Pasar al contenido principal

Prevenir futuras pandemias costaría 30.000 millones al año, mucho menos de lo que está suponiendo el coronavirus para la economía mundial

Una enfermera trata a un paciente de coronavirus en un hospital de campaña en Kenia
Reuters

  • Prevenir futuras pandemias requeriría de una inversión de 30.000 millones de dólares anuales, según un nuevo estudio. 
  • La investigación cifra en 5,6 billones de dólares el dinero destinado a la respuesta del COVID-19 solo en este año, y cree que los costes económicos y de mortalidad podrían llegar a los 20 billones. 
  • Los autores piden invertir en prevención reduciendo la deforestación y conservando el medio ambiente, ya que el riesgo de zoonosis cada vez es mayor por la interacción del ser humano con el mundo animal. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las epidemias de las últimas décadas y la actual pandemia de coronavirus que está viviendo el mundo debería hacer despertar a los países para que inviertan en políticas de prevención, según un nuevo estudio publicado en Science que profundiza en cuánto costaría evitar crisis sanitarias de este tipo. 

El consenso científico es claro: estas pandemias son fruto de zoonosis—enfermedades animales que dan el salto a los humanos—y la interacción cada vez mayor del mundo humano con el animal hace que el riesgo de nuevas enfermedades de este tipo vaya a más

La investigación estima que el mundo podría perder 5,6 billones de dólares solo este año en la respuesta a COVID-19, y el total de los costes económicos y de mortalidad podría llegar a ser de 10 a 20 billones de dólares.

En cambio, invertir en políticas de prevención costaría unos 30.000 millones de dólares anuales, asegura el estudio, que propone una serie de estrategias que se basan en la comprensión de que la creciente interacción de los humanos con el medio ambiente aumenta el riesgo de estas enfermedades emergentes. 

Leer más: Los anticuerpos contra el coronavirus desaparecen rápido y crece la preocupación por la pérdida de inmunidad

"Si estás en estrecho contacto con la vida silvestre, la posibilidad de que una cepa recién mutada salte a la gente, que luego puede propagarse entre la población, aumenta mucho", dice Lee Hannah, científico de la organización sin ánimo de lucro Conservation International y uno de los autores del nuevo estudio, a Fast Company. 

La deforestación es una de las grandes responsables de este fenómeno y el nuevo estudio aboga por atacar esta actividad de forma directa invirtiendo entre 10.000 y 15.000 dólares anuales en reducirla. 

Los autores también abogan por mejores programas de conservación de medio ambiente, por prohibir el comercio de animales salvajes y por la creación de bibliotecas de muestras de virus que permitan identificar con más rapidez el origen de una nueva enfermedad cuando aparezca. 

Y además