El programa de entrega de drones de Amazon se retrasa aún más mientras los reguladores plantean dudas sobre los nuevos accidentes

Un dron Air Prime de Amazon.

Amazon

Los drones de Amazon no acaban de despegar. El objetivo de la compañía de lanzar un programa de entrega autónoma con drones en EEUU se enfrenta de nuevo a obstáculos. 

Amazon tenía como objetivo completar 7.000 vuelos este año de su dron de entrega autónomo Prime Air para cumplir con un requisito reglamentario federal. Este es el paso hacia la expansión del servicio a nivel nacional, según publicó anteriormente Business Insider.

Hasta el momento, los reguladores no han contabilizado ni un solo vuelo de drones de Amazon para poder cumplir ese objetivo, según tres personas con conocimiento de la situación y un documento interno al que ha tenido acceso este medio. 

Amazon necesita acumular miles de vuelos de prueba para completar las denominadas pruebas de "durabilidad y fiabilidad", demostrando a la Administración Federal de Aviación que sus drones funcionan de forma segura y predecible a lo largo del tiempo. Estas pruebas son necesarias para que Amazon reciba la aprobación federal para volar sus drones sobre ciudades y pueblos.

Sin embargo, la FAA aún no ha aprobado el inicio de la campaña de vuelos de prueba, en parte debido a la preocupación por los accidentes, según dos empleados actuales. La FAA también ha cuestionado si todos los drones de la flota de Amazon se ajustan a las especificaciones escritas de la empresa, según un empleado actual. 

En un comunicado, un portavoz de Amazon detalla que la compañía está "trabajando a través de un proceso de certificación de drones en evolución y la FAA solicita rutinariamente información adicional para llevar a cabo su análisis de seguridad". 

Además, el portavoz añade que "este es proceso que la FAA exige a todos los solicitantes". Amazon siempre ha proporcionado a la FAA toda la información que ha solicitado.

Un portavoz de la FAA se negó a responder a las preguntas, diciendo que la agencia no hace comentarios sobre "proyectos de certificación pendientes o discusiones con las empresas."

La división de reparto con drones de Amazon 'quema' al personal: uno de los equipos ha perdido al 70% de los empleados en el último año

Uno de los accidentes ocurridos el 2 de julio, descrito en un informe de la FAA como un "aterrizaje forzoso", supuso que el último modelo de dron de Amazon cayera en picado a más de 24 metros de altura. 

El dron "simplemente explotó cuando tocó el suelo", afirma una persona con conocimiento del accidente. El portavoz de Amazon no respondió a la pregunta de por qué se produjo.

El accidente fue "una operación experimental rutinaria sobre un lugar de pruebas, que es una zona controlada y despoblada", señala el portavoz en un comunicado. "Utilizamos nuestra capacidad experimental para probar nuestros sistemas hasta sus límites y más allá en entornos controlados y de acuerdo con los requisitos reglamentarios".

"Con pruebas tan rigurosas como estas, esperamos que se produzcan este tipo de acontecimientos, y aplicamos lo aprendido en cada vuelo para mejorar la seguridad", continua el portavoz. "Nadie ha resultado herido o perjudicado como resultado de estos vuelos, y cada prueba se realiza cumpliendo todas las normativas aplicables".

La demora normativa sitúa a Prime Air con meses de retraso. Amazon esperaba completar casi todos los 7.000 vuelos necesarios para demostrar que sus drones son seguros para volar este mes. 

A pesar de que la agencia aún no ha aprobado el inicio de la campaña de durabilidad y fiabilidad de Amazon, esta ha seguido volando los drones, acumulando aproximadamente 3.000 vuelos de prueba este año, señala un empleado actual. 

Este retraso es solo el último de una larga serie de contratiempos que han afectado a Prime Air desde su lanzamiento en 2013. En ese momento, el fundador de Amazon, Jeff Bezos, predijo que la empresa entregaría paquetes con drones autónomos en unos pocos años.

Prime Air ha dado un gran paso de cara al público en los últimos meses, anunciando una prueba beta de su servicio de entrega con drones para algunos residentes de la localidad de Lockeford, en el centro de California, y en College Station, en Texas. Un portavoz de Amazon señáló que la empresa está "en camino" de lanzar esos programas de entrega este año.

Algunos vecinos de esas dos ciudades han expresado cierto nerviosismo ante la idea de que los drones vuelen por encima de sus cabezas, aludiendo a los informes sobre accidentes.

"Este tipo de objeto de 45 kilos que cae del cielo sobre nuestra casa, sobre nuestro coche, sobre nuestros hijos... Puede que no tengamos suficientes datos, suficientes antecedentes sobre ello, para decir que es una gran idea", destaca Amina Alikhan, residente de College Station, en una reunión pública celebrada el mes pasado. 

"Está muy bien formar parte de algo nuevo. Pero en realidad, es una zona de pruebas. Nos están utilizando como zona de pruebas", añade esta vecina. 

El portavoz de Amazon rechazó la caracterización de los programas de entrega de Lockeford y College Station como "sitios de prueba". 

"Las entregas en Lockeford y College Station no serán operaciones experimentales o de prueba. En cambio, todas nuestras operaciones comerciales de entrega de paquetes con drones se llevarán a cabo bajo un certificado de compañía aérea emitido por la FAA que muestra que nuestros procesos integrales cumplen con el alto nivel de seguridad de la FAA", explica el portavoz. 

Además, añade que "también estamos proporcionando estos hechos a la comunidad para ayudarles a entender que nuestros drones llevarán a cabo operaciones de entrega bajo la más alta garantía de seguridad emitida por la FAA, un certificado de compañía aérea, similar al de una aerolínea".

Amazon ha estado organizando "pícnics de bienvenida" en Lockeford y College Station, dirigidos a los residentes como una forma de "aprender más sobre cómo nuestros drones pueden navegar con seguridad por el cielo y entregar convenientemente los paquetes justo en su patio trasero", según una invitación al pícnic de Lockeford vista por Business Insider.

Otros artículos interesantes:

Shopify se asocia con YouTube y entra de lleno en la economía de los creadores de contenido en su batalla con Amazon

Los 12 CEO mejor pagados, desde Andy Jassy de Amazon a David Baszucki de Roblox: todos ganaron más de 100 millones de euros el año pasado

Los sueldos de Amazon Web Services al descubierto: cuánto ganan sus ingenieros, analistas y otros en 2022

Te recomendamos