Telefónica crece casi un 1% en ingresos en España en plena guerra comercial en un primer trimestre en el que a nivel global gana 720 millones de euros

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

Reuters

Telefónica continúa trabajando para cumplir su plan estratégico. En el primer trimestre de 2022, el grupo de telecomunicaciones ganó 720 millones de euros, un 20% menos debido a que en estas cuentas todavía no consolida el 50% de la joint venture que creó en Reino Unido con Liberty para atacar de forma más rentable el negocio británico. 

En estas cuentas, los ingresos del primer trimestre del año ascendieron a 9.410 millones, lo que supone un 9% menos que los 10.340 millones del primer trimestre de 2021 por la ausencia en las cuentas del mercado británico. 

Si se añade a estas cuentas el 50% de la joint venture británica, los ingresos del grupo habrían aumentado un 3,2% hasta los 10.883 millones de euros. El cambio de divisas jugó en esta ocasión a favor de la consolidación de resultados del grupo. 

Esta situación también se refleja en el resultado del OIBDA (Ganancia Operativa antes de Depreciaciones y Amortizaciones) que sin tener en cuenta el 50% de Reino Unido sería de 3.199 millones de euros, un 6%; pero que si se tiene en cuenta el negocio británico ascendería a 3.753, un 2,1% más. 

Que está pasando para que Telefónica encadene dos macroperaciones en ocho meses: qué gana y qué pierde con ello

Por otro lado, la operadora continúa con su asignatura pendiente de reducción de la deuda. La deuda neta se redujo un 23,3% interanual hasta 27.453 millones de euros, debido  a las operaciones de fusiones y adquisiciones, al sólido flujo de caja y los sólidos fundamentales.

En el primer trimestre, la deuda neta se incrementa en 1.400 millones de euros debido fundamentalmente al efecto del tipo de cambio.

El negocio en España 

En plena guerra comercial en España, que parece alargarse trimestre tras trimestre, Telefónica consiguió que sus ingresos crecieran un 0,9% en el primer trimestre del año hasta los 3.079 millones de euros. Esta cifra supone un 28% sobre los ingresos totales de Telefónica. 

Esta mejora del negocio se debe, sobre todo, a la venta de terminales móviles, que sube un 85,9% en este periodo. Si se excluye este apartado, el importe neto de negocio cae un 1,4%. 

La operadora destaca en este mercado varios hitos. Por un lado, la jubilación de las tarifas convergentes de Fusión, que lanzó hace diez años, y que ha relevado con el lanzamiento de un nuevo portfolio convergente en mayo, MiMovistar, que define como "sencillo y personalizable para integrar fácilmente nuevos servicios para el hogar". 

En segundo lugar, destaca la aceleración del crecimiento de ingresos; crecimiento de doble dígito en ingresos de TI, roaming en niveles previos a la pandemia. Así como el aumento del valor de los clientes; el ARPU (lo que gana por cada cliente) convergente vuelve a crecer interanualmente y el churn (el abandono de la compañía) se reduce a su nivel más bajo desde el tercer trimestre de 2016.

Respecto a la guerra comercial, la operadora señala que tras las campañas estacionales del cuarto trimestre de 2021, el mercado ha recuperado su racionalidad y la presión comercial se ha reducido en comparación con 2021, lo que ha contribuido a alcanzar un récord histórico en NPS. 

"El sólido comienzo de año, confirma el cumplimiento de nuestra estrategia basada en creación de valor. En este trimestre destaca el exitoso cierre de la operación de Oi en Brasil, que generará sinergias por valor de 5.400 millones de reales brasileños; la continua materialización de sinergias en VMO2; el lanzamiento de miMovistar junto con el acuerdo firmado con DAZN en España por los derechos de La Liga, que se traduce en un 15% de deflación neta en este importante contenido; y la consolidación de la calidad de red en Alemania. T. Tech sigue consolidándose, aumentando sus ingresos un 80,6% interanual, mientras que T. Infra sigue buscando nuevas oportunidades de creación de valor en España y el Reino Unido", apunta el presidente de la compañía, José María Álvarez-Pallete. 

Los objetivos del grupo y la remuneración al accionista 

Telefónica apunta que está en línea para alcanzar los objetivos financieros de 2022 (orgánico incluyendo el 50% de la empresa conjunta de Reino Unido) y los resultados del primer trimestre están alineados con las expectativas de la Compañía.

En este sentido, señala que los ingresos al crecer un 3,2% interanual en el primer trimestre superan al objetivo anual que se habían marcado de “crecimiento de un dígito bajo”. Por su parte, respecto al OIBDA que crece un 2,1% interanual en este periodo, supone una cifra superior frente al objetivo anual de “crecimiento de un dígito bajo”.

Así como el ratio orgánico del primer trimestre de CapEx (ex espectro) sobre ventas se sitúa en el 12,0% frente al objetivo anual de hasta el 15%. 

Respecto a la remuneración al accionista, Telefónica recuerda que el segundo tramo del dividendo de 2021 (0,15€ por acción), se pagará en junio de 2022, mediante la modalidad de dividendo flexible voluntario.

En el caso del dividendo de 2022 de 0,30 euros por acción en efectivo, este será pagadero en diciembre de 2022 (0,15 euros por acción) y junio de 2023 (0,15 euros por acción). A efectos del segundo tramo, se propondrá a la Junta General de Accionistas de la Compañía la adopción de los acuerdos societarios oportunos.

Otros artículos interesantes:

La urgencia en la tramitación de la ley de ciberseguridad 5G obliga a las telecos a acelerar su adaptación para el despliegue de sus redes

Las telecos buscan rentabilizar sus ingentes inversiones en redes, mientras sigue la guerra 'low cost' y piden cambios regulatorios para que haya fusiones en el sector

Telefónica sigue con su apuesta por Brasil: el consorcio formado por la teleco y sus socios compra los activos móviles de Oi por 2.600 millones de euros

Te recomendamos