El rey de la cancelación de ruido regresa: los Sony WH-1000XM5 brillan en todo lo que se proponen y tengo claro que van a ser los auriculares del año

SONY WH-1000XM5

Creo que no es ninguna sorpresa, pero Sony lo ha vuelto a conseguir.

Hace un par de semanas, la compañía japonesa presentó en sociedad los WH-1000XM5 y dejé unas primeras impresiones sobre estos nuevos auriculares de diadema. 

Lo cierto es que el reto era mayúsculo. Los WH-1000XM4 son unos auriculares simplemente sobresalientes y siguen estando entre lo mejor que puedes encontrar ahora mismo en calidad-precio en la gama premium.

Los Sony LinkBuds S te van a encantar por cancelación de ruido y te van a enamorar por su ligereza y comodidad: perfectos para llevarlos todo el día

Excelente calidad de sonido, cancelación de ruido magnífica y una autonomía a prueba de bombas eran sus principales credenciales y la intención de Sony con los WH-1000XM5 era subir el nivel

¿Lo consigue? Como ya te he dicho, no es ninguna sorpresa: sí, y en algunos puntos de manera destacable

Cambio de diseño general que mantiene toda la esencia y lo más importante: consiguen ser todavía más cómodos.

SONY WH-1000XM5

Lo primero que llama la atención es que los WH-1000XM5 llegan con un cambio estético muy pronunciado y lo hace por primera vez en la línea. 

Eso sí, siguen manteniendo ese sello de identidad tan característico que le da Sony en donde prima una estética moderna y elegante, pero con una forma más estilizada. Además, viene en los clásicos negro y blanco habituales, por lo que se nota que estás ante una evolución que le sienta fenomenal

Donde radica el principal cambio, es que ahora apuestan por un sistema que no va por capas como lo hacía el WH-1000XM4, sino que se ajusta a la cabeza de manera extensible para hacerlos todavía más cómodos. 

Y vaya si lo logran. Las almohadillas tanto de la cabeza como de los auriculares ahora tienen un material más flexible que se adapta a la perfección y consigue que puedas tenerlos puestos durante sesiones de uso más largas

Aquí también entra en juego su peso de 250 gramos, algo que lo sitúa entre los más ligeros de su categoría y que te van a permitir disfrutar de tu música favorita durante sesiones de muchas horas.

Con los WH-1000XM4 se hacían algo incómodos tras unas 4 horas y este nuevo modelo aguanta hasta las 6 sin ningún tipo de problema a un volumen comedido y con la cancelación de ruido activa. 

La única pega es que ahora no se pueden plegar, por lo que el estuche es algo más largo y voluminoso, pero sigue cabiendo en cualquier parte. 

Por lo demás, vas a sentirte como en casa: los botones de encendido y apagado y el clásico botón adaptable para lo que necesites en el auricular izquierdo y los controles táctiles en el lado derecho.

Una cancelación de ruido sublime: aquí Sony no tiene rival.

SONY WH-1000XM5

La cancelación de ruido que propone Sony con sus WH-1000XM5 no tiene rival y la evolución que consigue frente a la versión anterior es tan grande que parece magia, ya que en los WH-1000XM4 ya era extraordinaria. 

Es uno de los puntos fuertes de la compañía japonesa y se nota el esfuerzo que han dedicado que en su momento ya me dejó asombrado. 

¿Cómo lo consigue? Cuenta con un microprocesador HD Noise Cancelling Processor QN1 que ya tenían los XM4 y suman un segundo chip llamado Integrated Processor V1 que ayuda sobre todo en tareas más exigentes: el viento, los cambios de frecuencia en diferentes ambientes o cualquier situación desfavorable. 

Además, cuenta con 8 micrófonos multidireccionales capaces de recoger el ruido ambiental para ofrecer una atenuación del sonido exterior asombrosa que se queda en simples susurros sin música y que desaparece por completo cuando pones algo de música, incluso con el volumen casi al mínimo

Para que te hagas una idea, una anécdota: viaje en tren hace unos días de Barcelona a Madrid y mi vagón estaba compuesto por un grupo de amigos que se iban de despedida de soltero, una familia con 4 niños y un bebé y como no, el clásico traqueteo del tren.

¿Los resultados? Con la música no se escuchaba absolutamente nada, con solo la cancelación había algún ligero murmullo alterado por alguna frecuencia aguda que se colaba un poco más fuerte y sin ellos puestos un auténtico festival sonoro y ruidoso que rozaba lo molesto. 

¿Y qué pasa con las llamadas? Este es otro punto en el que Sony ha trabajado bastante y se nota. Cuando coges el teléfono intervienen 4 de estos micrófonos y logra que tu voz pase al receptor de una manera clara y sin ruidos externos. Una maravilla. 

Calidad de sonido extraordinaria, aunque el salto no es tan grande respecto a los WH-1000XM4.

SONY WH-1000XM5

Es evidente que el trabajo de Sony en esta edición se ha centrado específicamente en el apartado de cancelación de ruido y en el diseño, ya que a pesar de que la calidad de sonido sigue rayando la excelencia habitual, no he notado grandes cambios respecto a los WH-1000XM4

Sí, su calidad de sonido es más alta, pero no es tan palpable como con otros apartados. Aquí puede entrar en juego la diferencia del driver más pequeño de esta edición —de 40mm a 30mm— que compensa el procesador V1.

