Fiebre: guía de síntomas, tratamiento y cuándo debes acudir al médico

Fever 04

Yuqing Liu/Insider

  • La fiebre generalmente se considera una temperatura corporal de más de 38 grados Celsius para niños y adultos, causada comúnmente por infecciones virales o bacterianas.
  • La mayoría de las veces, tener fiebre no es motivo de gran preocupación y debería desaparecer a medida que se recupere en varios días, pero hay otras ocasiones en las que debe buscar atención médica.
  • Este artículo fue revisado médicamente por Jason R. McKnight, médico de medicina familiar y profesor asistente clínico en el Texas A&M College of Medicine (EEUU).
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Aunque tener fiebre significa que la temperatura de tu cuerpo está por encima de lo normal, no necesariamente conlleva que tengas una enfermedad grave como COVID-19.

Hay muchas afecciones comunes que pueden causar fiebre, como la gripe o una intoxicación alimentaria. Incluso experimentar estrés, tener la regla o hacer ejercicio puede elevar tu temperatura corporal.

Esto es lo que necesitas saber para determinar la causa de tu fiebre y tratarla de manera eficaz.

¿A partir de qué temperatura se considera fiebre?

Aunque la temperatura corporal normal exacta puede variar de persona a persona, generalmente se considera que es de 37º C.

Las siguientes temperaturas corporales marcan en general los distintos grados de fiebre:

 

Fiebre en niños y adultos
  Normal Fiebre  Fiebre alta
Adultos 36,4ºC - 37,2º C  > 37,5º C   > 40º C
Niños 35,7ºC - 37,5ºC > 37,5º C > 40º C

Al igual que con la temperatura corporal normal (que en algunas personas puede estar por debajo de los 36,4º C), no todo el mundo experimentará fiebre alta o baja exactamente en el mismo punto. Por ello, es importante tener en cuenta los síntomas y consultar siempre con un médico si estás preocupado.

Cuando se toma la temperatura, los termómetros orales y rectales brindan resultados más precisos que los termómetros de frente, oído o axila. Para los recién nacidos y bebés, los termómetros rectales pueden ser más efectivos, y para los adultos o niños mayores de 4 años, un termómetro oral es la mejor opción.

Debes esperar 30 minutos tras comer, beber o hacer ejercicio antes de medirte la temperatura y al menos 6 horas después de tomar medicamentos que pueden bajar la temperatura, como la aspirina, el paracetamol o el ibuprofeno.

Síntomas de la fiebre

Sin embargo, sin necesidad de tomarte la temperatura, algunos signos en tu cuerpo pueden indicarte que tienes fiebre. Los siguientes síntomas a menudo acompañan a esta:

  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Debilidad
  • Resfriado
  • Transpiración
  • Mejillas enrojecidas

También puedes percibir su tu frente esta caliente al tacto, aunque esta es una medida más subjetiva.

"Encuentro más sensible utilizar el dorso que la palma de la mano, y es más fácil para mí así notar la diferencia de temperatura", afirma Monique May, médico de familia con sede en Carolina del Norte (EEUU).

Si sientes calor en la frente y también experimentas varios de estos síntomas, es probable que tengas fiebre. Sin embargo, si no tiene muchos de estos síntomas y simplemente te sientes un poco caliente, es probable que se deba a un esfuerzo físico, a llevar exceso de ropa o a sentirte estresado o escitado.

¿Qué causa la fiebre?

La fiebre ocurre con mayor frecuencia cuando tu cuerpo está luchando contra una infección viral o bacteriana. Tu hipotálamo, el área de tu cerebro que sirve como termostato de tu organismo, reacciona a una infección aumentando la temperatura.

"Es una de las formas en que tu cuerpo te convierte en un huésped inhóspito para las infecciones bacterianas o virales", explica la especialista en medicina interna Michelle N. Brooks, profesora asistente en VCU Health.

