Pasar al contenido principal

Trump impone nuevos aranceles a más de 1.300 productos chinos por valor de 50.000 millones de dólares

Donald Trump y Xi Jinping
Jonathan Ernst/Reuters

Lejos de arreciar, la escalada de hostilidades comerciales entre EE.UU. y China parece empeorar con el paso de los días. Si esta semana era Pekín quien aprobaba impuestos adicionales para 128 productos estadounidenses, la administración que gobierna Donald Trump anunció en la madrugada de este miércoles que impondrá nuevos aranceles a la importación de más de 1.300 productos chinos, lo que en la práctica se traducirá en un castigo de otros 50.000 millones de dólares, que se suman a los 60.000 millones por la tasa al acero y el aluminio que fijó el pasado 22 de marzo.

La guerra comercial ha estallado y Trump parece no dar marcha atrás en su plan de proteger los intereses comerciales de EE.UU. contra quienes los amenacen, un argumento que utilizó para recurrir a la Ley de Comercio Exterior de 1974 que permitió imponer los primeros aranceles. El motivo de fondo es el déficit comercial de 375.000 millones de dólares que Estados Unidos mantiene con China, el cual representa el 75% del déficit global del país norteamericano.

Leer más: Guía para no perderse en la guerra comercial entre EE.UU. y China

En aquella ocasión se escogieron dos productos chinos concretos a los que gravar adicionalmente para equilibrar la balanza. Sin embargo, la decisión de este miércoles afecta a múltiples sectores que van desde materias primas a materiales de construcción, así como maquinaria agrícola, productos tecnológicos y bienes de consumo. Una gama de productos especialmente seleccionada por parte de EE.UU., ya que buena parte de las empresas directamente afectadas se enmarcan en el plan Made in China 2025 impulsado desde Pekín para modernizar los centros productivos y para que China sea la próxima potencia en tecnologías de todo tipo. A todos ellos se les aplicará a partir de ahora la misma tarifa: un 25%.

Robert Lighthizer, representante de comercio estadounidense, ha sido el encargado de explicar la lista de productos chinos importados a los que se les aplicará el nuevo arancel. "La lista se adaptó eliminando los productos específicos identificados por los analistas como posibles disruptores de la economía estadounidense y las tarifas aplicadas están sujetas a restricciones legales y administrativas. El resto de los productos fueron clasificados en función del posible impacto en los consumidores de EE.UU., según los datos comerciales disponibles, que incluyen fuentes alternativas del país para cada producto. La lista propuesta se redujo a aquellos productos con el menor impacto para el consumidor", justificó.

La respuesta de urgencia de China contra el "unilateralismo"

En este escenario, China ha respondido con urgencia haciendo pública una lista paralela de productos importados desde EE.UU. a los que planea imponer nuevos aranceles. En concreto, la lista consta de 106 productos a los planea gravar con un 25%, como respuesta proporcional a la medida adoptada por EE.UU y con la que pretende recuperar los 50.000 millones de dólares que perderán con las tasas fijadas este miércoles a sus productos por parte de la administración de Donald Trump.

Lu Kang, portavoz del Ministerio de Exteriores chino, condenaba este miércoles los nuevos aranceles a más de 1.300 productos chinos, al tiempo que anunciaba "medidas proporcionales de la misma intensidad y escala" para productos de EE.UU.: "Debo insistir nuevamente en que EE.UU. presentó la lista de aranceles sin tener en cuenta las severas protestas de China y sobre la base de ningún hecho. China condena enérgicamente y se opone firmemente a esa medida típica del unilateralismo y el proteccionismo comercial. Lo que Estados Unidos ha hecho viola severamente los principios básicos y el espíritu de la OMC. China, inmediatamente, informará de esta jugada equivocada del lado estadounidense al arbitraje de la OMC ", según recoge AFP. Eso sí, la fecha en la que las medidas de China entrarán en vigor no se ha hecho pública por el momento.

Te puede interesar