11 alucinantes beneficios de comer setas que seguramente ignores, desde hacerte más joven a prevenir el cáncer

Setas

Getty Images

  • Un nuevo estudio publicado por la Endocrine Society revela que los champiñones blancos ralentizan el avance del cáncer de próstata. No obstante, esta es solo una de las casi infinitas cosas que pueden hacer por ti las setas. 
  • Estos son los principales beneficios para tu salud de comer hongos con regularidad. Nutren tu cerebro, hacen más fuerte tu sistema inmune o logran un embarazo más saludable. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Champiñones, shiitake, setas ostra, boletus, níscalos, setas cardo, rebozuelos... ¿forman parte de tu dieta? ¿Ignoras sus espléndidos sabores y texturas o, aunque te encante cocinarlas, todavía no conoces sus virtudes? En este artículo podrás conocer hasta 11 impactantes beneficios de las setas en tu salud. 

A caballo entre el reino animal y vegetal, los hongos comestibles llevan siglos formando parte de las costumbres culinarias de la humanidad. Según la FAO, existen en torno a un millar de setas aptas para el consumo. En España, la época ideal para recolectar y consumir fresco este manjar es el otoño, aunque durante todo el año pueden encontrarse setas cultivadas. 

Fresh Plaza señala que Europa es el mayor mercado para las setas cultivadas, pues representa más de un 35% del mercado global, según un estudio recogido en 2015. El continente que se lleva la palma en su consumo es el asiático, con China a la cabeza. Allí los hongos llevan cultivándose milenios. Asia también atesora a otros grandes producwtores como Corea, Japón o la India.

Su sabor umami, sus aromas terrosos y su enorme versatilidad hacen de las setas un alimento para tus platos no solo muy sabroso, sino también muy sano. Estos son 11 beneficios de los hongos amparados por diversos estudios científicos.

Ralentizan el avance del cáncer de próstata

Beneficios increíbles de las setas

Así lo señala una nueva investigación presentada en marzo de 2021 en la Endocrine Society, centrada en los champiñones blancos. En el estudio, realizado en ratones, el extracto de hongo botón blanco no solo suprimió la actividad del receptor de andrógenos, sino que también inhibió el crecimiento tumoral en seis días. El autor principal, Xiaoqiang Wang, precisó que hace falta más investigación. 

Otro estudio japonés que siguió a 36.000 japoneses durante 10 años y averiguó que los que consumían setas 3 veces por semana tenían un riesgo de contraer cáncer de próstata un 17% más reducido.

Tienen 2 vitaminas muy preciadas para personas veganas y vegetarianas

Uno de los principales rasgos distintivos de las setas es su gran riqueza en nutrientes: son alimentos bajos en calorías, sodio o colesterol, pero ricos en minerales esenciales como el cobre (fundamental para producir glóbulos rojos), selenio (fundamental por sus dotes antioxidantes) y potasio, sin el que no se entienden las funciones nerviosas y musculares.

Pero además, las setas tienen dos vitaminas muy importantes del grupo B para las dietas vegetarianas y veganas, ya que normalmente se encuentran en alimentos de origen animal. Son la riboflavina y la niacina. 

Hacen fuerte tu sistema inmune

En concreto, las setas shiitake cocidas tienen este superpoder, tal y como muestra un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Florida y publicado en el Journal of the American College of Nutrition. 52 adultos sanos con edades entre 21 y 41 años fueron instados a comer una porción de cuatro onzas de hongos shiitake cada día durante 4 semanas. 

Para no interferir con los resultados, los participantes también evitaron el té, los suplementos y los probióticos, además de limitar su consumo de alcohol y consumir 7 piezas diarias de frutas y verduras. Los análisis de sangre arrojaron que los participantes tuvieron niveles altos de un tipo de célula T y menos marcadores inflamatorios, dándole potencia de este modo a su sistema inmune

Actúan como prebiótico para tu microbiota intestinal

Otro estudio realizado en animales y llevado a cabo por científicos de Penn State en un par de grupos de ratones (uno con microbiota intestinal y el otro sin estos beneficiosos microorganismos) dio estupendos resultados para los primeros.

Aquellos que fueron alimentados con una dosis diaria de champiñones blanco vieron incrementada su cantidad de Prevotella, una bacteria intestinal "amigable", que a su vez generó más cantidad de ácidos grasos de cadena corta. Estos pueden alterar la expresión de genes involucrados en el manejo de la glucosa. 