Las siguientes son algunas de las enfermedades que suelen ir acompañadas de fiebre:

  • Gripe
  • Bronquitis
  • Varicela
  • Comida en mal estado
  • Faringitis estreptocócica
  • Sarampión

Tus síntomas pueden ayudarte a determinar qué está causando la fiebre según tus síntomas. Por ejemplo, toser podría indicar una infección respiratoria, o dolor al orinar podría indicar una infección del tracto urinario (ITU).

Prestar atención a estos síntomas puede ayudarte a localizar qué está causando la infección, dice Brooks. También puede ayudarte a determinar la diferencia entre afecciones comunes, como la gripe, el resfriado común o las alergias, e incluso el COVID-19.

Para ayudar a determinar la causa de tu fiebre, tu médico puede escuchar síntomas como sibilancias, dificultad para respirar o si estás pensando con claridad o pareces apagado. Si no puedes o quieres acudir a la consulta médica, siempre puedes optar por una cita telefónica o en vídeo.

 8 situaciones en las que nunca, bajo ningún concepto, deberías tomar aspirina

"La mejor manera es realizar una visita por vídeo", dice May. "De esa manera, el médico puede ver cómo se ve el paciente y evaluar aspectos como el nivel de atención o si la persona está pálida".

Durante una visita médica, May explica que tu médico puede hacerte algunas de las siguientes preguntas para averiguar qué está causando tu fiebre:

  • ¿Cuándo empezó la fiebre?
  • ¿Qué otros síntomas tienes?
  • ¿Has estado expuesto a personas enfermas en casa, el trabajo o el colegio?
  • ¿Has tenido alguna exposición conocida al COVID-19?
  • ¿Tienes alguna otra condición médica, como diabetes o cáncer?
  • ¿Tomas otros medicamentos, como esteroides o inmunosupresores?
  • ¿Has viajado recientemente?
  • ¿Ha estado fuera del país en las últimas tres semanas?

Cómo bajar la fiebre

La fiebre suele durar de uno a tres días antes de desaparecer por sí sola. De hecho, puede ser mejor no bajar la fiebre para que tu cuerpo pueda continuar combatiendo la infección o el virus que la está causando.

Motivos por los que no debes llevar a tu hijo al colegio más allá de los síntomas compatibles con el coronavirus

Pero si la fiebre te incomoda, existen medicamentos y remedios caseros que pueden ayudar a bajar la temperatura y hacer que te sientas mejor.

Medicamentos

En las farmacias encuentran disponibles medicamentos de venta libre y recetados que pueden ayudar a reducir la fiebre. Asegúrate de tomarlos siguiendo las instrucciones de la etiqueta o la recomendaciones médicas.

Estos medicamentos incluyen:

  • Paracetamol (acetaminofén): estos analgésicos ayudan a enfriar tu cuerpo al activar el hipotálamo, el área de tu cerebro que sirve como termostato de tu organismo, para bajar su temperatura.
  • Ibuprofeno (ibuprofeno): estos medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) reducen la fiebre al bloquear la enzima que crea las prostaglandinas, las sustancias químicas en tu cuerpo que causan la fiebre. "Por lo general, recomendamos alternar acetaminofén e ibuprofeno", recomienda Brooks. Las personas con problemas hepáticos o renales pueden ocasionalmente tomar acetaminofén y otros analgésicos similares, pero siempre deben consultar con su médico antes de tomar cualquier analgésico sin receta, ya que podrían causar hepatitis tóxica o reducción del flujo sanguíneo a los riñones.
  • Aspirina: este es un AINE que también reduce la fiebre al bloquear la enzima que crea las prostaglandinas. Nunca le dé aspirina a niños o adolescentes con fiebre porque podría desencadenar un trastorno poco común pero potencialmente fatal llamado síndrome de Reye.
  • Antibióticos: si la causa de tu fiebre es una infección bacteriana, como faringitis estreptocócica o neumonía, tu médico puede recetarte un antibiótico para acabar con la infección.
  • Medicamentos antivirales: si tu fiebre es causada por una infección viral, como la influenza, tu médico puede recetarte medicamentos para destruir el virus.

