Pasar al contenido principal

Por qué el 8K va a pasar de ser un producto de lujo a una necesidad antes de lo que piensas, según un directivo de Samsung España

Raul Martin Samsung
Raúl Martín, vicepresidente de Electrónica de Consumo de Samsung España Business Insider España
  • Raúl Martín, vicepresidente de Electrónica de Consumo de Samsung en nuestro país, afirma en una entrevista a Business Insider España que la adopción del 8K será mucho más rápida que la del 4K gracias al avanzado estado de esta última tecnología.
  • La compañía coreana ya cuenta con tres Smart TV 8K en el mercado: de 65, 75 y 85 pulgadas.
  • "Todo dependerá de la velocidad a la que se desarrollen los contenidos, así como de la rapidez de innovación a la hora de fabricar televisores de menos pulgadas", explica.
  • Samsung invierte al año más de 11.680 millones en I+D y casi el 25% de su plantilla trabaja para este departamento.

El pasado septiembre, durante la feria tecnológica IFA, quedó claro que el futuro de las Smart TV pasaba por el 8K. Uno de los actores más implicados en el desarrollo de esta tecnología es Samsung, que presentó en el evento tres nuevos televisores de Ultra Alta Definición.

Concretamente, se trata de los QLED 8K, disponibles en tres tamaños: 65, 75 y 85 pulgadas. El modelo más económico parte de los 5.000 euros, una cifra poco accesible para la mayoría de los bolsillos. Sin embargo, Samsung cree que estos precios bajarán antes de lo que pensamos. 

"Es evidente que nuestra compañía, en un futuro cercano, ampliará la Ultra Alta Definición en pulgadas y en rangos de precio porque estamos comprometidos con el consumidor. Además, la adopción del 8K será mucho más rápida que la del 4K debido al estado tan avanzado de esta última tecnología", explica Raúl Martín, vicepresidente de Electrónica de Consumo de Samsung en nuestro país, a Business Insider España.

Leer más: Cómo van a cambiar los televisores con la Inteligencia Artificial

El directivo destaca que hace cinco años apenas el 3% del mercado tenía una Smart TV 4K —eso por no hablar de que su precio rondaba los 3.000 euros— pero, a día de hoy, más del 85% de los hogares tiene una en su casa y se pueden conseguir por menos de 400 euros.

"La adopción del 8K dependerá de la velocidad a la que se desarrollen los contenidos, así como de la rapidez de innovación de nuestra compañía a la hora de fabricar televisores de menos pulgadas", explica.

Sin embargo, Samsung ya ha encontrado una solución para el primer punto: 8K AI Upscaling. Esta tecnología —que ya incorporan los modelos mencionados anteriormente — es capaz de reconocer el contenido de origen y escalarlo hasta casi la Ultra Alta Definición gracias al uso de la Inteligencia Artificial.

"Esto es pura innovación, algo que llevamos intrínseco en nuestro ADN", destaca Martín. Y es que la compañía invierte al año más de 11.680 millones en I+D y casi el 25% de su plantilla trabaja para este departamento. 

En definitiva, parece que el 8K está a la vuelta de esquina.

Te puede interesar