Esto es lo que realmente llevan los patés (y en muchos casos su ingrediente principal no es el que publicitan)

chica comiendo paté

Getty Images

  • Un informe de Eroski Consumer ha analizado los patés de las marcas líderes en los supermercados, encontrando que en muchos casos el ingrediente principal no es el que publicitan.
  • Mientras que el paté ibérico de La Piara no es de jamón, sino que está hecho a partir de hígado de cerdo ibérico, la Crema de anchoa de La Piara únicamente incorpora un 17% de este pescado.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El paté es un producto popular de la cesta de la compra de muchos hogares. Sobre todo en los que hay niños, pues resulta una alternativa a los clásicos embutidos a la hora de elaborar bocadillos.

Si bien en un primer momento estos se limitaban al hígado de cerdo, a día de hoy la variedad de patés en el mercado es realmente amplia, con versiones que van desde el pollo hasta hasta el atún o las anchoas.

Pero como puede pasar con otros productos, no siempre lo que aparentan ser se corresponde con la realidad. Por lo que si siempre resulta conveniente leer la etiqueta, más lo es en este tipo de alimentos en los que por su apariencia no queda del todo claro qué llevan en su elaboración.

Como evidencia un informe de Eroski Consumer, muchos de los patés comercializados no llevan como ingrediente principal el alimento que utilizan como reclamo publicitario.

Así, entre las diferentes opciones analizadas elaboradas por marcas líderes, el paté ibérico de La Piara no es de jamón, sino que está hecho a partir de hígado de cerdo ibérico. Aunque este ingrediente ni siquiera es el mayoritario. Su proporción solo es del 21%, mientras que los elementos principales son tocino y agua. En cuanto al jamón, que no es ibérico, este supone el 10%.

De manera similar ocurre con otras marcas conocidas. 

El paté Tapa Negra La Piara a pesar de ser el producto que más hígado de cerdo contiene, este ingrediente solo supone el 27% del total

Entre los casos más llamativos resaltados por el estudio, la Crema de anchoa de La Piara, que solo incorpora un 17% de este pescado. La mayoría del producto (51%) corresponde a gua, fécula de patata y de tapioca y leche.

Cuáles son los embutidos más saludables que puedes encontrar en el supermercado

Entre los patés que incorporan una información más fiel a la realidad de su contenido se colocan la Crema de pavo La Piara, con un 54 % de pavo; Paté de atún Casa Tarradellas, con un 50 % de atún; Paté de jamón Casa Tarradellas, que contiene un 45 % de jamón; Paté de atún Eroski, con un 45 % de atún, y Paté de Pollo Casa Tarradellas, con un 40 % de pollo. 

Los ingredientes de los que realmente están hechos los patés

Como muestra el análisis de Eroski, los ingredientes a partir de los que se pensaría que están elaborados los patés,( cerdo, ave, pescado...), en el mejor de los casos a penas supera el 50% del producto.

Tal y como remarca el informe, cabe tener claro que "cuando adquirimos estos productos no estamos comprando atún, hígado de cerdo o jamón, sino paté. Es decir, una cosa es la materia prima como tal (por ejemplo, carne o pescado) y otra cosa diferente es un producto elaborado con ella, como unas salchichas o un paté".

Y llegados a este punto, ¿cuáles son entonces los ingredientes reales que lleva el paté?

Aunque estos puedan variar en función de cada marca, de manera generalizada todos estos productos están elaborados a parte de 3 elementos básicos:

  • Un ingrediente rico en proteínas: por ejemplo, hígado, carne, jamón, atún, pollo, pavo, anchoas.
  • Un ingrediente rico en grasa (tocino, aceite de girasol).
  • Agua

Grasas y calorías en exceso

A pesar de que algunos de estos patés sean publicitados como "ricos en hierro" o en proteínas, lo cierto es que su composición nutricional no los sitúa como alimentos saludables.

Si bien la carne es una fuente esencial de proteínas de alto valor biológico, ya que contiene aminoácidos esenciales para el organismo, también supone un elevado aporte de grasas saturadas consideradas poco saludables.

Al estar elaborados a partir de tocino la proporción de grasa saturada en los patés de hígado de cerdo es elevada, colocándose entre un 21% y un 27 % de grasa, con alrededor del 9% de grasas saturadas.

Tipos y cortes de carne más bajos en grasa para incorporar a tu dieta

Aunque cuando la carne es magra, es decir de ave o pescado, el nivel de grasas general y el de grasas saturadas es menor, (con un 12 % de grasa y alrededor del 1,5 % de grasas saturadas).

También es llamativo su aporte calórico. Mientras que los patés de hígado de cerdo aportan entre 255 calorías y 295 calorías por cada 100 gramos, el resto suponen de media en torno a 185 calorías.

La cantidad de sal también es preocupante

A la hora de valorar los productos, para que un alimento sea considerado bajo en sal, este no debe superar los 0,12 gramos por cada 100 gramos (o 100 mililitros). 

Una proporción de la que están lejos algunos de los patés analizados incluso los que menos sodio llevan.

Las marcas más bajas en sal ( el Paté de hígado de cerdo y el de atún de Eroski, ambos con un 1,4 %) ya superan esta proporción. 

En cuanto a los patés que más sal incorporan, la Crema de anchoas La Piara, con un 4 % de sal, seguida de los patés de Casa Tarradellas y el de finas hierbas Eroski, con un 2 %.

Todas estas características dejan claro que los patés no pueden considerarse productos recomendables dentro de una alimentación saludable, mucho menos en una dieta para niños. Mejor optar por alimentos saludables y naturales como frutas, frutos secos sin sal o en última instancia embutidos magros como pechuga de  jamón o pavo.

Otros artículos interesantes:

7 consejos para ayudarte a tomar menos sal y reducir el impacto negativo del exceso de sodio en el cuerpo

Esta es la razón que te convencerá para empezar a tomar yogur todos los días

Todas las cosas buenas para tu cuerpo que aporta comer plátano cada día