Cómo aliviar los efectos secundarios de la vacuna contra el COVID-19: consejos médicos para evitar tomar analgésicos

Una chica espera tras recibir la vacuna contra el COVID-19.

REUTERS/Cindy Liu

  • Es normal tener efectos secundarios durante unas 48 horas después de recibir la vacuna contra el nuevo coronavirus.
  • Pero hay formas de minimizar estas molestias, como mover el brazo o darte duchas calientes.
  • De ser posible, los expertos médicos recomiendan evitar los analgésicos y el ejercicio intenso.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Primero en Upday Cintillo

Nuestros sistemas inmunitarios son únicos. Por ende, cada persona responde de forma diferente a las vacunas contra el nuevo coronavirus.

Los efectos secundarios que se pueden experimentar después de recibir una vacuna pueden depender de categorías generales —como la edad y el sexo— y también de características más individuales —como los genes o los antecedentes de exposición a infecciones—. 

En general, según los expertos médicos, es normal sentirse incómodo hasta 48 horas después de la inyección. Eso suele ser una señal de que la vacuna está haciendo su trabajo

Los efectos secundarios más comunes son el dolor en el lugar de la inyección, la fatiga y los dolores de cabeza. En el caso de las vacunas de Pfizer o Moderna, los inmunizados se suelen sentir más decaídos después de la segunda dosis. 

19 errores comunes que comete la gente que se contagia con el COVID-19

"Esa sensación de malestar, fatiga y fiebre es la respuesta inmunitaria de tu cuerpo", explica a Business Insider la doctora Sharon Nachman, jefa de enfermedades infecciosas pediátricas del Hospital Infantil Stony Brook, Nueva York, Estados Unidos.

Pero hay formas de minimizar las molestias, según los expertos. Estos son algunos de los consejos que dan para controlar los efectos secundarios de las vacunas contra el COVID-19:

A ser posible, evita los analgésicos

Mujer con mascarilla en el sofá con su gato.

Getty

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) no recomiendan tomar analgésicos antes de la vacuna. Esto se debe a que los medicamentos como el paracetamol, el ibuprofeno o el naproxeno pueden disminuir la respuesta inmunitaria cuando se espera que el cuerpo haga lo contrario.

Todas las diferencias entre las vacunas contra el COVID-19 resumidas en una sencilla tabla que puedes llevar a tu cita de vacunación

Si necesitas tomar un analgésico después de la vacuna, Nachman dice que el paracetamol es el que menos puede interferir con tu respuesta inmunitaria.

"Inmediatamente después de la vacuna, preferiría que no tomaras nada", aclara. "Al día siguiente, sin embargo, si sientes que tienes que tomar algo, preferiría que fuese paracetamol".

En general, los expertos recomiendan probar primero algunos métodos naturales para aliviar el dolor. Como la nutrición y la alimentación: esto es lo que podrías comer antes y después de la vacuna contra el COVID-19 para reducir los efectos secundarios.

Remedios para los brazos doloridos: hielo y movimiento

Administración de una vacuna.
Administración de una vacuna.

Getty/David Greedy

Cuando la vacuna entra en el brazo, el flujo sanguíneo aumenta y las células inmunitarias acuden a la llamada. Esto puede provocar dolor en el lugar de la inyección, el efecto secundario más común de las 4 vacunas contra el coronavirus en despliegue en España

Los CDC indican colocar un paño limpio y frío sobre la zona donde se ha recibido la inyección para reducir el dolor. Una bolsa de hielo también funciona, según las recomendaciones a través de Twitter del Dra. Lipi Roy, médico de medicina interna de la ciudad de Nueva York, EEUU.

12 datos que tienes que conocer antes de ponerte las vacunas de Pfizer, AstraZeneca, Moderna y Janssen, según los prospectos de CIMA

Los expertos también aconsejan mover el brazo vacunado para estimular el flujo sanguíneo.

"Al mover el brazo, ayuda a dispersar más rápido esa zona de inflamación local", detalla a Business Insider el doctor Daniel Summers, pediatra de Maine, EEUU.

Pero no masajear la zona de la vacuna con la mano, aclara, ya que eso podría empeorar la inflamación y el dolor.

Las duchas calientes pueden ayudar con el dolor muscular

Hombre dándose una ducha fría.
Getty

El dolor muscular es otro de los efectos secundarios más comunes de las vacunas del COVID-19. Alrededor del 60% de los participantes en el ensayo clínico de Moderna, el 38% de los participantes de Pfizer y un tercio de los participantes de Johnson & Johnson han reportado este síntoma. Asimismo, tras la primera dosis de AstraZeneca está presente en más de un 34%.

Los efectos secundarios más comunes que se pueden esperar de la vacuna contra el coronavirus, según tu edad y la dosis que recibas

Algunos médicos recomiendan baños de sal de Epsom —sal inglesa, fuente de magnesio— para aliviar los dolores musculares o corporales, pero Nachman tiene un remedio aún más sencillo.

