Una vicepresidenta del tercer mayor fabricante de baterías del mundo dice que la actual cadena de suministro no podrá gestionar el inminente aumento de la demanda por el auge de los coches eléctricos

Panasonic hace la mayoría de las baterías de Tesla en su en su fábrica de Nevada.
Panasonic hace la mayoría de las baterías de Tesla en su en su fábrica de Nevada.

Bob Strong/Reuters

  • La vicepresidenta de Panasonic, Celina Mikolajczak, aseguró recientemente que el aumento de la capacidad de producción es el mayor desafío que enfrenta la división de baterías para vehículos eléctricos de la compañía.
  • Eso es en parte el resultado de una cadena de suministro de materias primas que se concentra en un pequeño número de empresas, según la alta ejecutiva.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los mayores fabricantes automovilísticos se están preparando para un gran boom en la producción de vehículos eléctricos. A medida que los reguladores los fuerza a eliminar gradualmente los modelos alimentados por gas, las docenas de coches que saldrán al mercado durante la década crearán una gran oportunidad para las empresas de baterías, si es que pueden crear las suficientes. 

"La industria de las baterías es pequeña en comparación con la automovilística": son las palabras de Celina Mikolajczak, vicepresidenta de tecnología de baterías de Panasonic Energy de América del Norte, durante la conferencia de baterías online de Digital Days.

Según la alta ejecutiva, el aumento de la producción para satisfacer la creciente demanda de la industria automovilística es el mayor reto al que se enfrenta hoy en día la división de baterías para vehículos eléctricos de Panasonic, pero no sólo. A sus ojos, el problema es un miedo extendido en el sector en general.

"Para abastecer un mercado de EV [vehículos eléctricos], es necesario fabricar millones de células de energía al día, y eso sólo abastece a un pequeño número de vehículos", aclaró. 

Tesla está a punto de presentar una batería eléctrica que durará más de un millón de kilómetros, según varios analistas

El continuo auge de la capacidad de producción requiere algo más que un aumento de la mano de obra o nuevas fábricas. También necesita que sus proveedores extraigan y procesen más de las materias primas que se utilizan en las baterías de los coches eléctricos, como el aluminio y el níquel.

Pero la cadena de suministro de algunos componentes de las baterías se concentra en un pequeño puñado de empresas que pueden ofrecer la calidad y la cantidad que Panasonic necesita. Son pocas, caras y —por el momento— sin capacidad para abastecer a toda la industria.

"Hay mucho trabajo por hacer en la cadena de suministro", precisó Mikolajczak. Para ello, el sector parece estar poniéndose manos a la obra para generar más máquinas automáticas que puedan trabajar rápidamente sin sacrificar la calidad.

Panasonic es el tercer mayor proveedor de baterías EV del mundo, detrás de LG Chem y CATL. La empresa de electrónica fabrica células para Tesla en una fábrica de Nevada y a principios de este año formó una empresa conjunta para hacer lo mismo para Toyota.

Tesla ha expresado a veces su frustración por el ritmo al que Panasonic ha aumentado la producción de baterías en su llamada Gigafactory 1, diciendo que ha frenado la producción de sus coches. Panasonic ha ampliado su capacidad en la gran fábrica para hacer frente a la demanda y planea seguir haciéndolo.

VER AHORA: Tiempo para el 'rally' de Navidad en bolsa: los expertos dudan de si las alzas de noviembre pueden dificultar las subidas de final de año en los índices