Los Sony WF-1000XM4 son los mejores auriculares del año: espectacular cancelación de ruido, sonido extraordinario y una batería ejemplar

Sony WF-1000XM4
  • Los Sony WF-1000XM4 son los mejores auriculares inalámbricos del año y pueden ser tuyos por 279 euros. 
  • Un producto absolutamente redondo que brilla por su cancelación de ruido y autonomía y sorprende por su extraordinaria calidad de sonido.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Ya desde hace algunos años, Sony lleva entregando algunos productos relacionados con el audio simplemente exquisitos. La compañía ya me conquistó con los WH-1000XM4 que sigo teniendo de referencia cuando alguien me pregunta por unos buenos cascos de diadema y tienen en los XM3, los de la anterior generación, un producto igual de redondo y mucho más barato.

En este caso te estoy hablando de auriculares de diadema, a los que generalmente se les asocia un mejor sonido simplemente porque te cubren la oreja por completo, pero Sony también ha entregado productos redondos como los auriculares inalámbricos WF-1000XM3.

Ahora, ha llegado la evolución lógica, los WF-1000XM4 que he tenido el placer de disfrutar durante 2 semanas y para que alargarme más de lo necesario: son los mejores auriculares del año

Auriculares para escuchar audiolibros: estos son los cinco mejores

Siempre he preferido los de diadema porque los he asociado siempre a una mejor calidad de sonido y un audio más potente y con matices, pero tras probar la extraordinaria cancelación de ruido y lo cómodos que resultan los WF-1000XM4 tengo muy claro que me decanto por esta opción en prácticamente todo.

Ahora bien, ¿Qué esconden en su interior para una afirmación tan rotunda? Sigue leyendo para conocer en profundidad lo que me han parecido los auriculares WF-1000XM4 de Sony.

Un diseño compacto, ergonómico, liviano y muy, muy cómodo.

Sony WF-1000XM4

El trabajo que ha hecho Sony aquí es simplemente excepcional.

Los auriculares son bastante más pequeños y disimulados que los WF-1000XM3 —aunque igual para muchos puedan ser todavía demasiado grandes— y encajan a la perfección en cualquier oído

Para ello, la caja viene con 4 tipos de almohadillas de diferente tamaño para adaptarse al canal auditivo y fijarse de manera extraordinaria. 

¿Y cómo sabes que los tienes bien puestos? Gracias a la aplicación Headphones (iOS, Android) —de la que te hablaré un poco más adelante— en donde a través de un sencillo tutorial te enseña a usar los auriculares y hace una prueba de insonorización que te avisa para que escojas unas almohadillas más pequeñas o más grandes. 

Lo más curioso es que los WF-1000XM4 optan por un material de poliuretano para las almohadillas en vez de la clásica silicona que logran fijarse mejor a la oreja, sellan el sonido exterior de escándalo y son mucho más resistentes.  

Con esto, además, consiguen que sean francamente cómodos de usar incluso durante un largo periodo de tiempo.

Por lo demás, están fabricados en plástico, aunque no dan la sensación y se sienten robustos y agradables al tacto, cuentan con 3 micrófonos para hacer funcionar la cancelación de ruido y detectar la voz para las llamadas, superficie táctil para el control por gestos, sensor de posición y los pines de carga. 

En cuanto al estuche, es un 40% menos voluminoso que el de la anterior generación que es un gusto llevar en el bolsillo y que además emite una luz verde, amarilla o roja para advertirte de la batería de restante.

Una calidad de sonido extraordinaria a la que no se le puede poner una pega.

Sony WF-1000XM4

Primero toca hablar del lado más técnico.

Los WF-1000XM4 cuentan con un driver de 6 mm con un imán  un 20% más grande y además ofrece soporte para LDAC, Hi-res y DSEE Extreme, que logra reescalar cualquier fuente de audio a alta resolución. 

Eso sí, es conveniente destacar que podrás disfrutar de esta calidad de sonido si el dispositivo que estás usando cuenta con los codecs necesarios para hacerlo funcionar.

Ahora bien, lo que te vas a encontrar es un sonido asombroso, muy bien equilibrado que logra destacar en las frecuencias medias y aguas y entrega unos graves francamente bien definidos en donde es un gusto escuchar cualquier género musical: rock, dance, pop, electrónica o lo que se te pase por la cabeza. 

Cualquier canción gana enteros, se llena de instrumentos que pensabas que nunca habían estado presentes y todo se percibe con mayor claridad y transparencia.

Si no te convence el sonido de base, la aplicación —de la que hablaré más adelante— también cuenta con un ecualizador para ajustarlo a tus necesidades sin problema.

Además, si vas a utilizar los auriculares para ver películas, series o jugar en el móvil, también te traigo excelentes noticias: no existe latencia y arrojan un sonido extraordinario

Lo tengo muy claro: los Sony WF-1000XM4 son el rival a batir. Tienen un sonido excepcional donde es una delicia escuchar música y que me han dejado completamente enamorado. 

Además, también dan la talla en llamadas telefónicas. El sonido que llega del otro lado se percibe nítido y muy bien definido y tu voz le llega al receptor del mismo modo. 

La única pega es que la cancelación de ruido se desactiva por lo que se pierde cierta magia, ya que lo cierto es que es uno de los elementos clave de estos auriculares. 

Una cancelación de ruido asombrosa capaz de apagar cualquier sonido que me ha dejado alucinado.

