Las diferencias en el sistema inmune de los niños podrían explicar por qué se enfrentan mejor al COVID-19

Niños durante el confinamiento

Reuters

  • Los niños no enferman tanto de coronavirus como los adultos. 
  • La protección de los niños frente a la enfermedad ha desconcertado a la ciencia desde el inicio de la pandemia. 
  • Estudios recientes apuntan a que las diferencias entre los sistemas inmunes de los menores y los adultos podrían explicar el fenómeno. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La sangre extraída de los niños antes de la pandemia tenía una mayor frecuencia de células B que podían unirse al SARS-CoV-2 que la sangre de los adultos, a pesar de que nunca habían estado expuestos a este nuevo virus.

Así lo recoge una nueva investigación publicada en Science que se encuentra todavía en una fase inicial, pero podría explicar en cierta medida por qué los niños enferman menos de COVID-19 que los adultos. 

"Los niños suelen padecer una enfermedad más leve tras la infección por el SARS-CoV-2 que los adultos, lo que podría deberse a diferencias en la expresión de los receptores virales y en la respuesta inmunitaria", escribe el equipo en su nuevo artículo.

La UE podría no renovar los contratos con AstraZeneca y Johnson & Johnson

Los autores también creen que la mayor exposición a otros tipos de coronavirus comunes que se dan la infancia podría hacer que el sistema inmune esté mejor preparado para hacer frente al nuevo virus. 

"Nuestra hipótesis es que las exposiciones previas al coronavirus humano pueden estimular la memoria de reacción cruzada, y que tales respuestas clonales pueden tener su mayor frecuencia en la infancia", escribe el equipo.

Otro estudio reciente llega a conclusiones similares y asegura que los niños pueden eludir la enfermedad grave porque una parte natural de su respuesta inmunitaria frena el virus en etapas más tempranas.

La investigación ha sido realizada por científicos de la Facultad de Medicina Albert Einstein, el Sistema de Salud Montefiore y la Universidad de Yale y ha sido publicada en la revista JCI Insights. 

Nuevo frenazo a la inmunización de los mayores en España con la paralización de la vacuna de Johnson & Johnson

"Lo que nuestros datos sugieren en general es que cuando los niños ven el virus tienen una respuesta inmunitaria innata muy robusta y nuestra creencia es que parece ser protectora (y) detener el virus al primer encuentro", explica el coautor del estudio, el Dr. Kevan Herold, profesor de inmunología y medicina interna de la Universidad de Yale.

La evidencia sigue sin ser suficiente y se requiere más investigación, ya que se cree que la mejor respuesta de los niños a la enfermedad es multifactorial. 

Por ejemplo, otra razón que barajan los científicos es que los menores han estado más protegidos de la exposición del virus, especialmente durante la etapa del confinamiento. 

Otros artículos interesantes:

Isabel Sola, investigadora del CSIC: "Nuestras vacunas son tan competitivas y potentes como las que se están desarrollando a nivel internacional"

Algenex, la biotecnológica española que ha acelerado su entrada en la salud humana gracias a la pandemia: "Necesitamos fábricas de vacunas humanas en España"

La autoridad sanitaria de Estados Unidos recomienda paralizar la administración de la vacuna de Johnson & Johnson por el riesgo de trombos