Elon Musk presenta en el 'Battery Day' de Tesla un nuevo diseño de baterías con el que quiere fabricar un coche eléctrico de 25.000 dólares

El CEO de Tesla, Elon Musk.
El CEO de Tesla, Elon Musk.
Aly Song

Reuters

  • Un nuevo diseño de las celdas de batería con una autonomía un 16% superior y fabricación propia fue la gran propuesta del Battery Day de Tesla, que espera conseguir un coche eléctrico de 25.000 dólares y con conducción autónoma dentro de tres años, gracias al ahorro de costes.
  • Elon Musk, que aclaró que seguirá comprando baterías a sus proveedores habituales, explicó que las células actuales "no permiten escalar el mercado suficientemente rápido".
  • Tesla también presentó un modelo deportivo, el Tesla Model S 'Plaid', con características de deportivo y que costará unos 140.000 dólares.
  • El objetivo de Musk, que presentó estas novedades con los asistentes en modelos de Tesla como si estuvieran en un autocine, es cerrar 2020 con un aumento de producción de entre el 30 y el 40%.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un nuevo diseño de las células de la batería capaz de permitir una autonomía un 16% superior y que permitirá reducir el peso y el volumen de la unidad de almacenamiento de energía es la gran apuesta de Tesla para conseguir, dentro de tres años, un coche eléctrico de 25.000 dólares (21.400 euros al tipo de cambio actual) que además cuente con conducción autónoma. Esta fue la gran propuesta de Elon Musk en su Battery Day, la presentación que realizó este martes en Fremont (California) ante un auditorio de invitados que asistieron sentados en diferentes Teslas como si de un autocine se tratara.

Esta nueva batería, denominada '4680' por las dimensiones de sus células cilíndricas (46 milímetros de ancho por 80 de alto) almacenará cinco veces más energía que las celdas convencionales, permitirán aumentar la autonomía un 16% y ofrecerán seis veces más potencia al vehículo, según la presentación de la compañía californiana. 

Para ello, además del rediseño de las celdas, Tesla utilizará en su mayoría silicio, un elemento químico más fácil de procesar y que esperan reduzca la degradación y mejore la vida útil y la autonomía. Asimismo, la compañía californiana eliminará el cobalto, un material de difícil extracción que incrementa su coste, para sustituirlo por níquel, teóricamente más asequible. 

"Las baterías actuales no permiten escalar el mercado lo suficientemente rápido, son simplemente demasiado pequeñas", afirmó Musk durante su presentación.

Leer más: Filtran cómo serán las nuevas baterías de Tesla que multiplicarán por 4 la capacidad de las actuales

Con todos estos cambios, el objetivo de la empresa dirigida por Musk es contar con baterías no solo de mayor duración sino también más ligeras y que ocupen menos espacio. Se fabricarán en Fremont, aunque Musk y el vicepresidente de ingeniería de la energía de Tesla, Drew Baglino, dieron a entender que pondrán en marcha una nueva planta de producción de cátodos en algún lugar de Estados Unidos.

El objetivo de Tesla no es sustituir inmediatamente las baterías que compran a proveedores como Panasonic, LG Chem o CATL, sino poder satisfacer la demanda cada vez mayor que calculan que habrá a nivel mundial con la extensión del vehículo eléctrico, como adelantó el propio Musk antes de la presentación.

Un nuevo modelo por 25.000 dólares y con conducción autónoma para dentro de tres años

Los accionistas de Tesla vieron la presentación en modelos de la marca como si fuera un autocine.Los accionistas de Tesla vieron la presentación en modelos de la marca como si fuera un autocine.
Los accionistas de Tesla vieron la presentación en modelos de la marca como si fuera un autocine.

Tesla/YouTube

Fruto de estos avances en las baterías, Musk espera fabricar un modelo mucho más asequible. "Dentro de tres años estamos seguros de que tendremos un coche eléctrico convincente por 25.000 euros  que será además totalmente autónomo", anunció el ejecutivo, que no dejó claro cuál será el nombre de este modelo futuro.

Al ser preguntado por un accionista si esto podría afectar a las cuentas de la compañía, Musk aseguró que reducirán los precios sin perder dinero. "Queremos hacer el precio tan competitivo como sea posible sin perder dinero. Si pierdes dinero, mueres", dijo.

Al mismo tiempo, Musk anunció un modelo de alto rendimiento, la versión 'Plaid' (tartán) del Tesla Model S, que podría acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en menos de dos segundos y alcanzar una velocidad máxima de 321 kilómetros por hora, que ya ha sido probado en el circuito de Laguna Seca (California) y que ya se puede reservar a través de su web, con un precio que estará en torno a los 140.000 dólares.

Tesla aspira a cerrar 2020 con un aumento de producción de entre el 30 y el 40%

Musk también pronosticó que cerrarán el año con un incremento de la producción de entre un 30 o 40% respecto al año pasado, cuando la empresa fabricó más de 367.000 vehículos, por lo que este 2020 estarían entre los 470.000 y los 510.000 vehículos, cumpliendo el objetivo previo del medio millón de coches previsto.

"En 2019 tuvimos un crecimiento del 50%, y creo que lo hemos hecho muy bien en 2020, probablemente entre el 30 y el 40% de crecimiento, pese a las circunstancias, que han sido muy difíciles" señaló el fundador de la compañía de vehículos eléctricos, que llegó a referirse a este año como "el más difícil de la historia de Tesla".

LEER TAMBIÉN: Filtran cómo serán las nuevas baterías de Tesla que multiplicarán por 4 la capacidad de las actuales

LEER TAMBIÉN: Elon Musk ya es la tercera persona más rica del mundo: su fortuna supera a la de Mark Zuckerberg después del 'split' de las acciones de Tesla

LEER TAMBIÉN: 2025 será el año clave para los coches eléctricos: los expertos esperan que igualen precios con los de combustión y alcancen el 30% de las ventas

VER AHORA: Las acciones de Nvidia se han disparado un 31.000% desde su estreno en bolsa: cuánto habrías ganado exactamente si hubieras invertido 1.000 euros el primer día

    Más:

  1. Tesla
  2. Motor
  3. Coche eléctrico
  4. Elon Musk
  5. Movilidad sostenible