Pasar al contenido principal

Uber y Cabify estudian nuevas formas de pago tipo Netflix: un modelo de suscripción en el que se pagará una cuota fija

uber en otros países
Conductor de Cabify esta semana en Madrid. Vicente Cano.
  • Uber y Cabify estudian un modelo de suscripción similar al de Netflix: pagas una cantidad fija al mes y tienes derecho a varios viajes o pedidos.
  • Este servicio, según Techcrunch, ya lo está probando Uber en ciudades como Chicago y San Francisco.
  • Se inspira en Ride Pass, un plan que puso en marcha Uber ya en varias localidades del mundo.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Hace tiempo que Uber y Cabify, al igual que han hecho otras plataformas tecnológicas de transporte, preparan una nueva manera para configurar sus pagos. No será excluyente de las que ya existen —pago por viaje—, sino complementarias.

En los últimos meses, se ha conocido que ambas compañías tienen intención de introducir tarifas mensuales de suscripción, con la que los usuarios no tendrán que preocuparse por cuánto dinero les cuesta cada trayecto.

La última compañía sobre la que se conoce información ha sido Uber. La estadounidense estaría trabajando en un plan en el que les daría a sus usuarios viajes con descuento, así como acceso gratuito a las entregas de Uber Eats y los viajes de Jump, tanto en bicicleta como en scooter.

Este servicio de membresía, que de acuerdo a Techcrunch, que avanzó la información, se está probando en las ciudades de Chicago y San Francisco, costaría 25 dólares al mes aproximadamente.

Leer más: Just Eat y Takeaway se fusionarán para crear el mayor gigante del 'delivery' del mundo, mientras sus rivales pisan el acelerador para ser primeros en el mercado

Se inspira en el Ride Pass, un plan que ya puso en marcha Uber en pocas ciudades en el que se pagaba un precio fijo sin importar el día, la demanda de servicio o las condiciones de tráfico. La diferencia con lo que vendrá es que entonces no estaban integrados sus otros servicios de transporte y de comida a domicilio.

Cabify no fija fecha

La compañía española Cabify tiene claro desde hace tiempo que los planes mensuales tienen futuro en la compañía. Así lo explicó en mayo el presidente de la firma para Europa, Mariano Silveyra.

En una ponencia de las jornadas Sima Pro, del Salón Inmobiliario de Madrid, Silveyra avanzó la posibilidad de que los usuarios tengan a disposición modelos de suscripción mensuales o anuales en los que se incluya un paquete de horas prefijado. No obstante, no puso fecha: "El día de mañana", dijo.

El directivo, que defendió que un futuro los vehículos formarán parte de una red "inteligente" que gestionará la oferta y la demanda, fue más allá y dijo que Cabify ofrecerá opciones para desplazarse "individuales o combinadas".

Ambos planes, de Uber y de Cabify, tendrían muchas similitudes con Netflix —también con otras tecnológicas como Spotify—, que ha popularizado las tarifas para su modelo de vídeo bajo demanda que, de algún modo, sustituyen al pago por visión en series o películas (equivalente en Cabify y Uber a pagar por cada trayecto que se realiza).

La inspiración de Cabify y Uber: Lyft

Ni Uber ni Cabify serán los primeros en estrenar estos planes. Antes han visto cómo algunas plataformas rivales, presentes en Estados Unidos y otras ciudades del mundo, han optado por esta vía.

Leer más: Duro golpe para el taxi en Barcelona: el TSJC suspende de forma cautelar la hora de espera para contratar un Cabify o Uber

Es el caso de Lyft, que rivaliza con Uber fuera de España. Lo llama All-Access-Plan y lo puso en marcha desde antes de salir a bolsa. ¿En qué consiste? Básicamente en pagar una cantidad fija (299 dólares al mes) a cambio de 30 viajes que tienen trayectos que, de manera individual, supondría pagar 15 dólares por cada uno.

Lyft comenzó a probar ese plan a principios de 2018, aunque tenía diferencias respecto a la actualidad. La compañía ofrecía en ese momento una gama de planes de precios variados. La compañía siempre ha mantenido que, cuanto más diversos y variados sean sus productos, más animadas se sentirán las personas a abandonar sus vehículos personales.

Tarifas actuales: precios dinámicos

La realidad es que, hasta que lleguen las suscripciones, Uber y Cabify mantienen sus precios ligados a la oferta y la demanda junto a otros parámetros fijos, como el precio por kilómetro.

La estrategia se ha consumado a lo largo de los años con subidas de precios, que podrían no ser las últimas. Cabify, por ejemplo, lo ha hecho en varias ocasiones. El último cambio que se recuerda es la simplificación de tarifas y la implantación del coste por minuto, un aspecto que acercaba a la compañía más al estilo del taxi pese a mantener el precio cerrado.

Hay que tener en cuenta también que Cabify cambia las tarifas en cada ciudad de España en la que opera —en su web vienen los detalles— y en función de qué coche se elija porque tiene distintas modalidades. La más económica es Lite, aunque tiene otras como Cabify Kids, Rental o Executive.

¿Y Uber? Mantiene como parámetros el precio por minuto y ha introducido también el concepto de precio base. Se pudo ver cuando anunció cambios para su servicio en la Comunidad de Madrid, el punto de España con más presencia de coches de las plataformas tecnológicas.

La compañía californiana decidió bajar el precio mínimo de 5,5 euros a 3,5 euros, pero también cambió la estructura de precios. El resultado: los viajes cortos eran más baratos y los viajes largos eran más caros.

Este resultado se da al fijar un precio base de 0,4 euros, que no existía hasta el momento, y combinarlo con una rebaja del precio por kilómetro (de 1,25 euros a 1,22 euros) y un encarecimiento del precio por minuto (pasó a ser de 0,15 euros y no de 0,1 euros).

   

Artículo Original de Economía Digital

Y además