Como ya te digo, el cambio se nota en pequeños detalles: más claridad en determinadas frecuencias y algo más de pulido en los graves, por poner un par de ejemplos

Lo más interesante es que cuenta con un sinfín de formatos de audio como SBC, AAC y LDAC, que permite una reproducción sin pérdidas, así como la tecnología DSEE Extreme que mejora las fuentes de sonido gracias a una IA dedicada. 

Los he puesto a prueba con grupos como Spoon, Arcade Fire, Shout Out Louds, Belle & Sebastian, Dire Straits, Daft Punk y muchos otros grupos y lo cierto es que me ha sorprendido muchísimo, pero como ya te digo, la evolución en este campo no es tan grande como en otros apartados

Y para cerrar este punto, una pega: no cuenta con baja latencia, por lo que si vas a conectarlos con una consola, Nintendo Switch en mi caso, el sonido llega con algo de retardo y es un poco molesto. 

Hay que recalcar que estos auriculares no están específicamente pensados para ello, por lo que no es algo realmente negativo, pero creo que es importante recalcarlo. 

Un absoluto titán de la autonomía: adiós al cargador durante días.

SONY WH-1000XM5

Desde que recibí los auriculares la semana pasada, solo los he pasado por el cargador una sola vez y eso que me paso prácticamente la jornada completa escuchando música con la cancelación de ruido activa. 

Una auténtica salvajada capaz de aguantar más de 30 horas sin problemas —supera la cifra que dice Sony— y que únicamente falla en el tiempo de carga: pasar del 0 al 100% toma una media de poco más de 3 horas.

Y si ya quitas la cancelación de ruido, algo que tampoco veo necesario viendo las cifras de auténtico récord que mueve, la autonomía puede dispararse a más de 40, aunque no tengo los datos estimados. 

En busca de hacerte la vida más fácil con una experiencia de usuario sensacional, aunque hay un punto que no me ha convencido del todo. 

SONY WH-1000XM5

Lo primero, como es habitual con los dispositivos de audio de Sony, es que se configuran a través de la aplicación Headphone's Connect (iOS, Android) y aquí empiezan ya las buenas noticias: Fast Pair con Android, para un emparejamiento inmediato —con iOS toca buscarlos en la lista de bluetooth. 

Y como siempre, la aplicación es realmente intuitiva y simple: la posibilidad de ver la batería, cambiar los ajustes de sonido o actualizar el hardware. 

Lo más llamativo es el apartado del Control de Sonido Adaptativo que ahora hace uso de un Auto NC Optimizer que funciona a las mil maravillas y que cambia de cancelación de ruido a sonido ambiente cuando la situación lo requiere y en función. 

También viene con la ya clásica función Speak to Chat que te permite pausar la música y quitar la cancelación cuando te pones a hablar, así como la conexión multipunto que te dejará conectar 2 dispositivos a la vez y que funciona de escándalo.

Lo que no me ha convencido del todo son los controles táctiles. Se nota una mejora clara con respecto a los WH-1000XM4, donde fallaba más de la cuenta y hacía algo que no tocaba, pero pienso que unos botones tradicionales le hubiesen sentado mejor

Un ejemplo de lo que digo: para subir el volumen hay que deslizar el dedo hacia arriba y para pasar de canción deslizar el dedo hacia la derecha. 

Aunque lo habitual es que no se equivoque, hay determinados momentos en los que quieres simplemente darle un poco más de fuerza a tu canción favorita e interpreta que quieres pasar de canción. ¿Resultado? Adiós a la fiesta

Los WH-1000XM5 te van a conquistar por una cancelación de ruido que no tiene rival y un conjunto francamente trabajado: tengo claro que van a ser los auriculares del año. 

SONY WH-1000XM5

Los WH-1000XM5 son una apuesta ganadora. Da igual qué estés buscando en la gama premium que ya te aseguro que te va a ofrecer un rendimiento sensacional en todo lo que toca con una cancelación de ruido que se convierte en la reina de la función y que parece cosa de magia. 

No tengo dudas de que van a estar entre los mejores dispositivos del año, pero tienen un pequeño hándicap: su precio

Salen al mercado a un precio de 450 euros —una subida con respecto al precio de salida de los XM4 que salieron al mercado por 380 euros— que hacen que no estén al alcance de todo el mundo y que veas con buenos ojos a la generación anterior que ahora está por 280 euros y ya son extraordinarios. 

Eso sí, la subida de precio es comprensible. Ha habido evolución en todos los puntos, sobre todo en cancelación de ruido y diseño y tengo claro que cuestan cada euro que valen. Si decides apostar por ellos, vas a gozarlo

Otros artículos interesantes:

Sony presenta el Xperia 1 IV con el que quieren conquistar la gama alta con el primer zoom óptico real del mundo y unas prestaciones de altura

Los LinkBuds de Sony sorprenden en comodidad y calidad de sonido y son perfectos si buscas unos auriculares que te permitan estar conectado con lo que te rodea

Sony trae de vuelta su icónico Walkman con un precio de 2.900 euros

Te recomendamos