IPC (Índice de Precios de Consumo)

cesta de la compra, supermercado, IPC

Getty Images

  • El IPC, o Índice de Precios de Consumo, mide cómo evolucionan los bienes y servicios que se consumen en España, es decir, la conocida como "cesta de la compra".
  • Este es el significado del IPC, su valor en 2022 y años anteriores y la explicación de cómo se calcula y por qué es importante para ti.
  • Si quieres entender cómo funciona la economía, la tecnología y el mundo empresarial y descubrir el significado de la mayoría de conceptos que escuchas cada día, no te pierdas nuestra sección Qué es.
  1. ¿Qué es el IPC?
  2. Tipos de IPC
  3. Cómo se calcula el IPC: ejemplos de artículos que han entrado y salido
  4. ¿Por qué es importante el IPC?

¿Qué es el IPC?

Las siglas IPC significan Índice de Precios de Consumo, o Índice de Precios al Consumidor. 

Como describe el INE (Instituto Nacional de Estadística), el IPC es un índice económico que tiene como objetivo "proporcionar una medida estadística de la evolución del conjunto de precios de los bienes y servicios que consume la población residente en viviendas familiares en España".

Así, el IPC mide cómo varía el precio de los productos en su conjunto, con base en un tiempo y lugares concretos. En otras palabras, se trata de una medida estadística con la que se observa cuánto se encarece (o se abarata) el coste de la vida o la cesta de la compra (desde la comida hasta la ropa y la vivienda, por ejemplo) cada mes para los españoles.

Los primeros índices de precios en España se calcularon en 1936, con los que se estableció el entonces denominado Sistema de Índices de Coste de la Vida.

Tipos de IPC

El IPC se publica todos los meses y se compara con el dato del mes anterior (variación mensual) o con el del mismo mes del año anterior (variación anual o interanual). 

Además del indicador general, existen otros tipos de IPC:

  • IPC subyacente: El IPC subyacente es aquel que se calcula sin tener en cuenta los precios de los alimentos y de los productos energéticos no elaborados. Los alimentos frescos y los bienes y servicios energéticos son los componentes más volátiles del IPC, por lo que el IPC subyacente o la inflación subyacente es un indicador más preciso sobre la evolución de los precios a corto plazo en un país.
  • IPC armonizado: Este es el indicador que se utiliza en la Unión Europea para comparar el IPC de los distintos países que la forman, y se basa en una cesta de la compra que es común para los 27 estados miembros.

Cómo se calcula el IPC: ejemplos de artículos que han entrado y salido

La fórmula matemática para calcular el IPC se basa en multiplicar los precios nuevos por las cantidades consumidas y dividirlo entre eso mismo, pero con los datos del año anterior. Es decir:

IPC = (Precios nuevos x cantidades nuevas) / (Precios anteriores x cantidades anteriores) x 100

El IPC se calcula a partir de unos 210.000 precios, con información de 29.000 establecimientos que se encuentran en 177 municipios repartidos por toda España.

Para la recogida de datos de casi 1.000 artículos se realizan visitas personales al establecimiento, llamadas por teléfono y envíos de correo electrónico, por un lado, y se acude a medios automatizados (como scanner data o web scrapping —extraer información de webs con programas de software—) por otro, así como a través de las publicaciones oficiales correspondientes para ciertos artículos tarifados, explica el INE.

Sin embargo, no siempre se han incluido los mismos artículos, sino que estos se han ido actualizando con el paso del tiempo. 

A las puertas de la recesión: estos son los países que podrían sufrir una contracción económica en los próximos meses

Por ejemplo, en 2012, en la cesta de la compra del IPC entraron nuevos productos como los discos duros portátiles, los notebooks, las tablets, la fotodepilación, la depilación láser o el logopeda, mientras que desaparecieron otros cuyo consumo dejó "de ser significativo", como el CD grabable o el alquiler de películas, informa el organismo.

Otros ejemplos son los del IPC en 2017, cuando se incorporaron artículos como los servicios en línea de video y música, los juegos de azar o el café monodosis, pero se eliminaron el brandy, la videocámara o el DVD grabable.

Finalmente, en la cesta de la compra del IPC en 2022 (se empieza a publicar en base 2021) han entrado las mascarillas higiénicas y la suscripción al periódico online, y salido otros como el reproductor de imagen, el reproductor portátil, el DVD y el compact disc.

Así, los 12 grupos que conforman el IPC y sus ponderaciones para el año 2022 son estos:

  1. Alimentación y bebidas no alcohólicas (ponderaciones: 22,6%)
  2. Bebidas alcohólicas y tabaco (3,1%)
  3. Vestido y calzado (6,0%)
  4. Vivienda (14,2%)
  5. Menaje (5,8%)
  6. Medicina (4,4%)
  7. Transporte (13,0%)
  8. Comunicaciones (3,6%)
  9. Ocio y cultura (6,4%)
  10. Enseñanza (1,6%)
  11. Hoteles, cafés y restaurantes (13,0%)
  12. Otros (6,3%)

Finalmente, el INE ofrece también una calculadora de IPC en su sitio web, para que puedas averiguar cuál es el IPC de un periodo concreto.

Así, por ejemplo, si se quiere saber cuánto ha subido el IPC en 2022, acudiendo a la de julio se observa que la inflación anual del IPC estimada entonces era del 10,8%, lo que supone la mayor subida de precios desde septiembre de 1984 y más de medio año de inflación desbocada, debido al  encarecimiento de la electricidad, los alimentos y los precios de ropa y calzado.

Los últimos datos de la variación mensual y anual del IPC en España en 2022 se pueden consultar aquí. En la página web del INE también se puede conocer el IPC de 2021, 2020 y años anteriores, con el porcentaje de variación mensual, anual y en lo que va de año.

¿Por qué es importante el IPC?

Aparte de toda esta teoría, en la práctica, ¿por qué el IPC es tan importante? Su relevancia, por un lado, radica en que contribuye a obtener una estimación de cuál es el consumo y la calidad de vida de toda la población española.

Además, por otro, las estadísticas del IPC permiten evaluar de forma rápida y sencilla las variaciones de los precios, conocer qué zonas del país son más caras y más baratas y revisar campos como las cláusulas salariales o las actualizaciones de la renta y los alquileres.

Un IPC positivo significa que el coste de la vida se ha incrementado y la cesta de la compra es más cara, lo que se traduce en que los productos básicos (alimentos como el pan o la leche, el transporte, ropa, medicinas, etc.) te van a costar más.

Así, si el IPC sube a un ritmo mayor al que lo hacen tus ingresos, estarás perdiendo poder adquisitivo, es decir, podrás comprar menos cosas a pesar de recibir el mismo dinero

Por eso, en teoría el Estado y las empresas actualizan estas cantidades económicas (como el salario de los trabajadores o las pensiones de los jubilados) cada año en función del IPC del año anterior.

Otros artículos interesantes:

La inflación, desbocada a doble dígito en junio: la gasolina y los alimentos disparan precios un 10,2%, su nivel más alto desde 1985

Bienvenido al verano más caro de tu vida: un cóctel explosivo por el que gastarás más que nunca en comer, viajar y dormir mientras se multiplican las señales de alerta en la economía

El Gobierno aprueba el nuevo plan de medidas anticrisis con la novedad de un cheque de 200 euros para rentas bajas, una subida del 15% de las pensiones no contributivas y la reducción del precio del abono de transportes

Te recomendamos