Las prisas de Amazon por volver a las oficinas despiertan inquietud entre los trabajadores

Andy Jassy, CEO de Amazon.
Andy Jassy, CEO de Amazon.

Reuters

  • El precipitado plan de retorno a la oficina de Amazon está provocando un creciente malestar entre los empleados.
  • A los trabajadores les preocupa cómo se utilizarán los datos de las tarjetas de identificación y si oponerse al plan provocará evaluaciones de rendimiento negativas.

A principios de este mes, un empleado de Amazon publicó una pregunta en un canal interno de Slack. Preguntaba si alguien había sido puesto en un plan de mejora del rendimiento después de expresar su descontento por la orden de regreso a la oficina dada por la compañía. 

"¿Alguien está experimentando un trato diferente debido a haber expresado preocupaciones sobre el RTO (Return to Office, plan de vuelta a la oficina, por sus siglas en inglés)?", preguntó esta persona en el canal de Slack llamado remote-advocacy, según una captura de pantalla vista por Business Insider.

Uno de los empleados en el canal de Slack respondió que sí, que había recibido un bajón en su calificación de rendimiento después de compartir ciertas preocupaciones sobre el RTO con su jefe.

"Algunos lo entenderán, pero otros también podrían empezar a evaluarte negativamente", respondió esta persona.

En un correo electrónico remitido a Business Insider, un portavoz de Amazon explica que las calificaciones se basan únicamente en el rendimiento de los trabajadores, e insiste en que es "inexacto" sugerir que otros factores, como discutir los detalles del plan de retorno a la oficina, afecten a sus calificaciones individuales.

Sin embargo, estos temores son solo algunas de las muchas formas en que los empleados de Amazon han expresado su confusión y ansiedad por la repentina política de retorno de la compañía. En concreto, les inquietan las posibles repercusiones para aquellos que no puedan cumplir de inmediato con ella. La orden se anunció en febrero y obliga a los trabajadores a estar en la oficina al menos 3 veces por semana a partir de mayo.

Los empleados también han expresado su preocupación por la forma en que se utilizan sus tarjetas de identificación para controlar su asistencia y por cómo se verán obligados a mudarse o desplazarse quienes creían haber sido contratados para puestos remotos a tiempo completo, algunos de los cuales viven a horas de distancia de sus oficinas asignadas. Otros se preguntan si los edificios de oficinas estarán preparados para acoger a todo el mundo la semana que viene.

Las dificultades de Amazon para llevar a cabo la transición al retorno a la oficina también permiten vislumbrar los retos que pueden experimentar otras empresas a la hora de aplicar políticas similares en el futuro.

Con todo y con eso, el consejero delegado de Amazon, Andy Jassy, parece decidido a aplicar la política de RTO según lo previsto. En una comunicación con sus accionistas este mes, Jassy ha reiterado este compromiso mencionando la vuelta al trabajo como una de las principales prioridades de este año.

"Estamos convencidos de que colaborar e inventar es más fácil y eficaz cuando trabajamos juntos y aprendemos unos de otros en persona", ha escrito Jassy.

Uno de los temas más polémicos entre los empleados es cómo piensa utilizar Amazon los datos de identificación de sus trabajadores. A algunos les preocupa que la empresa haga un seguimiento exhaustivo y castigue a aquellos que no se adhieran a la política de RTO de 3 veces a la semana, según los mensajes de Slack vistos por Business Insider.

Amazon comparte actualmente un informe semanal de ocupación del edificio con los directivos, según correos electrónicos vistos por Business Insider. También comparte un "panel de control de asistencia" que proporciona una "métrica solo a nivel de equipo", pero no "seguimiento de la asistencia individual", dice uno de los correos electrónicos. 

Un portavoz de Amazon cuenta a Business Insider que compartir esos datos es una práctica habitual que proporciona a los altos cargos "información anónima sobre cuántas personas utilizan los edificios de Amazon para ayudar en cosas como la planificación de las necesidades de las instalaciones y garantizar que podemos dar cuenta de las personas in situ si se produce una emergencia".

Aun así, parece que persisten algunas dudas. Una fuente interna cuenta a Business Insider que los datos a nivel de equipo no se compartían activamente antes de la pandemia, pero que pueden ayudar a los jefes de departamento a hacer un seguimiento de la asistencia individual e impulsar más agresivamente la política de RTO.

En un documento interno elaborado por el equipo de RR.HH. de Amazon en marzo y visto por Business Insider, un empleado preguntó si los escaneos de las tarjetas de identificación se controlarían para "verificar el cumplimiento de los 3 días a la semana". En respuesta, un jefe de equipo de Amazon escribió que los datos de escaneo de las tarjetas se han compartido "desde hace algún tiempo", y el equipo estaba "inseguro" de cómo se aplicará "al menos al comienzo del RTO."

Cambio de estatus remoto

Algunos empleados de Amazon contratados durante la pandemia cuentan que se les prometió trabajo remoto permanente a través de lo que vieron como un "acuerdo de apretón de manos". 

