Los WH-1000X5 prometen evolucionar la fórmula ganadora de Sony con más batería y mejor cancelación de ruido y estas primeras impresiones me dejan claro que van por el camino correcto

Sony WH-1000XM5

Si hay un claro ganador en el segmento de los auriculares de diadema premium ese es, sin lugar a dudas, Sony

Ya desde hace algunos años tiene en su portfolio auténticos titanes como los WH-1000XM3 o los ya maravillosos WH-1000XM4 que ya analicé en su momento y de los que no tenía muy claro cómo iban a superarlo con su siguiente versión

Pues hace un par de días me llegaron los WH-1000XM5 y, sobre el papel, tengo muy claro que van a por todas y estas primeras impresiones me han dejado un sabor de boca extraordinario: apuntan a superar a unos auriculares ya de por sí sobresalientes. 

¿Los motivos? Un cambio de diseño total, mayor énfasis en la cancelación de ruido y mejoras en la calidad de sonido. 

Ahora bien, suben de precio con respecto al XM4 —380 euros en su fecha de lanzamiento y que a día de hoy puedes conseguir por 280 euros— hasta los 450 euros

Un producto muy premium y de nicho, que parece que mejoran la fórmula ganadora de Sony con mejoras prestaciones en todos los apartados y que, por el momento, tengo claro que van por el camino correcto

Así han sido mis primeras impresiones con los WH-1000XM5

Cambio de diseño, pero manteniendo la esencia.

Sony WH-1000XM5

Lo primero que llama la atención es un cambio estético bastante pronunciado. 

Dan la sensación de ser más voluminosos y 2 cambios aparecen a simple vista: ya no pueden plegarse para meterlos en la funda, sino que se mantienen rígidos y ahora apuestan por un sistema para alargar el auricular que no va por capas, sino que se ajusta a la cabeza para ofrecer más comodidad

Por lo demás se sigue sintiendo familiar y con la misma esencia. Han querido despegarse de lo habitual, pero manteniendo las señas de identidad, por lo que vas a sentirte como en casa: los botones de encendido/apagado y el clásico botón adaptable para lo que necesites, así como los controles táctiles en el auricular derecho. 

A primera vista me parece una estética más que acertada y agradezco mucho la evolución hacia un aspecto más fresco y moderno, así que genial. 

Una cancelación de ruido con mucho potencial.

Sony WH-1000XM5

Donde parece que han querido pegar otro salto de calidad es en la cancelación de ruido. 

Los de la anterior generación ya me parecen simplemente soberbios, pero las nuevas incorporaciones al hardware prometen mucho: 2 procesadores dedicados y 8 micrófonos que buscan eliminar las frecuencias que se le resistían al XM4 y las primeras impresiones no pueden ser más positivas. 

Todavía me falta despejar varias dudas como enfrentarlos al transporte público, un bar con bullicio, un viaje o ver cómo funciona ese Auto NC Optimizer que desde Sony aseguran que redondea todavía más la detección de dónde te encuentras para ofrecerte la mejor experiencia posible. 

Un sonido que, tras unas cuantas horas de escucha, me parece que al menos raya al mismo nivel que los XM4 y lo hace con un driver más pequeño.

Sony WH-1000XM5

Donde no tengo dudas de que va a dar la talla es en la calidad de sonido. Entrega tras entrega han ido perfilando este campo hasta lograr un sonido sobresaliente en los XM4.

De momento, tras unas horas con varios registros de rock, pop y electrónica, entre muchos otros, tengo la sensación de que, al menos, los WH-1000XM5 igualan la calidad sonora de su antecesor directo y lo hacen con un driver más pequeño. 

En esta ocasión apuestan por uno de 30mm frente al de 40mm, pero Sony asegura que gracias al procesador V1 la calidad no baja, sino que sube enteros.

Toca seguir trasteando, pero las sensaciones no pueden ser más positivas.

Batería realmente prometedora que me da la sensación de que va a superar las cifras que dice la marca.

Sony WH-1000XM5

En cuanto a la autonomía, los WH-1000XM5 también prometen mucho. 

Desde Sony aseguran que puede dar un estimado de 30 horas con la cancelación de ruido activa y en un día de uso de aproximadamente 4 horas a pleno rendimiento me llegaron al 52% y bajo hasta el 48, así que entiendo que llegará sin problemas a la cifra prometida. 

Los WH-1000XM5 aspiran de nuevo a todo con unas prestaciones de infarto y con unas sensaciones iniciales que no pueden ser mejores.

Sony WH-1000XM5

Estas primeras horas con los WH-1000XM5 no han podido ser mejores: una cancelación de ruido que parece mejor trabajada, una autonomía que si mantiene las cifras sería simplemente sobresaliente y una calidad de audio excelsa son sus grandes virtudes. 

De momento quedan algunas cosas que probar a fondo, como poner a prueba los auriculares en todo tipo de escenarios, ver cómo funciona en las llamadas —que dice Sony que han mejorado considerablemente— comprobar su autonomía total, analizar el speak to chat, esa función que baja el volumen cuando pones la mano en el auricular y algún que otro detalle. 

Pero las sensaciones no pueden ser mejores y seguramente se conviertan en el nuevo rival a batir como es costumbre. ¿Es suficiente para derrotar a unos más que excelentes XM4? Queda un poco para salir de dudas, pero va por buen camino

Otros artículos interesantes:

Los LinkBuds de Sony sorprenden en comodidad y calidad de sonido y son perfectos si buscas unos auriculares que te permitan estar conectado con lo que te rodea

Sony amplía portfolio en televisores de alta gama, anuncia la llegada a España del Xperia PRO-I y mucho más

El Sony Xperia 5 III es un móvil muy completo para el que busque cámara, diseño y rendimiento, aunque se calienta más de lo que me gustaría

Te recomendamos