Putin entra en impago con el extranjero por primera vez desde la Revolución rusa, en 1918

Vladimir Putin, presidente de Rusia.
Vladimir Putin, presidente de Rusia.

Rusia ha dejado de pagar sus deudas con el extranjero, y hacía un siglo que esto no ocurría. Ayer, domingo, finalizaba el plazo de pago de unos bonos por valor de 100 millones de dólares, y el Kremlin no ha podido devolver ese dinero.

Ante esta situación, se considera que un país entra en default o suspensión de pagos, algo que agencias de rating como Moody's llevaban advirtiendo desde hace semanas.

La última vez que Rusia cayó en el precipicio de los impagos fue en 1918, durante la Revolución Rusa, hace más de un siglo, cuando los bolcheviques bajo Vladímir Lenin se negaron a pagar la enorme carga de deuda que el país arrastraba de la era zarista.

Más de 100 años después, el país vuelve a incurrir en default. En esta ocasión, la causa tiene que ver con las sanciones impuestas al régimen de Vladímir Putin en respuesta a la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

"Las Bolsas se encuentran con un escenario único donde el deudor en suspensión de pagos tiene la voluntad y los recursos para pagar, pero no puede", ha adelantado Bloomberg.

Hace meses que Occidente lanzó un corsé de sanciones para intentar asfixiar económicamente a Rusia. Por ejemplo, EEUU congeló 630.000 millones de dólares en activos del Banco Central ruso, impidiendo que el país utilice ese montón de reservas internacionales para financiar su ataque a Ucrania o apuntalar la economía. 

Las reservas de divisas del banco central siguen congeladas y los bancos más grandes están separados del sistema financiero mundial. A esto se suman las restricciones al movimiento de capitales impuestas por las autoridades. 

En definitiva, conseguir euros o dólares en Rusia es misión imposible, y esto ya ha afectado al Kremlin, porque todas las obligaciones de pago con el extranjero debe devolverlas en estas divisas.

Qué pasará si Moscú entra en 'default' al no poder pagar su deuda y cómo afectará a la economía mundial

Hasta ahora, Rusia había encontrado formas para sortear esté corsé, pero al final del día de ayer expiró el período de gracia de unos bonos por valor de 100 millones de dólares en intereses.

e trata de sendos bonos con vencimientos en 2026 y 2036, por los que los inversores esperaban recibir 71,2 millones de dólares y 26,5 millones de euros. Según informa Reuters, Moscú habría intentado transferir el dinero a finales de mayo, pero algunos acreedores de Taiwán no recibieron el dinero.

Comparado con el estrangulamiento financiero que ya sufre el país, con un PIB que podría caer un 10% este año y una inflación disparada al 20%, según las previsiones del Fondo Monetario Internacional, 100 millones de dólares es una cantidad irrisoria. Sin embargo, no deja de ser un hecho simbólico que enciende las alarmas en los mercados de cara a futuros impagos.

Una situación así repercutiría en los mercados financieros mundiales y alejaría aún más a Rusia del sistema económico internacional. También ha suscitado el recuerdo de la última crisis de la deuda rusa en 1998, que sacudió a Wall Street.

Otros artículos interesantes:

Putin ha dejado a Rusia destrozada, incluso si gana la guerra en Ucrania: es hora de que EEUU y Europa empiecen a planificar un futuro sin él

Rusia dice que demandará si se ve forzada a un 'default', lo que supondría el primer impago de deuda soberana del país en más de un siglo

Putin "se está preparando para matar de hambre a gran parte del mundo en desarrollo" con el fin de ganar la guerra de Rusia en Ucrania, afirma un historiador experto en Europa del este

Te recomendamos