Se les explicó que su estatus seguiría siendo remoto a pesar de que el sistema interno de Amazon les asignó a una oficina cercana arbitraria, según 4 fuentes internas. Sus jefes les dijeron que la asignación del edificio era solo una "formalidad" y que no se les iba a pedir que acudieran a la oficina. Pero poco después del anuncio de la RTO de Jassy de febrero, se les pidió que se desplazaran a oficinas situadas a horas de distancia o, en algunos casos, que se mudaran cerca de la sede de Seattle.

En el canal interno de Slack, algunos empleados revelan que se habían mudado ya a lugares lejanos de grandes ciudades durante la pandemia después de que Jassy dijera previamente que Amazon no planeaba obligar a la gente a volver en ese momento y que dejaría que los jefes de equipo determinaran cuánto tiempo pasaban en la oficina. 

Los despidos se ceban ahora con los que optaron por "aprender a programar"

En aquel momento, Jassy también dijo que Amazon seguiría "experimentando, aprendiendo y ajustándose durante un tiempo". Ahora, muchos trabajadores tienen que encontrar la manera de trasladarse más cerca de la oficina o pasar hasta 7 horas al día desplazándose. Cuando pidieron exenciones, sus jefes dijeron que "no pueden eludir la orden de retorno", recogen los mensajes de Slack. 

Pero incluso esto parece aplicarse de forma incoherente. Un trabajador ha compartido un correo electrónico de un superior en el canal de Slack. En él, este directivo afirma que está dispuesto a ser más flexible. Este vicepresidente, según el mensaje, ha dicho a varios trabajadores que no hagan cambios drásticos todavía como sacar a los niños del colegio, vender casas o romper contratos de alquiler solo para cumplir con la fecha de inicio del RTO del 1 de mayo.

"Compartiremos más información a medida que la tengamos, pero mientras tanto, les ofrezco esta directriz: no hagan nada antinatural para cumplir con el RTO del 1 de mayo", decía el mensaje. "Podemos tomarnos algún tiempo para volver a estar cómodos en la oficina con regularidad".

Amazon, oh Amazon, ¿por qué lo haces tan difícil?

A la confusión se suma el calendario de puesta a punto de sus oficinas de Amazon.

En un documento de RRHH difundido en marzo y visto por Business Insider uno de altos mandos de la empresa escribía que "hay mucha más gente asignada que plazas para acomodar" refiriéndose a las oficinas de Seattle. Por ejemplo, 855 empleados de RRHH estaban asignados a dos edificios de Seattle en ese momento cuando sólo había 599 plazas disponibles, decía el documento.

Amazon parece haber resuelto algunos de estos problemas, pero no todos. En un memorando separado, Amazon reconoce que la mayoría de las oficinas en el área de Seattle estarían listas para dar pleno apoyo a los empleados a partir de mayo. Pero otras oficinas, como las de Nueva York, Austin y algunas partes del norte de California, no podrán acoger a todos los empleados hasta el 1 de septiembre, lo que significa una aplicación selectiva de la política de RTO.

Todo esto está provocando el descontento de los empleados. Más de 30.000 trabajadores de Amazon se han unido a un canal interno de Slack poco después del anuncio de RTO y han firmado una petición para exigir la revocación de la orden. La petición, sin embargo, ha sido rechazada de plano por la jefa de Recursos Humanos de Amazon, Beth Galetti, el mes pasado.

El mes pasado, Amazon publicó una guía de preguntas y respuestas sobre las cuestiones más frecuentes en torno al RTO. En ella se decía a los empleados que, aunque vivieran lejos de las oficinas que se les habían asignado o aunque nadie de su equipo trabajara en ellas, debían acudir 3 días a la semana.

En el documento se sugerían posibles soluciones como trasladarse más cerca de la oficina asignada o cambiar de trabajo y de equipo dentro de Amazon a otros con oficinas situadas más cerca. También advertía: "Reconocemos que esto llevará tiempo y, en algunos casos, los directivos pueden optar por hacer una excepción y designar a ciertas personas como remotas, pero esto será una minoría muy pequeña de la empresa en general".

Incluso algunos altos ejecutivos parecen confusos y molestos por el cambio. Paul Vixie, vicepresidente e ingeniero distinguido de la unidad de nube de Amazon Web Services, parecía no tener ni idea del anuncio de RTO cuando escribió en el canal Slack en febrero que no estaba al tanto de ninguno de los detalles e instó a los demás a ser pacientes

Ethan Evans, antiguo vicepresidente de Amazon, escribió recientemente en LinkedIn que estaba "desconcertado por las decisiones de comunicación" que la empresa ha tomado en torno al plan RTO. Dijo que Amazon no ha explicado su lógica a unos "empleados desconcertados y preocupados" y que no ha respondido a sus protestas.

"Amazon, oh Amazon, ¿por qué lo estás haciendo tan difícil?", ha escrito Evans. "Estoy dispuesto a creer que hay buenas razones para el plan RTO, pero no lo defenderé ciegamente".

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.