Dicho de un modo más sencillo, los champiñones actuaron como prebiótico para la microbiota intestinal, favoreciendo el equilibrio de los niveles de azúcar en sangre. 

Cuidan tu memoria y previenen contra el deterioro cognitivo 

Tras analizar registros médicos de 600 personas durante 6 años, investigadores de la Universidad Nacional de Singapur obtuvieron valiosas conclusiones que vinculan el consumo de setas con una mejor salud cognitiva. 

Sus hallazgos, que vieron la luz en un informe publicado en el Journal of Alzheimer's Disease, apuntan a que los adultos que comían dos porciones de hongos cada semana reducían a la mitad su riesgo de deterioro cognitivo leve.

Las personas mayores consumían diversos tipos de setas como setas ostra, shiitake o champiñones blancos y en formatos distintos como en lata, secas o frescas. Los autores sostienen que los beneficios cognitivos de comer setas se extenderían a más variedades.

Controlan algunas complicaciones durante el embarazo 

Científicos de Dinamarca, Irlanda y el Reino Unido investigaron en ratas que padecían preeclampsia (una condición de presión arterial grave que ocurre típicamente después de las 20 semanas de embarazo) con el antioxidante ergotioneína, la cual se halla de forma natural en las setas.

Según la investigación publicada en la revista Hypertension, las ratas experimentaron una disminución de la presión arterial, además de menor cantidad de sustancias nocivas liberadas en la placenta. Los responsables se encuentran buscando el desarrollo de un fármaco específico para la enfermedad a partir de este compuesto antiinflamatorio.

Setas comestibles.

Previenen el cáncer de mama

Una investigación recogida en la revista Experimental Biology and Medicine probó 5 variedades de seta como portobello y setas ostra, averiguando que fueron capaces de suprimir de forma significativa el crecimiento y la reproducción de las células de cáncer de mama, sugiriendo un efecto quimioprotector, según los investigadores.

Reducen el colesterol 

Al contener quitina y beta-glucano, fibras que reducen el colesterol, el consumo de setas es excelente para procesar el colesterol y eliminarlo del torrente sanguíneo. Una investigación publicada en el International Journal of Medicinal Mushrooms determinó que las setas ostra rosa reducen el colesterol total y el LDL en ratas hipercolesterolémicas.

Pero no son los únicos compuestos: los hongos también son ricos en fitonutrientes que evitan que las células se adhieran a las paredes de los vasos sanguíneos, favoreciendo la circulación y la presión arterial equilibrada. 

Alta concentración de nutrientes 

Si quieres más vitamina D, además de tomar el sol, las setas son tus amigas. Esta vitamina liposoluble ayuda absorber el calcio, mejora el crecimiento de los huesos y se relaciona con un mejor sistema inmune y menor riesgo de depresión. La cosa no se queda ahí: las setas abundan en hierro, fósforo, yodo, magnesio, selenio, calcio, potasio, zinc o vitamina A. 

Llevan siendo siglos usadas en la medicina tradicional china

Alimentos de la medicina tradicional china.

Setas como los hongos reishi se han empleado con fines medicinales en Asia durante miles de años para combatir enfermedades, reducir la inflamación o suprimir las respuestas alérgicas.

Según la revista Cuerpomente, otras setas destacadas en la medicina tradicional china son el hongo Cordyceps sinensis, el enokitake, el maitake o el yesquero de color, también llamado cola de pavo. 

Te mantienen joven durante más tiempo

Las setas también podrían ser fuente de eterna juventud. Cuando los investigadores de Penn State estudiaron sus compustos descubrieron la presencia de ergotioneína y glutatión, compuestos que combaten el estrés oxidativo causante del envejecimiento. Los hongos serían la fuente dietética más alta de estos dos antioxidantes consumidos de forma conjunta.

Los antioxidantes también protegen del daño celular asociado con numerosas afecciones crónicas relacionadas con la edad, como el Alzheimer o las enfermedades cardiovasculares.

El estudio anteriormente citado de la Universidad de Singapur descubrió que las personas mayores que comían más de 300 gramos de champiñones cocidos a la semana tenían la mitad de papeletas de sufrir deterioro cognitivo leve.

Otros artículos interesantes:

¿Las setas ayudan a incrementar los niveles de vitamina D? Esto es lo que dice un estudio

Estos auriculares están hechos enteramente de hongos y otros microbios: así es como este laboratorio convierte microorganismos en una alternativa al plástico y al cuero

Cuál es la forma más saludable de cocinar pimientos

Te recomendamos