Merck pedirá a los reguladores que autoricen la primera píldora antiviral contra el COVID-19, después de que un ensayo muestre que reduce a la mitad el riesgo de hospitalización o muerte

Merck pedirá a los reguladores que autoricen la primera píldora antiviral contra el COVID-19, después de que un ensayo muestre que reduce a la mitad el riesgo de hospitalización o muerte

Merck

  • Merck y Ridgeback tienen previsto solicitar la autorización de la administración de medicamentos estadounidense para su píldora contra el COVID-19 "lo antes posible", así como a otras agencias.
  • Las empresas afirman que el medicamento, molnupiravir, ha reducido a la mitad el riesgo de hospitalización o muerte en un ensayo.
  • Si se autoriza, sería la primera píldora antiviral aprobada y diseñada específicamente para tratar el COVID-19.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una píldora contra el COVID-19 desarrollada por Merck y Ridgeback Biotherapeutics ha reducido a la mitad la probabilidad de muerte u hospitalización por el coronavirus en un estudio, según muestran los resultados provisionales.

Las empresas han anunciado este viernes 1 por la mañana que solicitarán una autorización de emergencia a la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense (FDA) "lo antes posible", y que también planean enviar solicitudes a agencias reguladoras en todo el mundo.

Además, han añadido que han detenido el reclutamiento en su estudio antes de tiempo "debido a estos resultados positivos". 

Si obtienen la autorización, su medicamento, el molnupiravir, sería la primera píldora antiviral del mercado diseñada específicamente para tratar a los pacientes con COVID-19.

En el ensayo de fase 3 han participado 775 pacientes adultos de riesgo, no hospitalizados, con COVID-19 "de leve a moderada". Un análisis provisional ha revelado que el fármaco "ha reducido significativamente el riesgo de hospitalización o muerte", según las empresas.

Estas informan de que el 7,3% de los pacientes que recibieron molnupiravir fueron hospitalizados o murieron en un plazo de 29 días, en comparación con el 14,1% de los pacientes tratados con placebo.

La empresa aclara que ninguna de las personas que han recibido molnupiravir ha fallecido, en comparación con 8 muertes entre los pacientes que han recibido placebo, de acuerdo con las empresas.

Todos los participantes en el ensayo tenían al menos un factor de riesgo que hacía más probable que desarrollaran un caso grave de COVID-19, como la obesidad, las enfermedades de salud y la edad avanzada.

Merck y Ridgeback afirman que molnupiravir ha reducido el riesgo de hospitalización y muerte en todos los factores de riesgo subyacentes, y que ha tenido una "eficacia consistente" en las variantes delta, gamma y mu del coronavirus. Delta se ha convertido en la cepa predominante a nivel mundial, dominando respecto a otras en países como España y Estados Unidos.

El gobierno federal de EE. UU. aceptó comprar suficientes píldoras de molnupiravir para tratar a 1,7 millones de personas en un acuerdo de 1.200 millones de dólares (unos 1.035 millones de euros, al cambio actual) en junio, aunque dijo que esto dependía de que el medicamento obtuviera la autorización de uso de emergencia de la FDA.

Las acciones de Merck habían subido un 7,1% en las operaciones previas a la comercialización a las 7.40 a.m. ET (13:40 hora española).

Otros artículos interesantes:

Un fármaco oral experimental se muestra eficaz contra las variantes del coronavirus, incluida delta

Pfizer inicia un estudio para determinar si su pastilla contra el coronavirus puede evitar el contagio de la enfermedad

¿Por qué algunas personas son resistentes al coronavirus? La causa podrían ser unos genes que activan unas 'células asesinas naturales', sugiere un estudio

Te recomendamos

Y además