Los riesgos de tomar Sumial antes de hacer un examen o para sacarse el carnet de conducir

Los riesgos de tomar Sumial para aprobar un examen o para sacarse el carnet de conducir

Getty Images

  • La ingesta de Sumial (propranolol) se ha convertido en algunos círculos en un método para afrontar un examen académico, una presentación oral o la prueba para sacarse el carnet de conducir.
  • Se trata de un medicamento betabloqueante que requiere prescripción médica, por lo que no debe automedicarse.
  • Entre sus efectos secundarios frecuentes incluye entumecimiento, espasmos y fatiga. Además, puede afectar a la capacidad de conducir y utilizar máquinas, informa la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios).
  • Descubre más historias en Business Insider España.

"No es para tanto... el cuerpo humano es más fuerte de lo que pensamos y una pastillita no te mata". "Después de informarme sobre las distintas opciones decidí que lo mejor era meterme una pastilla y media de Sumial 10 dos horas antes del examen". "No me hizo falta receta, porque me las dieron en la farmacia con solo pedirlas". "Fui al médico de cabecera y me dio una variante de trankimazin; me tomé el doble de dosis que me dijo". 

Son algunos ejemplos de comentarios publicados hace años en un foro de opositores, donde debaten y comparten opiniones sobre la experiencia de tomar Sumial 10 antes de un examen para superar los nervios y temblores.

Se trata de una selección de unos pocos comentarios, pero reflejan algunas costumbres que se siguen manteniendo: la automedicación, especialmente con Sumial, antes de realizar un examen académico o de hablar en público, o para sacarse el carnet de conducir, entre otros casos.

La decisión unilateral de una persona de medicarse, sin consultar a personal médico o farmacéutico, la obtención de Sumial sin receta médica o directamente el hecho de ignorar lo que los médicos han recomendado son algunas de esas acciones representadas en los comentarios anteriores.

¿Se puede tomar Sumial antes de los exámenes? "El Sumial es un medicamento sujeto a prescripción. Esto quiere decir que, aunque no sea un psicótropo como las comúnmente llamadas pastillas para dormir o pastillas relajantes [Orfidal, Trankimazin, Diazepam...], no puede usarse alegremente, sino que debe ser recetado por el médico", explica la web Boticaria García, creado por Marián García, doctora en Farmacia y graduada en Nutrición Humana y Dietética.

El Sumial, nombre comercial para el propranolol, pertenece a un grupo de medicamentos denominados betabloqueantes, que actúan a distintos niveles dentro del cuerpo incluido el corazón, donde disminuye la frecuencia y la contractilidad cardiaca. No elimina los nervios, sino que reduce las pulsaciones

Este medicamento está indicado para tratar la presión arterial alta, el dolor en el pecho, algunas alteraciones del corazón, el temblor y los síntomas de la ansiedad, así como para controlar los latidos irregulares del corazón, proteger este órgano después de un infarto y prevenir la migraña o jaqueca, entre otros aspectos, según informa el prospecto.

Riesgos o efectos secundarios del Sumial

Más allá de su conveniencia o no para antes de un examen o prueba de conducir, el principal problema radica en la automedicación sin prescripción ni consulta médica, ya que la ingesta de Sumial puede ser perjudicial para muchas personas, como las alérgicas, asmáticas, diabéticas, embarazadas y quienes han tenido problemas de corazón, hígado o riñón, entre otras.

También para las intolerantes a la lactosa, ya que es uno de los componentes de este medicamento.

Además, varias de las formas en las que puede afectar el Sumial están relacionadas con la conducción, desde efectos como dedos fríos, entumecimiento, espasmos y fatiga hasta la capacidad de manejar un vehículo.

"Sumial puede afectar de forma leve o moderada a su capacidad para conducir y utilizar máquinas, por lo tanto procure no realizar tareas que puedan requerir una atención especial hasta que compruebe cómo tolera el medicamento", informa la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios), que recomienda "tener especial precaución al realizar estas actividades".

Como en el caso de otros medicamentos, el Sumial también presenta efectos adversos:

Efectos secundarios frecuentes (afecta a entre uno y 10 de cada 100 pacientes)

  • Dedos de las manos y los pies fríos.
  • Ritmo cardíaco más lento.
  • Entumecimiento y espasmo en los dedos seguido de una sensación de calor y dolor (fenómeno de Raynaud).
  • Sueño alterado o pesadillas.
  • Cansancio.
  • Fatiga.

Efectos secundarios poco frecuentes (afecta a entre uno y 10 de cada 1.000 pacientes)

  • Diarrea.
  • Náuseas.
  • Vómitos.

Efectos secundarios raros (entre uno y 10 de cada 10.000 pacientes)

  • Empeoramiento de las dificultades respiratorias si se padece o se ha padecido asma, a veces con resultado mortal.
  • Sensación de falta de aire y/o tobillos hinchados si además se tienen problemas de corazón.
  • Bloqueo cardíaco, que puede provocar un latido anormal del corazón, mareos, cansancio o desmayos.
  • Empeoramiento de la circulación sanguínea, dolores, debilidad y calambres en las piernas si ya se presentan problemas de circulación.
  • Cambios de humor.
  • Confusión.
  • Psicosis o alucinaciones.
  • Sensación de mareo al incorporarse.
  • Hormigueo en las manos.
  • Trastornos de la visión.
  • Caída de cabello.
  • Erupción cutánea, empeoramiento de la psoriasis o reacciones cutáneas tipo psoriasis.
  • Sequedad de ojos.
  • Facilidad de aparición de hematomas.
  • Manchas moradas en la piel.

Como se puede observar, los efectos secundarios del Sumial podrían afectar de forma directa al rendimiento de una persona en un examen académico o en una prueba para sacar el carnet de conducir, como el entumecimiento y espasmo en los dedos y el cansancio y fatiga, que afectan a entre el 1% y el 10% de las personas que lo ingieren.

"Si nunca se ha tomado propranolol [Sumial], puede ser peor el remedio que la enfermedad [en caso de] tomarse un comprimido para poder enfrentarse a un examen, y más aún si se trata de ponerse al volante", afirma Boticaria García. "No es cuestión de tener miedo a los fármacos, sino de actuar con responsabilidad", concluye.

LEER TAMBIÉN: Sacarse el carnet de conducir será más fácil que nunca a partir de hoy: estas son las nuevas ayudas con las que contarás en el examen

LEER TAMBIÉN: Cuánto cuesta sacarse el carnet de conducir en España: estas son las ciudades más baratas para obtener el permiso

LEER TAMBIÉN: Qué hacer antes de un examen para aumentar las probabilidades de aprobar: 7 consejos que debes poner en práctica

VER AHORA: Así es como los científicos intentan crear 'telarañas sintéticas' en el laboratorio mientras investigan sus aplicaciones en la medicina moderna