La quiebra de Silicon Valley Bank desencadenará una oleada de fusiones tecnológicas al agotarse las oportunidades de financiación para las startups en riesgo, según Wedbush

| Traducido por: 
SVB
  • La quiebra de Silicon Valley Bank desencadenará una oleada de fusiones tecnológicas, según un analista de la firma de inversión Wedbush.
  • Las fusiones y adquisiciones tecnológicas aumentarán un 20% en 2023 con respecto a hace un año, y algunas startups podrían acelerar sus salidas a bolsa.

Una de las repercusiones de la quiebra de Silicon Valley Bank será el aumento de las fusiones tecnológicas, según una nota enviada el martes por el analista de Wedbush Dan Ives.

Silicon Valley Bank desempeñó un papel crucial a la hora de proporcionar financiación a startups tecnológicas arriesgadas que los bancos tradicionales habrían denegado. Ahora que el banco está totalmente hundido y dada la probabilidad de que las normas de concesión de préstamos en todos los bancos se endurezcan, significa que una fuente clave de financiación se ha secado para las startups tecnológicas.

"SVB es el corazón y el pulmón del mundo de las startups tecnológicas y tenía sus tentáculos, de una forma u otra, en el panorama tecnológico inicial y final, especialmente desde el estallido de las punto.com", explica Ives. "Cuando otros abandonaron Silicon Valley en 2001/2002, SVB fue el cimiento y desempeñó un papel decisivo en los miles de startups tecnológicas de éxito que se han visto a lo largo de los años".

El banco facilitó mucho que empresas tecnológicas especulativas y sin ánimo de lucro recibieran facilidades para obtener líneas de crédito y capital riesgo. Pero eso se acabó después de que SVB fuera intervenido por la FDIC la semana pasada, ya que un gran desajuste entre la duración de sus activos y pasivos contribuyó a desencadenar una retirada masiva de depósitos.

"Ahora las startups se enfrentan a la ardua tarea de conseguir préstamos y relaciones bancarias con grandes bancos que examinarán mucho la financiación con microscopio", señala Ives.

Pero las startups tienen otra opción de financiación que probablemente regrese a lo grande este año, sobre todo a medida que las valoraciones tecnológicas de las pequeñas empresas se desploman: ser compradas por otras más grandes o salir a bolsa.

Según la nota, Ives espera un aumento del 20% en las compras de empresas tecnológicas este año.

"Esto podría acelerar las fusiones y adquisiciones dentro del ecosistema de las startups y también, en última instancia, impulsar a más startups en fase avanzada a buscar financiación alternativa y, en algunos casos, podría acelerar el camino de las OPV con un entorno de financiación mucho más ajustado después del SVB", destaca Ives.

Este emprendedor sevillano y su startup han sobrevivido al colapso del Silicon Valley Bank: "No sabía si el lunes iba a poder pagar las nóminas"

Mientras tanto, hay algunos grandes perdedores en el ecosistema tecnológico que se enfrentarán a la hora de la verdad debido a la caída de Silicon Valley Bank, y son los proveedores de software y tecnología que tienen exposición a las pequeñas y medianas empresas, según Ives.

Compañías como Atlassian, Gitlab, New Relic y Twilio "podrían sufrir vientos en contra a medida que las empresas tecnológicas reduzcan el gasto y ajusten sus plantillas", afirma.

Después de que las empresas tecnológicas se lanzaran a una oleada de contrataciones en los dos últimos años, la situación se está invirtiendo, y cualquier desaceleración en el crecimiento de usuarios o reducción de plantilla afectaría a los proveedores.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.