Los datos en el mundo real sugieren que los efectos secundarios de las vacunas de Pfizer y AstraZeneca no son tan graves como se esperaban

Un chico joven recibe una vacuna contra el COVID-19
Un chico joven recibe una vacuna contra el COVID-19

REUTERS/Hannah Beier

  • Los efectos secundarios de las vacunas de Pfizer y AstraZeneca son menos frecuentes en el mundo real que en los ensayos.
  • La investigación evidencia que una de cada 4 personas que han recibido cualquiera de estas 2 inyecciones ha informado de efectos secundarios leves.
  • Otras candidatas también podrían tener tasas de síntomas secundarios inferiores a las indicadas en los ensayos clínicos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El número de personas que declaran haber sufrido efectos secundarios tras recibir las vacunas de Pfizer o AstraZeneca es menor en el mundo real que en los ensayos clínicos, según uno de los últimos estudios publicados.

Alrededor de una de cada 4 personas inoculadas con cualquiera de estas 2 vacunas informa de efectos secundarios sistémicos leves después de sus inyecciones contra el COVID-19, según la investigación que se ha publicado esta semana en la revista The Lancet Infectious Diseases

Esto quiere decir, como reacción sistémica, que incluye los síntomas que afectan a todo el cuerpo, por lo que el dolor en el lugar de la inyección que experimenta la mayoría de la gente no se suman a la cifra.

El hallazgo se basa en los datos de la aplicación ZOE COVID Symptom Study. En ella, más de 620.000 personas en Reino Unido han compartido los efectos secundarios de las vacunas que han recibido.

Cómo aliviar los efectos secundarios de la vacuna contra el COVID-19: consejos médicos para evitar tomar analgésicos

Los datos ponen en relieve que un número mucho menor de personas declaran estar cansadas en comparación con los reportes recogidos en los ensayos clínicos

Aproximadamente el 14% de los usuarios de la aplicación dicen que han experimentado fatiga después de su segunda inyección de Pfizer, mientras que el 63% dice sentirse fatigado después de cualquiera de las dosis durante los ensayos clínicos de la compañía. 

Entre los receptores de AstraZeneca, alrededor del 21% ha documentado fatiga a través de la app, en comparación con el 53% que lo hicieron durante los ensayos.

"Los datos deberían tranquilizar a muchas personas, ya que en el mundo real los efectos posteriores a la vacuna suelen ser leves y de corta duración, especialmente en las personas mayores de 50 años, que son las que corren más riesgo de contraer la infección", explicita en un comunicado Tim Spector, autor principal del estudio y epidemiólogo del King's College de Londres. 

Los efectos secundarios más comunes son los dolores de cabeza y la fatiga

Los dolores de cabeza han sido uno de los efectos secundarios más comunes de la vacuna de Pfizer reportados en la aplicación ZOE. 

Según el estudio de The Lancet, alrededor del 13% de los receptores de la vacuna afirman haber experimentado dolor de cabeza después de su segunda dosis, una porción mucho más baja que en el ensayo, donde el 55% de los voluntarios reportaron dolores de cabeza. 

Algo menos del 23% de los inoculados con AstraZeneca han registrado dolores de cabeza a través de la aplicación, en comparación con el casi 53% que experimentaron dolores de cabeza en los ensayos.

Los efectos secundarios más comunes que se pueden esperar de la vacuna contra el coronavirus, según tu edad y la dosis que recibas

En el mundo real, también son menos los que declaran dolor en el lugar de la inyección

La mayoría de los participantes en el ensayo de Pfizer —el 84%— experimentaron algún dolor en el lugar de la inyección después de las recibir las diferentes dosis. 

En los datos del mundo real, el 57% de los inmunizados ha reportado dolor en el lugar de la inyección después de su primera dosis de Pfizer, y el 51% después de la segunda. Lo mismo para la vacuna de AstraZeneca.

Sin embargo, dado que todos los datos del mundo real han sido autoregistrados en la aplicación ZOE, cabe la posibilidad de que algunas personas olvidaran registrar sus efectos secundarios u optaran por no registrarlos todos.

19 errores comunes que comete la gente que se contagia con el COVID-19

Como el estudio de The Lancet se ha llevado a cabo en Reino Unido, no ha incluido datos sobre las vacunas de Moderna o Johnson & Johnson, dado que ninguna de estas candidatas ha sido autorizada para su administración en el país. 

En los ensayos clínicos de J&J, menos del 50% de los voluntarios han declarado tener dolor en el brazo y alrededor del 38% dolores de cabeza y fatiga. 

En los de Moderna, por su parte, casi el 92% de las personas que participaron en los ensayos clínicos han informado de dolores en el lugar de la inyección después de la segunda dosis, mientras que casi el 69% dicen tener fatiga y el 63% dolores de cabeza.

Sin embargo, si la tendencia observada entre los receptores de Pfizer y AstraZeneca se mantiene para estas otras vacunas, puede que los receptores en el mundo real en general informen de menos efectos secundarios que en los ensayos clínicos.

Otros artículos interesantes:

9 síntomas de que la vacuna contra el COVID-19 está haciendo efecto

10 síntomas que debes vigilar tras las vacunas contra COVID-19 aunque sean poco frecuentes

23 efectos secundarios de menos a más graves de las vacunas contra COVID-19, según los prospectos de CIMA

Te recomendamos

Y además