Sony WF-1000XM4

Para que te hagas a la idea: ahora, con el calor, trabajo con un potente ventilador prácticamente pegado a la cara que emite un sonido absolutamente infernal. Es ponerse los cascos, conectar la cancelación de ruido y pasar al silencio más absoluto. 

Los Sony WF-1000XM4 cuentan con un nuevo procesador integrado, el V1, que realiza un trabajo sencillamente espectacular y logra silenciar casi por completo las frecuencias más altas como las más graves. 

Podrás decir adiós al sonido de tu teclado, las voces de otras personas o cualquier sonido externo que te resulte molesto. Y todo esto sin música reproduciéndose. 

De nuevo, se confirman como el nuevo rival a batir. La cancelación de ruido de los WF-1000XM4 es sencillamente espectacular.

Una batería inagotable de la que puedes despreocuparte por completo.

Sony WF-1000XM4

Es normal que los auriculares de este tipo fallen en este apartado, ya que la cancelación de ruido chupa mucha batería, pero es que lo que ofrece Sony con los WF-1000XM4 es sencillamente soberbio. 

La compañía nipona afirma que los auriculares tienen una autonomía de 8 horas —con la cancelación de ruido activa— y a mí me ha dado la sensación de que ha sido todavía más.

Además, el estuche apoya con 24 horas extra y es capaz ofrecer 1 hora extra en tan solo 5 minutos. ¿El resultado? Magistral.

No va a hacer falta que te estés pendiente de la autonomía y lo cierto es que no va a hacer falta que desactives la cancelación de ruido en ningún momento para ahorrar batería. No lo vas a necesitar. 

También resaltar un punto que me ha encantado: cada vez que te pones los cascos, una voz te dice que autonomía tienen, pero además ahora también aparece un indicativo en el móvil que muestra cuánta batería tienen, algo que no tenía la anterior generación, y la aplicación te lanza notificaciones al móvil cuando el estuche de carga se está quedando sin batería. 

Un sinfín de posibilidades a explorar dentro de la aplicación, controles táctiles muy intuitivos y una experiencia de uso sobresaliente.

Sony WF-1000XM4

Y todo a todo lo anterior le acompaña una aplicación desde la que puedes hacer de todo: controlar el sonido adaptativo, definir los controles táctiles o activar/desactivar la gran cantidad de opciones que esconden los WF-1000XM4 que solo vienen a mejorar lo presente. 

Lo primero a destacar es lo bien que se emparejan con cualquier dispositivo. Los sacas del estuche, presionas los dos auriculares cerca de 7 segundos y automáticamente aparecerán en la lista Bluetooth.

Una vez te bajas la aplicación, hay un montón de opciones disponibles para mejorar la experiencia todavía más. 

Lo que más llama la atención es el control de sonido adaptativo. Se trata de una opción que, de manera inteligente, es capaz de ajustar la supresión de ruido a tu actividad. Si por ejemplo sales a la calle, se percibe cierto sonido ambiente. Si en cambio estás sentado, deja de lado cualquier rastro de sonido, ya que no es necesario. 

Lo cierto es que sorprende mucho cómo se adapta a cualquier situación, pero si no te convence, siempre puedes desactivarlo para ajustarlo de manera manual

También es importante resaltar la función Speak to chat, que no estaba en los de anterior generación, aunque sí en los WH-1000XM4, que detecta cuando hablas y pausa la música para que no tengas ni que quitártelos cuando vas a pedir un café o necesitas decirle algo a alguien. El único problema es que funciona tan bien que cuando estás tarareando alguna canción, detecta que hablas y para la música. Por suerte, puedes configurarlo para que sea menos sensible.

También puedes presionar durante unos segundos uno de los auriculares para que la música siga sonando, pero se active el sonido ambiente y escuches sin problema a la persona que te está hablando

Por último, toca hablar de los controles táctiles de los WF-1000XM4. En este sentido, su funcionamiento es muy bueno y responden a la perfección en cualquier momento, aunque es cierto que he tenido algún problema puntual que no detectaba lo que le estaba pidiendo.

Los auriculares vienen con una configuración de gestos por defecto que se puede cambiar, aunque lamentablemente no puedes tenerlo todo. Es decir, tienes que elegir que es lo que quieres entre 3 opciones y una se queda fuera: control del sonido ambiente, de reproducción y de volumen. 

Personalmente me he quedado con el control de sonido ambiente y de reproducción, ya que el volumen lo ajusto con el móvil y cuando fijo la potencia, ya me olvido por completo, aunque me hubiese gustado algún gesto extra para no tener que decidirme. 

Los WF-1000XM4 son los mejores auriculares del año y tengo claro que los 279 euros que cuestan están plenamente justificados.

Sony WF-1000XM4

Puede que ver el precio, 279 euros, te pueda llegar a asustar, pero tengo claro que su precio está totalmente justificado. 

Los WF-1000XM4 son los mejores auriculares del año y actualmente ningún producto de su gama puede hacerles sombra.

Si buscas una calidad de sonido extraordinario, un diseño que encaja como un guante en el oído y que además es realmente cómodo y una cancelación de ruido sobresaliente que te va a dejar alucinado no dudes en dar el salto: lo vas a agradecer. 

Otros artículos interesantes:

Sony presenta el Airpeak S1: un dron profesional de 9.000 dólares muy rápido y con una enorme resistencia al viento

Sony planea invertir más de 15.000 millones de euros en los 3 próximos años para impulsar su negocio de entretenimiento

La fiesta en tu bolsillo con este mini altavoz Sony resistente al agua

Te recomendamos