Pasar al contenido principal

Tesla está pidiendo a sus trabajadores que ayuden voluntariamente a entregar 30.000 coches antes de que acabe el trimestre

A parking lot of predominantly new Tesla Model 3 electric vehicles in Richmond, California.
Reuters
  • Las prisas por entregar coches antes de que acabe el trimestre no son nuevas para Tesla. Un correo interno al que ha tenido acceso Business Insider muestra que el período actual no es una excepción.
  • Sanjay Shah, vicepresidente senior de Tesla, ha pedido a los empleados que ayuden a entregar 30.000 coches a lo largo de los últimos 15 días del trimestre.
  • El CEO de Tesla, Elon Musk, ha reconocido el problema con las entregas de los Tesla, y la compañía incluso compró una empresa logística dedicada al transporte de vehículos a principios de año.

Horas después de presentar su último coche, el Model Y, Tesla ha vuelto a pedir a sus empleados que ayuden voluntariamente a entregar coches a los clientes antes de que acabe el trimestre.

Eso es al menos lo que pide el vicepresidente senior de la compañía, Sanjay Shah, a los jefes de departamento a través de un correo interno enviado el pasado viernes al que ha tenido acceso Business Insider. Tesla busca así una vez más voluntarios dentro de la empresa para quedar con los clientes para entregar los coches recién salidos de la fábrica.

"Necesitamos vuestra ayuda para acelerar la inscripción de voluntarios", según expone Shah en el correo electrónico. "Tenemos que entregar 30.000 coches más en los próximos 15 días".

En su última presentación de resultados, Tesla explicó que espera que la producción de vehículos para este primer trimestre de 2019 "aumente secuencialmente", pero las entregas en Estados Unidos pueden ser algo más bajas que en el trimestre anterior debido al inicio de las entregas de los coches en Europa y China. Como referencia, la empresa entregó 90.966 coches en el cuarto trimestre del año pasado.

Un portavoz de Tesla se ha negado a comentar esta noticia, aunque ha reiterado que la participación de los empleados es opcional.

La entrega de los coches, una vez salidos de la fábrica, se ha convertido en una pesadilla continua para Tesla. El pasado mes de septiembre el CEO de la compañía, Elon Musk, dijo que estaban en transición de un "infierno de producción" a un "infierno logística". Los empleados han relatado en algunas ocasiones unas situaciones poco habituales en el sector, como la de un trabajador que condujo un coche nuevo durante tres horas para entregarlo a un cliente que lo estaba esperando y volverse de vuelta a la fábrica con un Uber pagado por Tesla.

Leer más: Tesla va a enfrentarse a una "guerra" en China este 2019, pero nadie tiene claro si está realmente preparada para ganarla

"Todos contribuimos porque queremos que la compañía tenga éxito", explicó el empleado, que no quiso revelar su identidad, porque los trabajadores no disponen de autorización para hablar públicamente. "Lo hicimos por nuestra propia seguridad laboral y por la compañía". 

Ese esfuerzo de los empleados de diferentes departamentos de Tesla también se produjo en el cuarto trimestre del año pasado, según ha explicado el mismo empleado.

Tesla, por su parte, ha reconocido sus dificultades para entregar coches. En enero, la compañía anunció la compra de una empresa logística dedicada al transporte de vehículos para solucionar el problema.

"Esto nos va a dar mucho más control a la vez que reducimos costes y mejoramos la satisfacción de los clientes", dijo Musk a los inversores al hablar de esa compra. Sin embargo, según el correo electrónico enviado por Shah en el que se solicita a los empleados que ayuden con los entregas, ese refuerzo no parece ser suficiente para cumplir con los objetivos de entregas que tiene la compañía.

Y además