Pasar al contenido principal

Trabajo llega a un preacuerdo para prorrogar los ERTE pendiente de la postura de la CEOE

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y la de Trabajo, Yolanda Díaz
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y la de Trabajo, Yolanda Díaz Pool Moncloa / J.M. Cuadrado
  • El Gobierno llegó anoche a un preacuerdo con sindicatos sobre las condiciones para prorrogar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) más allá del estado de alarma.
  • El texto debe salvar todavía un escollo y es que las empresas no están conformes con la prohibición de despido durante los seis meses siguientes al ERTE.
  • La directiva de CEOE-Cepyme determinará hoy su postura respecto al preacuerdo. De ser ratificado, el acuerdo deberá recibir luz verde en el Consejo de Ministros extraordinario que tendrá lugar hoy.
  • El preacuerdo incluye una serie de bonificaciones para fomentar que las empresas que no estén sometidas a restricciones marcadas por el Gobierno vuelvan a la actividad.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Tras una semana de negociaciones, el Ministerio de Trabajo llegó anoche a un preacuerdo con sindicatos sobre las condiciones para prorrogar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) más allá del estado de alarma. El texto, pendiente aún de ser ratificado por la patronal, debe salvar todavía un escollo y es que las empresas no están conformes con la prohibición de despido durante los seis meses siguientes al ERTE.

La directiva de CEOE-Cepyme se reunirá a lo largo de la mañana de este viernes para determinar su postura respecto al preacuerdo alcanzado entre el Gobierno y sindicatos. De ser ratificado, el preacuerdo deberá recibir luz verde en el Consejo de Ministros extraordinario que tendrá lugar hoy.

El principal punto de fricción con la patronal empresarial es la propuesta del Gobierno para que las empresas que hayan aplicado un ERTE no puedan llevar a cabo ningún despido improcedente durante los seis meses posteriores a la recuperación de la actividad. Si se produjera algún despido, la compañía debería devolver todas las ayudas que ha cobrado este tiempo. Una condición que la CEOE había advertido que podría llevar al cierre de un gran número de empresas si se las obligaba a mantener la plantilla medio año sin haber recuperado la actividad.

Leer más: La crisis de 2008 revela que las pymes enfocadas al futuro del trabajo, la reingeniería del sistema de salud o la localización de suministros serán las más rentables para los inversores en los próximos 2 años

Se excluirían este marco los despidos disciplinarios procedentes, las jubilaciones o incapacidades o la finalización de contratos temporales.

El preacuerdo incluye una serie de bonificaciones para fomentar que las empresas que no estén sometidas a restricciones marcadas por el Gobierno vuelvan a la actividad. Entre ellas, las compañías de menos de 50 empleados estarían exentas del 85% de las cotizaciones de sus empleados en mayo y el 70% en junio. En caso de que se superen los 50 trabajadores, la exención sería del 60% en mayo y el 45% en junio. 

Leer más: Así será la desescalada de la hostelería: las terrazas podrán abrir con restricciones de aforo en la primera fase

Sí se ha llegado a un consenso en otros puntos que hasta ahora generaban tensión como las condiciones para prorrogar estos ERTE de fuerza mayor en función de las particularidades de cada sector, y su transformación en otros ERTE.

Además el texto limita hasta el 30 de junio el cobro de la prestación por desempleo de los afectados por un ERTE aunque no hayan generado ese derecho y que el cobro de la prestación no compute como consumido. 

Y además