre países de la UE sean gratuitas.
  • Por otro lado, la Eurocámara quiere poner fin a que los gobiernos puedan decretar cuarentenas para las personas que cuenten con un certificado.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Parlamento Europeo reclama que las pruebas PCR que tengan que presentar los europeos que no estén vacunados ni hayan pasado el COVID-19 para viajar entre países de la Unión Europea sean gratuitas. 

Esta es la propuesta con la que la institución busca regular el certificado verde digital, el 'pasaporte COVID', para facilitar la libre circulación de sus ciudadanos este verano. 

Poco a poco se van resolviendo todas las incógnitas de este documento que lleva planteándose muchos meses y cuyo formato se negociará, según informa 20 minutos, a partir de la semana que viene entre la Eurocámara y el Consejo Europeo. 

Uno de los puntos a tratar es el nombre, el cual el Parlamento quiere cambiar a "certificado anticovid", para que sea más comprensible para los ciudadanos. 

Después, la negociación con el Consejo se desarrollará a lo largo de mayo, en un procedimiento de urgencia para que el certificado esté listo en junio y pueda entrar en vigor a final de ese mes, señala el mismo medio.

Ahora, el Parlamento pone sobre la mesa el requisito de que las PCR para viajar entre países de la UE sean gratuitas, ya que para entonces no todos los ciudadanos habrán recibido la vacuna ni tendrán anticuerpos, que son las otras vías de acceso al 'pasaporte COVID'. 

Viajar a Moscú para vacunarse con Sputnik V: la oferta de algunas agencias españolas para los que no pueden esperar a conseguir la inyección

Estas pruebas de detección del SARS-CoV-2 suelen costar por encima de los 100 euros si se realizan en laboratorios privados en España, un precio que no todo el mundo puede permitirse y que, según apunta Juan Fernando López Aguilar, eurodiputado socialista y 'negociador en jefe' de la Eurocámara con el Consejo, tienen un "carácter discriminatorio". 

Por otro lado, el Parlamento Europeo también quiere poner fin a la posibilidad de que los gobiernos europeos establezcan restricciones adicionales a los viajeros –como las cuarentenas–, más allá del 'pasaporte COVID'. 

Finalmente, la institución exigirá que la información de los ciudadanos relativa a si están vacunados, tienen anticuerpos o una PCR negativa no se conserve en ninguna base de datos central europea con el fin de cumplir un estándar europeo de protección de datos "que no sea intrusivo ni discriminatorio". En cambio, piden que sea custodiada por el país emisor del certificado. 

Otra de las modificaciones que quiere introducir la Eurocámara es que todas estas medidas tengan una vigencia determinada –propondrán que expire dentro de un año–, con el objetivo de evaluar su eficacia pasado un tiempo.

LEER TAMBIÉN: El pasaporte sanitario podría ayudar a recuperar 7,5 millones de turistas para verano

LEER TAMBIÉN: El pasaporte sanitario entrará en funcionamiento a mediados de junio

LEER TAMBIÉN: Por qué es esencial que el pasaporte de inmunidad europeo sea seguro: la 'dark web' se llena de certificados británicos falsos a la venta por menos de 200 euros

VER AHORA: Javier Rodríguez Zapatero, presidente de ISDI: “Quien se transforme digitalmente hará un gran servicio tanto a la sociedad como a sí mismo”