"La verdad es que sólo le digo a la gente que se dé una buena ducha caliente", cuenta. "Es accesible para todo el mundo y relativamente barato y la mayoría de la gente se siente mejor después".

Comprueba si tu lengua presenta signos de deshidratación

Chica mirándose en el espejo la boca.
Getty

Los expertos sugieren beber mucho líquido antes y después de recibir la vacuna

Los efectos secundarios, como la fiebre y las náuseas, pueden hacer que te deshidrates. O, si ya estás deshidratado, eso también puede empeorar tus efectos secundarios.

Qué podrías comer antes y después de la vacuna contra el COVID-19 para reducir los efectos secundarios

Nachman dice que hay un truco fácil para saber si deberías beber más agua.

"Si sacas la lengua en el espejo y tu lengua es blanca, no estás hidratado".

Haz poco ejercicio

Un hombre hace ejercicio en un gimnasio con una mascarilla puesta.
Un hombre hace ejercicio en un gimnasio con una mascarilla puesta.

Roberto Serra/Iguana Press/Getty Images

Hacer ejercicio después de la inyección no es necesariamente una mala idea, siempre y cuando te sientas capaz de hacerlo.

Aun así, los expertos sugieren no esforzarse más allá del nivel normal de actividad. Incluso si estás acostumbrado a hacer mucho ejercicio, puntualiza Nachman, es importante escuchar a tu cuerpo.

Todo lo que debes saber antes de hacer deporte y ejercicio con mascarilla

"Si estás acostumbrado a hacer un paseo de 40 millas en bicicleta [unos 64 kilómetros], este puede no ser el día para hacerlo", dice. 

"Si tu cuerpo dice 'no puedo salir de la cama', no te presiones para subirte a la cinta de correr y hacer una carrera o salir a montar en bicicleta. Tómatelo con calma ese día".

Planifica una baja laboral o un día libre después de tu segunda dosis

Un hombre en una cafetería con una mascarilla y un ordenador.

REUTERS/Callaghan O'Hare

Un informe reciente de los CDC ha examinado los efectos secundarios de entre más de 1,9 millones de estadounidenses que habían recibido las 2 dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna

Por lo general, los efectos secundarios han sido más numerosos y graves después de la segunda dosis de cualquiera de las 2 vacunas.

La única excepción es si el paciente había tenido o no el COVID-19 antes de la inoculación. 

Por qué las mujeres y los jóvenes tienden a experimentar efectos secundarios más graves con las vacunas contra el COVID-19

Un pequeño estudio de la Escuela de Medicina Icahn del Mount Sinai ha descubierto que los efectos secundarios de la vacuna, como la fatiga, los dolores de cabeza y los escalofríos, son más comunes después de la primera dosis entre las personas con inmunidad preexistente al coronavirus que entre aquellos que nunca se habían infectado. 

En cualquier caso, los expertos médicos señalan que hay que prever una baja laboral o un día libre si uno se siente decaído.

"Tómate el día de baja porque serás menos eficaz en el trabajo que estás haciendo", reconoce Nachman.

Llama al médico si los efectos secundarios persisten después de unos días

Una sanitaria vacuna con la vacuna de AstraZeneca a una mujer en Bolonia, Italia.
Una sanitaria vacuna con la vacuna de AstraZeneca a una mujer en Bolonia, Italia.

Michele Lapini/Getty Images

Los CDC recomiendan llamar al médico si el enrojecimiento o la sensibilidad en el lugar de la inyección empeoran 24 horas después de la administración de la vacuna.

No obstante, según Nachman, también hay pacientes que desarrollan erupciones que tardan más o menos una semana en resolverse. Sobre todo, apunta, más después de la vacuna de Moderna que de la de Pfizer. Pero desconoce los datos para la monodosis de Johnson & Johnson y la candidata de AstraZeneca. 

10 síntomas que debes vigilar tras las vacunas contra COVID-19 aunque sean poco frecuentes

Por lo general, un sarpullido no es motivo de preocupación a menos que también se presente fiebre, aclara.

"Vemos el enrojecimiento local. Vemos sensibilidad local, sin duda. También un poco de sarpullido. ¿Pero la combinación de todo esto con fiebre? Eso sería un factor desencadenante para que fuera a un médico", explica Nachman.

Los CDC también recomiendan llamar a un especialista si los efectos secundarios no desaparecen después de unos días. Aunque para la mayoría de los casos los efectos secundarios son una respuesta bienvenida.

"Recuerda que es tu sistema inmunitario el que se reactiva", especifica Nachman. "Has hecho un gran trabajo inmunológico. Estamos contentos".

Julia Naftulin colaboró en la redacción de este artículo.

LEER TAMBIÉN: 19 errores comunes que comete la gente que se contagia con el COVID-19

LEER TAMBIÉN: 7 cosas que tienes que saber para convivir con el coronavirus en el futuro

LEER TAMBIÉN: Por qué las mujeres y los jóvenes tienden a experimentar efectos secundarios más graves con las vacunas contra el COVID-19

VER AHORA: Qué es Twitch y por qué está tan de moda