Pasar al contenido principal

La Airef alerta de la monstruosa deuda que se puede generar en 2048 si no se reforman las pensiones y se controla el déficit público

Imagen de un eclipse solar visto desde el Observatorio Solar Dynamics
Getty Images
  • La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) alerta de la deuda pública del 132% del PIB que se puede generar en 2048 si no se reforman las pensiones y se controla el déficit.
  • Su Observatorio de Deuda presenta tres escenarios para los próximos 30 años para mostrar el efecto de distintos niveles de reducción del gasto público en la deuda pública española.
  • El organismo asegura que se podría alcanzar el objetivo de reducir el peso de la deuda pública al 60% del PIB en 2031, siempre que se cumplan las reglas fiscales y haya reformas en los parámetros del sistema de pensiones.

A lo largo de este año, el Tesoro tiene previsto emitir deuda pública por un importe equivalente al 20% del PIB, es decir, 209.526 millones de euros. Esta emisión bruta supone un 1,6% menos que en 2018, de acuerdo con el objetivo gubernamental de reducir el ratio de deuda pública sobre PIB, que cerró 2018 en el 96,9% y se prevé que acabe este año en el 95,4% del PIB

Sin embargo, ese ritmo de reducción de la deuda pública podría no ser constante a medio y largo plazo.

Así lo ha advertido este jueves la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), que ha publicado la última edición de su Observatorio de Deuda en el que concluye que habrá que tomar medidas para alcanzar el objetivo de reducir la deuda por debajo del 60% del PIB y evitar mayores desviaciones del endeudamiento público.

Leer más: El debate sobre las pensiones: así se calcula tu pensión según lo que cotizas durante tu vida laboral

La Airef pide tomar medidas para que el déficit y las pensiones no disparen la deuda

El informe del organismo calcula el impacto de la deuda pública de las recientes previsiones del gasto en pensiones y, para analizar las opciones posibles, establece tres escenarios de gasto con tres resultados diferentes en su impacto en el PIB.

Su conclusión es abrumadora: si no se toman medidas que corrijan el déficit estructural y que reduzcan el peso de las pensiones, España está abocada a soportar una deuda monstruosa en 3 décadas.

En la actualización de sus proyecciones de deuda, el Observatorio destaca el impacto que supondrá a medio plazo que se hayan vinculado las pensiones a la evolución del IPC. Por ello, la Airef pone el foco en la década de 2030, cuando la generación del baby boom, nacidos en los años 50 y 60, lleguen a jubilarse.

De hecho, el estudio afirma que, si no hay cambios drásticos que compensen la llegada de toda esa generación a la edad de jubilación, "esta deriva implicaría un aumento en la deuda pública acumulado de unos 50 puntos de PIB en 2048".

Partiendo de esa base, la Airef plantea tres versiones distintas de lo que puede suceder en 2048, dependiendo de las iniciativas que se tomen desde la administración.

Primer escenario: la deuda alcanza el 132% del PIB 

Para establecer su primera hipótesis para dentro de 29 años, la Airef pinta el siguiente escenario: los niveles de déficit se mantienen constantes, al igual que el sistema de pensiones y su revalorización ligada a la inflación. Y afirma: "la ratio deuda sobre PIB se estabilizaría en el entorno del 90% hasta 2030, volviéndose creciente a partir de entonces".

Leer más: Las pensiones como responsabilidad personal y no como función del Estado: un experto augura cambios en España antes de 2020

Ese crecimiento del nivel de endeudamiento supondría elevar el gasto en pensiones del actual 10,6% al 13,4% del PIB en 2048, situaría el déficit del sistema de jubilación en el 2,8% y supondría un incremento de 50 puntos de PIB.

Esta suma de factores ayudaría a elevar al 132% el nivel de deuda pública, siempre y cuando se mantenga el saldo primario de las administraciones públicas.

Segundo escenario: la deuda se sitúa en el 73,7% del PIB

En este caso, la Airef plantea que las administraciones sí hayan actuado para contener su déficit estructural mediante el cumplimento estricto de la disciplina fiscal que les permita incluso conseguir y mantener un superávit estructural del 1%. Todo este esfuerzo iría encaminado a mantener la vinculación de las pensiones al IPC para garantizar el poder adquisitivo de los jubilados.

Con estos ingredientes, el Observatorio prevé que se consiga contener la deuda en niveles entre el 70 y el 75% del PIB, lo que todavía está al menos 10 puntos por encima del objetivo del 60% fijado por las instituciones europeas.

Y eso, siempre y cuando las administraciones consigan eludir el déficit, que ha sido estructural durante las últimas décadas, y no haya factores externos que dificulten la situación.

Leer más: Los 34 países con los mejores sistemas de pensiones del mundo

Tercer escenario: la deuda cae al 38,4% del PIB

Para alcanzar esta meta y recudir la deuda pública a los niveles exigidos por la Unión Europea, la Airef asegura que será necesario reformar los parámetros del sistema de pensiones para paliar el impacto del envejecimiento creciente.

Esto supondría ir más allá que la reforma de 2011, en la que se elevó la edad de jubilación para reequilibrarla con la esperanza de vida y se amplió el periodo de cálculo para definir la cuantía de las pensiones.

Con estos condicionantes, el Observatorio prevé que la disciplina fiscal que tendrían que imponerse las administraciones públicas sería más realista, lo que ayudaría a "reducir la ratio de deuda alcanzando el nivel de referencia del 60% del PIB en 2031", asegura el informe. Esto significaría cumplir las metas comunitarias en 12 años y poder situar la deuda en el 38,4% en 2048.

Te puede interesar