Nuevos estudios confirman la efectividad de las vacunas de Pfizer y Moderna frente a las variantes de Sudáfrica y Reino Unido

Vacuna del COVID-19

Reuters/CARLOS OSORIO

  • Estudios recientes sobre las vacunas de Pfizer y Moderna apuntan a la efectividad de sus vacunas frente a las variantes del nuevo coronavirus.
  • Una dosis de refuerzo de Moderna mostró efectividad frente a las cepas de Sudáfrica y Brasil.
  • Dos estudios sobre la candidata de Pfizer encontraron una efectividad de más del 95% de este fármaco para proteger frente a casos graves o incluso fallecimiento de las variantes de Sudáfrica y Reino Unido.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Nuevos estudios sugieren que a pesar de las variantes del nuevo coronavirus, la vacunación se erige como una vía de éxito para lograr poner fin a la pandemia.

Resultados recientes sobre ensayos de las candidatas de Moderna y Pfizer han mostrado resultados esperanzadores sobre la efectividad de estas vacunas frente a las cepas identificadas en Sudáfrica, Brasil o Reino Unido.

Según los datos iniciales de un estudio en Fase 2 anunciados este miércoles por Moderna, una dosis de refuerzo de su vacuna generó una respuesta inmune eficaz frente a las variantes B.1.351 (identificada por primera vez en Sudáfrica) y P.1 (identificada por primera vez en Brasil).

“Nos alientan estos nuevos datos, que refuerzan nuestra confianza en que nuestra estrategia de refuerzo debe proteger contra estas variantes recién detectadas", afirma en nota de prensa Stéphane Bancel, director ejecutivo de Moderna.

"Nuestra plataforma de ARNm permite el diseño rápido de vacunas que incorporan mutaciones virales clave, lo que potencialmente permite un desarrollo más rápido de futuras vacunas alternativas con variantes coincidentes en caso de que sean necesarias", añade.

El CEO de Moderna explica cómo usarán la tecnología ARNm para crear una nueva generación de vacunas contra enfermedades como el VIH que revolucionará la medicina

Los datos iniciales provienen de un estudio en curso en el que se están evaluando tres estrategias para potenciar los títulos neutralizantes en personas previamente vacunadas:

  • inocular una dosis a partir de mRNA-1273.351, un candidato de refuerzo basado en la variante B.1.351 de Sudáfrica, 
  • inocular una dosis de refuerzo de 50 microgramos a partir de mRNA-1273 (la vacuna autorizada de Moderna)
  • o inocular una dosis de mRNA -1273.211, un candidato de refuerzo que combina una mezcla 50-50 de mRNA-1273, la vacuna autorizada de Moderna y mRNA-1273.351 en una sola vacuna.

En los datos conocidos ahora se analizan los resultados de haber administrado 50 microgramos de la candidata actual de Moderna a pacientes ya vacunados con esta. La dosis de refuerzo aumentó las respuestas de anticuerpos neutralizantes contra el virus original, así como contra B.1.351 y P.1.

Asimismo, también se evaluó los efectos de administrar dosis de refuerzo de su otra vacuna, mRNA-1273.351, la cual generó una respuesta inmune aún mejor contra la variante B.1.351 de Sudáfrica, que la candidata actual. 

La vacuna de Moderna requiere dos dosis administradas con semanas de diferencia. Por lo cual, estos pacientes analizados en el ensayo habrían recibido tres dosis en total.

Nuevos estudios también confirman la efectividad de Pfizer 

En líneas similares se colocan dos estudios recientemente publicados sobre la efectividad de las vacunas de Pfizer respecto de nuevas variantes.

Los datos publicados, basados en la administración real de la vacuna en Qatar e Israel, sugieren que el fármaco parece ayudar frente a la variante B.1.1.7, ( identificada por primera vez en el Reino Unido) y B.1.351, (la variante de Sudáfrica).

Uno de los estudios, publicado en el New England Journal of Medicine, analiza información relativa a más de 200.000 personas extraída de la base de datos nacional sobre el COVID-19 de Qatar, desde el 1 de febrero hasta el el 31 de marzo.

El 58,82 % de la población israelí está ya vacunada (Reuters)
El 58,82 % de la población israelí está ya vacunada (Reuters)

Reuters

El análisis de los datos encontró que la vacuna mostró en un 87% y un 89,5% de efectividad para prevenir la infección por B.1.1.7  en aquellas personas que habían recibido la segunda dosis de Pfizer desde hace al menos dos semanas. 

En cuanto al éxito frente a la variante sudafricana ( B.1.351) la eficacia descendió hasta colocarse entre un 72,1% y un 75%. A pesar de esta caída, los resultados han sido asimilados como positivos.

"Estamos hablando de una variante que probablemente sea la más incómoda de todas las variantes preocupantes. No es el 95% que esperábamos, pero el 75% es realmente genial", afirma a The New York Times Laith Abu-Raddad, epidemiólogo de enfermedades infecciosas en Weill Cornell Medicine-Qatar.

La científica detrás de la vacuna de Pfizer afirma que es probable que se necesite una tercera dosis y recordatorios anuales

La segunda investigación, publicada en The Lancet, fue realizada en colaboración entre el Ministerio de Salud de Israel y Pfizer. El estudio se basa en 230.000 casos de coronavirus en Israel detectados entre el 24 de enero y el 3 de abril. Durante ese período, la variante B.1.1.7 representó casi el 95% de los casos de coronavirus del país.

Los resultados señalan que la vacuna de Pfizer muestra más de 95% de efectividad para proteger contra la infección, la hospitalización e incluso el fallecimiento en personas de más de 16 años vacunadas con las dos dosis. 

En personas de más de 85 años la efectividad de la vacuna fue de más del 94% para estos mismos parámetros.

Otros artículos interesantes:

Los datos en el mundo real sugieren que los efectos secundarios de las vacunas de Pfizer y AstraZeneca no son tan graves como se esperaban

Cómo aliviar los efectos secundarios de la vacuna contra el COVID-19: consejos médicos para evitar tomar analgésicos

Uno de los creadores de la vacuna de Pfizer pone fecha al fin de la pandemia