Remedios caseros

Los siguientes remedios caseros también pueden ayudar a aliviar el malestar causado por la fiebre:

  • Beber mucho líquido: es importante beber agua, zumos o caldo porque la fiebre puede deshidratarte.
  • Tomar un baño de agua tibia: esto ayudará a enfriar tu cuerpo si tienes fiebre. No uses agua fría, porque harás que tu cuerpo se caliente y no dejes a tu hijo sin supervisión en la bañera.
  • Descansa mucho: la actividad física puede elevar la temperatura corporal, por lo que es importante descansar mucho cuando tienes fiebre.
  • Mantente fresco: usa ropa lifera y duerme solo con una sábana o manta delgada. Enciende un ventilador de techo o un ventilador portátil para mover el aire y sentirte más fresco.

Cuándo acudir al médico

Si tu fiebre persiste durante más de siete días, notifícalo a un médico, aconseja May. Lo mismo si vas a tomar ibuprofeno o paracetamol para mantener baja la fiebre durante más de tres a cinco días.

Tener fiebre durante más de una semana o tener los siguientes síntomas junto con fiebre puede indicar un problema de salud grave, como:

  • Neumonía
  • Meningitis
  • Infección de la piel o del sistema linfático
  • Infección renal
  • Un tumor maligno

En bebés

Debes buscar ayuda médica de inmediato si tu bebé tiene menos de 3 meses y tiene una fiebre de 38º C o más.

También debes consultar a un médico si un bebé de más edad tiene fiebre y muestra síntomas de deshidratación. Estos síntomas pueden incluir tener un pañal seco durante más de ocho horas, negarse a beber líquidos o llorar sin lágrimas.

En niños

Si tu hijo tiene fiebre y muestra alguno de estos síntomas, debes llevarle a un médico:

  • Actúa inquieto o de forma anormal, incluso después de tomar medicamentos para bajar la fiebre
  • Signos de deshidratación como negarse a beber líquidos o llorar sin lágrimas
  • Dolor de cabeza o rigidez en el cuello
  • Dolor abdominal

También debes consultar a un médico si la fiebre de tu hijo dura más de cinco días consecutivos.

En adultos

Debes consultar a tu médico si tienes fiebre y alguno de los siguientes síntomas:

  • Respiras con dificultad
  • Dolor en el pecho
  • Dolor de cabeza intenso
  • Confusión
  • Vómitos continuados
  • Rigidez en el cuello o sensibilidad a la luz, que son síntomas de meningitis, una inflamación grave de los líquidos y las membranas que rodean el cerebro o la médula espinal.
  • Erupción cutanea

Como conclusión

La fiebre es la forma natural en la que tu cuerpo combate una infección. A menos que te haga sentir incómodo, por lo general no necesitas tratarla. 

Pero si tu fiebre persiste durante más de una semana, la fiebre de tu hijo dura más de cinco días o si tienes alguno de los síntomas anteriores, debes consultar a un médico. Recuerda que es uno de los síntomas frecuentes ligados a la infección de coronavirus.

Una vez que tu temperatura vuelva a la normalidad por sí sola, sin la necesidad de medicamentos para bajarla, es probable que tu enfermedad desaparezca.

Los 'dedos de los pies COVID' no es la única inflamación en la piel de los pacientes de coronavirus: los contagiados de larga duración también sufren sarpullidos

Sin embargo, May asegura que si tu fiebre puede deberse a una infección viral, para evitar infectar a otras personas, debes esperar de 24 a 48 horas antes de regresar al trabajo, la escuela o a mantener contacto cercano con otras personas.

Otros artículos interesantes:

Por qué los resultados de Pfizer son una buena noticia para las demás vacunas contra el coronavirus

10 preguntas cruciales (y sus respuestas) sobre coronavirus y alimentación que te ayudarán a protegerte mejor frente al contagio

Uno de cada 5 pacientes con COVID-19 desarrolla una enfermedad mental en 90 días, según un estudio publicado en 'The Lancet'

Te recomendamos

Y además