Pasar al contenido principal

El "principal riesgo individual" para los inversores está pasando inadvertido y Morgan Stanley advierte de que podría provocar una recesión en pocos meses

Un trader se frota los ojos ante las malas noticias en bolsa
Erik de Castro/Reuters
  • El crecimiento de los ingresos de las compañías de pequeña capitalización ha sido negativo durante 2 trimestres consecutivos, y se espera que se caiga nuevamente cuando las compañías presenten sus cifras del tercer trimestre.
  • Según los estrategas de renta variable de Morgan Stanley, esta tendencia es el mayor riesgo individual para la expansión económica que no se está analizando en los círculos financieros.
  • Esta recesión de ganancias también es la base de su visión bajista respecto a las acciones.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los constantes titulares que rodean la guerra comercial de EE.UU. con China han eclipsado temporalmente otro peligro que se está gestando en su país de origen.

Aunque la geopolítica ha sido el motivo principal de los recientes movimientos del mercado, la atención se va a centrar en las próximas semanas en el crecimiento de los ingresos corporativos.

Los estrategas de renta variable de Morgan Stanley prevén que los resultados del tercer trimestre mostrarán una desaceleración definitiva en el crecimiento del beneficio para las empresas cotizadas más grandes.

Leer más: Estas son las compañías con mayor capitalización bursátil en cada país de Europa

Pero esperan que la situación sea todavía peor para las compañías más pequeñas, que ya han sufrido 2 trimestres consecutivos de crecimiento negativo de ingresos. Se estima que el crecimiento de los ingresos por acción para el índice S&P 1000, que combina las empresas de mediana y baja capitalización, sea de un -8% interanual en el tercer trimestre.

"En nuestra opinión, este es el mayor riesgo para la expansión económica que no se discute en los círculos financieros convencionales", afirmó Michael Wilson, estratega jefe de renta variable de Morgan Stanley, en un informe reciente a sus clientes.

"También es el área de la que tenemos convicción, sin importar lo que pase con el comercio, es decir, está habiendo una recesión en los ingresos y es probable que empeore antes de mejorar".

Las acciones de baja capitalización se han quedado significativamente atrás respecto a las de alta capitalización durante el último año en medio de una preocupación generalizada de que la guerra comercial hunda la economía global. Las empresas más pequeñas y más orientadas al mercado interno estaban en la línea de fuego cuando los inversores saltaron a bonos y otros activos que se consideran más seguros.

Leer más: 3 señales que los analistas creen que son una advertencia de la próxima recesión

Una prolongada caída de los ingresos podría poner en peligro la contribución de los pequeños inversores a la economía si las empresas responden disminuyendo la contratación. Este último es un gran riesgo para una economía que se ha mantenido principalmente por la contribución del gasto del consumidor.

La recesión de los ingresos que Wilson espera que afecte a las empresas de baja capitalización forma parte de de su cautelosa opinión sobre el mercado de valores en conjunto. Si varias compañías no cumplen con las expectativas y no ofrecen una perspectiva optimistasobre los próximos meses, los inversores podrían experimentar una difícil temporada de resultados.

Pero Wall Street se ha dado cuenta de que no todo está bien en el terreno de la baja capitalización. Las expectativas de ingresos para las empresas más pequeñas respecto a las más grandes se han reducido en este año, como muestra el siguiente gráfico.

Evolución de los ingresos de las compañías de alta y baja capitalización
Morgan Stanley

Una moderación significativa de la guerra comercial podría suponer un alivio a los inversores. En ausencia de eso, será difícil evitar una recesión en 2020, según Wilson.

Parece que los inversores ya están oliéndose este riesgo de recesión, huyendo de las acciones más expuestas a la economía estadounidense.

Leer más: 5 indicadores que pueden predecir una recesión en los mercados y alguno ya ofrece señales preocupantes

Pero Wilson también reconoce que una distensión comercial podría no ser la solución que parece ser. Otra prórroga en los aranceles puede llevar a las empresas a reducir sus gastos, ya que no tendrán la misma urgencia para cumplir un plazo.

Teniendo en cuenta estos riesgos, Wilson dice que todavía merece la pena que los inversores mantengan una postura defensiva. La pregunta clave ahora es si el crecimiento se recupera o se hunde más profundamente ante una recesión a nivel global y en EE.UU..

El riesgo de este último escenario es más alto, en su opinión.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Y además