Cómo un exjefe de Tesla quiere eliminar un obstáculo clave para los vehículos eléctricos con más de 36 millones de euros de inversores como Amazon

Panel eléctrico inteligente desarrollado por Span.
Panel eléctrico inteligente desarrollado por Span.

Span

  • Una oleada de vehículos eléctricos debería llegar al mercado del automóvil en los próximos años.
  • Los consumidores dudan sobre si pasarse al coche eléctrico por muchas razones, entre ellas la batería.
  • Span, una empresa de almacenamiento de energía, está buscando formas de cargar el coche en el hogar para disipar algunas dudas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Aunque la popularidad de los vehículos eléctricos va en aumento, la industria sigue encontrando obstáculos para convencer a los conductores. Uno de los mayores problemas es la ansiedad que genera su posible falta autonomía: los posibles clientes tienden a ser escépticos no solo sobre la distancia que puede recorrer un vehículo eléctrico, sino también sobre el tiempo que tarda en recargarse y los lugares que tiene disponibles para enchufarlo. 

Aunque el Gobierno de Biden ha propuesto financiar estaciones de recarga públicas y empresas como ChargePoint están instalando estaciones en las oficinas, la mayor parte de la recarga se realiza en casa. Según el Departamento de Energía estadounidense, la mayoría de los conductores de vehículos eléctricos cargan más del 80% de sus baterías en casa. 

"Los precios de la gasolina tendrían que ser muy baratos o los de la electricidad muy elevados para que costara más, por kilómetro, cargar un vehículo eléctrico que llenar el depósito de un vehículo de gasolina", afirma Timothy Johnson, profesor de Energía y Medio Ambiente en la Nicholas School of the Environment de la Universidad de Duke.

Pero enchufarse en casa no es tan sencillo. Pasar del surtidor de gasolina a la toma de corriente cambia la carga energética de una casa y, dependiendo de la compañía eléctrica, puede costar más de lo que se quiere -o necesita- pagar. 

Por eso, una empresa con sede en San Francisco ha desarrollado un nuevo panel eléctrico inteligente que funciona como un sistema de control central para varias tomas de energía de una casa, incluida la carga de vehículos eléctricos. Con Span, el cliente se deshace de los anticuados interruptores para abrazar una solución más elegante con controles basados en una aplicación. Es como un termostato, pero para la electricidad. 

"El modelo tradicional de electricidad y servicios públicos es inadecuado", explica el fundador de Span, Arch Rao, a Business Insider. "Ese es el problema que estamos resolviendo".

El panel de Span también puede priorizar lo que necesita más energía, midiendo y controlando cuánta electricidad fluye en cada electrodoméstico y circuito de casa.
El panel de Span también puede priorizar lo que necesita más energía, midiendo y controlando cuánta electricidad fluye en cada electrodoméstico y circuito de casa.

Span

La nueva interfaz de la app de Span

La startup ha atraído la atención de Amazon como su principal inversor y también está respaldada por el fundador de Nest, Matt Rogers, con lo que ha conseguido un total de 43,8 millones de dólares (más de 36 millones de euros) hasta ahora.

Span afirma que su panel eléctrico gestiona de forma más eficiente la carga eléctrica del hogar. Además, la empresa ofrece opciones de paneles solares para los clientes que decidan ser lo más ecológicos posible.

"La razón por la que desarrollamos el panel es que todos los dispositivos pueden formar parte de él", detalla Rao sobre el producto principal de la startup. "Si piensas en lo que hay que resolver, la solución está en los controles inteligentes. Y el panel tradicional no es capaz de ir tan lejos".

El panel inteligente de Span toma la energía de la red y la distribuye por toda la casa de forma muy parecida a un router wifi, explica Rao a Insider. También puede priorizar lo que necesita más energía, midiendo y controlando la cantidad de electricidad que llega a cada aparato y circuito del hogar. Esto facilita el equilibrio de la carga energética cuando se trata de cargar un vehículo eléctrico. Básicamente, el panel carga el vehículo eléctrico cuando es más conveniente para el cliente, es decir, cuando en casa no se está utilizando mucha electricidad, por ejemplo, durante la noche. 

Esta tecnología no solo aporta un nuevo enfoque a la energía en el hogar, sino que también pone más fáciles las cosas a los conductores de vehículos eléctricos. Ahora, no habrá que conducir hasta una estación de carga y esperar para repostar. En lugar de ello, Span pretende llevar la electromovilidad al hogar y a la vida cotidiana. El objetivo de la empresa es hacer que la tecnología limpia, empezando por la carga de vehículos eléctricos, sea una solución verdaderamente sencilla y fácil de usar para ahorrar energía y evitar preocuparse por la autonomía de los aparatos eléctricos.

"Estamos orgullosos de tener a Amazon como inversor", afirma Rao. "Así, somos capaces de conectarnos a productos como Alexa y traer esta parte de la energía del hogar a su conciencia. Con ello, se convierte en algo más orgánico: interactúa con estas cosas. Además, Amazon es también posiblemente el mayor distribuidor de productos en el mundo. Así que vemos en esto una oportunidad para llevar nuestra tecnología a todos los hogares".

Este contenido fue publicado originalmente en BI Prime.

Otros artículos interesantes:

Ford pretende producir sus propias baterías para sus coches eléctricos en 2025

Xiaomi se adentra en el negocio de los coches eléctricos y se inicia en el mundo del motor: todo lo que debes saber

El futuro del transporte no son solo los coches eléctricos: 8 expertos cuentan qué más se puede esperar

Te recomendamos

Y además