¿Qué tiempo hará en España en otoño de 2021? Estas son las predicciones de expertos y modelos meteorológicos

Otoño

Getty Images

  • El otoño en España se prevé húmedo, con temperaturas en valores medios o incluso bajos a partir de octubre en la parte norte de la Península, llegada temprana de las nieves a las montañas y episodios de vientos intensos en el Mediterráneo, según el análisis de expertos como Rubén Vázquez de Meteovigo.
  • Organismos como la AEMET estiman que la temperatura otoñal será la habitual en el tercil superior y ligeramente superior en el sur peninsular y Baleares.
  • Un posible fenómeno es el de las nevadas tempranas en los sistemas montañosos españoles, especialmente en la parte norte. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

El mundo se tiñe de amarillo, marrón y rojo, las hojas se caen, la lluvia retorna, crecen las setas y los días de achican. Efectivamente, el otoño meteorológico ya está aquí.

Los días otoñales se han iniciado con desplome de las temperaturas y una gran actividad tormentosa en España, impulsada por la presencia de una DANA en la vertical de Portugal y un flujo de aire húmedo de origen mediterráneo.

Pero, ¿qué tiempo hará en otoño en España en 2021? Para saberlo hay que recurrir a los pronósticos de la AEMET o al análisis de expertos como Rubén Vázquez de Meteovigo o la predicción estacional de Meteobrais.

Temperatura de otoño

AEMET

Para los meses de septiembre, octubre y noviembre de 2021, la AEMET predice una mayor probabilidad de que la temperatura sea algo más elevada de lo normal en el sur peninsular y Baleares, mientras que en el resto de España los termómetros otoñales se encontrarían dentro de los valores normales para la época. 

En cuanto a las lluvias, la Agencia Estatal de Meteorología cree que las precipitaciones estarán en la media para toda España a excepción de la vertiente atlántica y Canarias, donde podría llover menos de lo habitual, tal y como muestra este gráfico. 

Precipitación otoño 2021

AEMET

Un referente a consultar es el pronóstico estacional de Meteovigo, elaborado de forma meticulosa por Rubén Vázquez. 

El meteorólogo espera una circulación muy meridional este otoño de 2021 en España, con "entradas de masas desde latitudes altas que dejarán temperaturas por debajo de los valores medios con frecuencia, sobre todo en el norte y a partir de octubre".

Rubén Vázquez pronostica que las lluvias más importantes salpicarán al Mediterráneo y al norte peninsular. Las precipitaciones más virulentas afectarán al Cantábrico Oriental y al litoral catalán. 

Mientras que la AEMET espera un otoño con precipitaciones normales o inferiores a la media en algunos puntos, desde Meteovigo afirman que lloverá muy por encima de la media en el extremo norte de la Península y ligeramente por encima en el Mediterráneo, en la zona centro y sureste, dentro de la media. En el suroeste lloverá menos de lo normal, especialmente hasta la mitad del otoño. 

Este experto cree que, en consonancia con ejercicios anteriores, habrá nevadas tempranas en los sistemas montañosos españoles, en especial en los de la mitad norte. 

En cuanto a las temperaturas, Vázquez coincide con la AEMET en que los mercurios estarán dentro de la media, aunque ligeramente por encima en el centro y sureste, y por debajo en el resto de la Península, destacando en el norte y noreste. Podrían ser llamativos los eventos de frío anticipados. 

Al norte el viento soplará de forma marcada, sobre todo en el noroeste y también en el Mediterráneo, fenómeno que obedece a una corriente en chorro muy ondulada. 

Otoño

oscar_p.r./flickr

El interesante análisis de Meteobrais habla de una primera mitad del otoño, hasta mediados de octubre, marcada por la alternancia de situaciones anticiclónicas y fases de aire frío e inestabilidad atmosférica, con pequeñas borrascas aisladas, sobre todo en el este de la Península. En el Mediterráneo puede haber precipitaciones torrenciales muy intensas. 

Atendiendo a la segunda parte del otoño, el aire frío ganará terreno sobre el Atlántico norte, con precipitaciones intensas y muy abundantes, vientos y temporal especialmente en Galicia. En la mayor parte del país las temperaturas serían suaves, e incluso con calores tardíos.

Brais Aldao Méndez de Meteobrais coincide con otros análisis en la alta probabilidad de las nevadas tempranas en zonas montañosas, sobre todo Pirineos, Sistema Ibérico y Bético. 

Este experto habla de temperaturas normales en Galicia, Asturias, Cantabria y Canarias y un otoño ligeramente cálido en el resto peninsular, Baleares, Ceuta y Melilla. 

Sería una estación algo más húmeda de lo normal en Girona, Barcelona, Tarragona, Castellón, Valencia, Alicante, Baleares, Ceuta y Melilla y en valores normales en Lugo, Ourense, todo el Cantábrico, Navarra, La Rioja, Aragón, Lleida, Murcia, Almería, Granada, Málaga, Cádiz y Canarias.

¿Qué dice para el otoño el ancestral pronóstico de las cabañuelas?

“Está escrito en el cielo lo que pasará en el suelo”, decía el abuelo de José Buitrago, experto en calcular la predicción del tiempo siguiendo el antiguo método tradicional de las cabañuelas, que recurre a la observación de los primeros 24 días de agosto para analizar qué acontecerá los próximos 12 meses.

Según informa La Opinión de Málaga tras consultar a José Buitrago, este prevé abundantes lluvias a partir de los primeros días del año hidrológico, sobre todo en el centro y este de la Península. Podría haber chaparrones tormentosos y torrenciales en cualquier punto de España pero sobre todo en el sur, Este y Cataluña.

Las cabañuelas hablan de un otoño con temperaturas frías después de octubre y escarchas severas generalizadas por todo el país a principios de la segunda semana de noviembre. Buitrago también subrayó que se extenderán las nieblas matinales intensas en zonas de los valles hasta la llegada del mediodía. 

Por si acaso, tú ten a punto el paraguas. 

Otros artículos interesantes:

Este es el mapa del cambio climático en España en el futuro inmediato si no se frena el calentamiento global

Las inundaciones mortales de julio en Europa occidental fueron hasta 9 veces más probables debido al cambio climático, según confirma una nueva investigación