Esto es todo lo que le pasa a tu cuerpo cuando te pasas el día de pie

Camarera en puerta de restaurante
Reuters/ STEVO VASILJEVIC
  • Estar de pie es una postura humana natural y por sí misma no representa ningún peligro para la salud en particular. 
  • Sin embargo, trabajar de pie de forma habitual durante muchas horas puede causar dolor e hinchazón de las piernas, fatiga muscular, problemas de espalda e incluso aumentar el riesgo de problemas cardiovasculares.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Mucho se habla de lo perjudicial que es pasarse el día sentado.

"Sentarse es el nuevo hábito de fumar en términos de riesgos para la salud", advirtió hace años Evelyn O'Neill, directora de programas de ejercicio para pacientes del Centro de Rehabilitación Hebreo afiliado a Harvard.

No te mueves y la vida sedentaria conlleva muchos riesgos para tu bienestar.

Frente a esto, cabría pensar que basta con mantenerse levantando para dar solución a este problema. Total el ser humano es bípedo, así que ha nacido para ello.

Pero, cómo afecta al cuerpo estar demasiadas horas de pie.

 Aunque se trata de una perspectiva mucho menos analizada por la comunidad científica, como podrían confirmarte cocineros, dependientes, personal de seguridad de museos o tu carnicero, los efectos sobre el organismo de pasarse el día de pie poco tienen de saludable.

"Hace mucho tiempo que se sabe que ponerse de pie para trabajar es problemático, es más agotador, aumenta drásticamente los riesgos de aterosclerosis carotídea (nueve veces) debido a la carga adicional en el sistema circulatorio, y también aumenta los riesgos de las venas varicosas, por lo que estar de pie todo el día no es saludable",  evidenció en un artículo de 2011 de TIME Alan Hedge, director en ese momento de los programas de investigación y enseñanza de factores humanos y ergonomía en la Universidad de Cornell.

Qué problemas de salud puede conllevar trabajar todo el día de pie

Estar de pie es una postura natural del ser humano, y por tanto no representa por sí misma un problema para la salud. 

Sin embargo, mantener constantemente el cuerpo en posición vertical requiere un esfuerzo muscular considerable. Estar de pie reduce el suministro de sangre a los músculos cargados. Y un flujo sanguíneo insuficiente acelera la aparición de la fatiga y termina provocando dolor en los músculos de las piernas, la espalda y el cuello, los necesarios para mantener una posición erguida.

Esta fatiga desaparece con el reposo. Pero si este no se realiza o es insuficiente pueden llegar a desarrollarse trastornos musculoesqueléticos, tal y como alerta un documento del ministerio de Trabajo.

No son las únicas molestias. Estar de pie de forma prolongada y frecuente, sobre todo cuando no existe la opción de movimiento, hace que la sangre se acumule en las piernas y los pies, lo que puede derivar en varices.

dependiente de Zara
Reuters/ TINGSHU WANG

El estar en una postura erguida mucho tiempo también hace que las articulaciones de la columna, las caderas, las rodillas y los pies se inmovilicen. Esto puede conducir posteriormente a enfermedades reumáticas debido al daño degenerativo de los tendones y ligamentos.

Es más, la investigación ha demostrado que permanecer de pie por mucho tiempo puede aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular. Esto se debe a que esta postura a la larga puede provocar que la sangre se acumule en las piernas, aumentar la presión en las venas y aumentar el estrés oxidativo, todo lo cual puede contribuir a un mayor riesgo, como explica en The Conversation Peter Smith, investigador del Instituto de Trabajo y Salud de Tororonto (Canadá).

En un estudio de 2017, Smith y su equipo compararon el riesgo de enfermedad cardíaca entre más de 7.000 trabajadores en Ontario (Canadá), quienes fueron seguidos durante un período de 12 años, en diferentes tipos de ocupaciones.

Las categorías analizadas fueron: trabajadores que la mayor parte de la jornada estaban sentados , trabajadores que en su mayoría estaban de pie, trabajadores que usaban una combinación de sentarse, estar de pie y caminar, y trabajadores que hacían uso de otros tipos de posiciones corporales, como agacharse o arrodillarse.

La investigación encontró que las personas que estaban en posición de pie en el trabajo tenían el doble de probabilidades de desarrollar enfermedades cardíacas en comparación con las personas que permanecían sentadas.

Cómo combatir estos efectos

Guardia seguridad buckingham palace
Reuters

Con moverse y sentarse de vez en cuando se solucionarían estos problemas. 

Y en la mayoría de  trabajos que se requiere estar de pie, desde dependientes a asistentes de salas o camareros, fácilmente se podría permitir esto. Por lo que la principal solución pasa por proveer de un asiento auxilar a los empleados.

El problema como remarca Smith en su artículo, es que en muchos casos se impone esta postura porque de lo contrario el público o los clientes tienden a asumir al trabajador como menos "atento, interesado y centrado" en su puesto.

Si esto no es posible, desde el grupo de salud Quirón recomiendan tener en cuenta otros factores que ayuden a minimizar los riesgos en la salud que conlleva pasarse el día de pie.

Por ejemplo  analizar el material del pavimento, pues cuanto más dura sea la superficie sobre la que se apoya el trabajador, más fatiga provocará. En este sentido, los suelos de madera o goma son menos agresivos. También aconsejable colocar alfombras ergonómicas, aconsejan.

Otras medidas que ayudan, por ejemplo a cajeros de supermercado o tenderos es contar con superficies apoyapiés en el mostrador. En este caso, la posición menos agresiva es alternar el peso del cuerpo sobre un pie y el otro, ya que descarga a la zona lumbar y las piernas. La altura recomendada son 20 centímetros del suelo.

También importante facilitar un calzado de trabajo apropiado. Para trabajar de pie de manera continuada, es recomendable que el calzado sea flexible, ligero, con una plantilla acolchada y la suela antideslizante. Todo ello ayudará a reducir la fatiga. Y por supuesto nada de tacón.

LEER TAMBIÉN: La ciencia descubre los minutos exactos de ejercicio que debes hacer para contrarrestar los terribles efectos sobre la salud de estar todo el día sentado

LEER TAMBIÉN: Un estudio encuentra los cambios en tu estilo de vida y dieta que debes hacer para rejuvenecer más de 3 años tu edad biológica

LEER TAMBIÉN: La temperatura es el factor que más influye en el estado de ánimo, y hay una temperatura perfecta para ser feliz

VER AHORA: Manuel Terroba, CEO de BMW Ibérica: “La capacidad de conectarnos y comunicarnos con el cliente a través del coche será fundamental”