La venta de la problemática división de coches autónomos de Uber podría ser el siguiente paso en la carrera de la empresa por dejar atrás la filosofía del crecimiento a toda costa

El CEO de Uber, Dara Khosrowshahi.
El CEO de Uber, Dara Khosrowshahi.
Michele Tantussi/Getty Images
  • Uber está negociando vender su división de vehículos autónomos, ATG, a la startup Aurora Innovation, según ha publicado TechCrunch.
  • ATG ha tenido dificultades para mostrar sus avances en el terreno de la conducción autónoma, así que posiblemente estas conversaciones tengan más que ver con el deseo de Uber de deshacerse de esta unidad que con el interés de Aurora en ATG, ha resaltado el analista Sam Abuelsamid.
  • La venta permitiría a Uber borrar las pérdidas de ATG de sus cuentas, y al mismo tiempo podría beneficiarse si sale bien la fusión entre Aurora y ATG.
  • Aurora tendría acceso a los trabajadores y a la tecnología de ATG mientras que ganaría un inversor que podría ayudar con futuros esfuerzos de recaudación de fondos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El CEO de Uber, Dara Khosrowshahi, se ha pasado los últimos tres años dando marcha atrás a la estrategia de "crecimiento a toda costa" que siguió su antecesor en el puesto Travis Kalanick, saliendo de mercados y deshaciéndose de negocios que han pesado en las cuentas de la empresa sin ofrecer a cambio un beneficio significativo a largo plazo.

Su próximo paso, según TechCrunch, podría ser la venta de la unidad de vehículos autónomos de Uber, Advanced Technologies Group (ATG). El comprador más probable es la startup Aurora Innovation, que cuenta con el respaldo de Amazon y que dirige el ex jefe de conducción autónoma de Google Chris Urmson. TechCrunch publicó a principios de este mes que el acuerdo no se ha cerrado, pero que las conversaciones entre las dos empresas están "muy avanzadas".

La venta de ATG marcaría un profundo cambio desde la perspectiva de Kalanick sobre la conducción autónoma. En 2016, el ex CEO aseguró a Business Insider que ser líder en la carrera de los coches autónomos era una cuestión de vida o muerte para Uber.

"Si no estamos empatados en el primer puesto, entonces la persona que esté en ese primer lugar, o la entidad que esté en primer lugar, desplegará una red de coches con conductor mucho más barata o de mayor calidad que la de Uber, entonces Uber ya no será nada", afirmó Kalanick en ese momento.

Sam Abuelsamid, un analista de Guidehouse Insights que cubre el sector de la movilidad y de los vehículos autónomos, apunta a Business Insider que la noticia de TechCrunch le sorprendió. Desde fuera, no parece que ATG haya avanzado mucho en el desarrollo de su tecnología, señala Abuelsamid, así que las conversaciones podrían estar más impulsadas por el deseo de Uber de deshacerse de esta división que le da problemas que por el interés de Aurora en ATG.

"No estoy seguro de por qué Aurora los querría", puntualiza Abuelsamid.

Uber ATG fue valorada por última vez en 7.300 millones de dólares, una cifra que probablemente queda fuera del rango de precios de Aurora si se lleva a cabo una compra en efectivo (ha recaudado un total de 766 millones de dólares). Pero eso no haría imposible un acuerdo. Uber podría intercambiar ATG por una participación en Aurora, recuerda Abuelsamid, siguiendo un método que la empresa ya ha utilizado en negocios anteriores, como cuando se deshizo de su parte de bicicletas y patinetes, a principios de este año.

La compra de Aurora por parte de Amazon podría ser el próximo gran paso en la ola de consolidación de la industria del coche autónomo, según un experto

Tal movimiento permitiría a Uber sacar de sus cuentas las pérdidas de ATG, manteniendo el potencial de beneficiarse de una fusión entre Aurora y ATG, mientras que Aurora tendría acceso a los trabajadores y la tecnología de ATG, a la vez que se queda con un nuevo inversor que podría ayudarle a recaudar fondos en el futuro, constata Abuelsamid.

El sector de los vehículos autónomos es relativamente joven, lo que crea una reserva más limitada de talento con experiencia que la que se encuentra en otros mundos como el del motor y el de la tecnología de consumo. ATG tiene más de 1.200 empleados, según TechCrunch, aproximadamente el doble de personal que Aurora. Eso podría ayudar a Aurora a ampliar rápidamente su fuerza de trabajo conforme empresas de la competencia como Waymo, Cruise y Argo AI continúan creciendo.

"No comentamos rumores ni especulaciones", se ha limitado a declarar un portavoz de Aurora ante las preguntas sobre este tema. Uber no ha respondido.

La desconocida startup que está adelantando a Amazon y Google en la carrera por el reparto de comida a domicilio con coches autónomos

ATG ha luchado por cumplir su promesa desde que comenzó a operar en 2015. Por el camino, ha sufrido un accidente mortal, una gran demanda y un conflicto interno. Este año, dos de los principales inversores de Uber, SoftBank y Benchmark, han presionado a la compañía para que consiga más financiación externa para ATG. 

Fundada en 2017, Aurora está trabajando en un sistema de conducción autómata que planea vender a otras empresas. La compañía se centra a corto plazo en los camiones de gran tonelaje, pero ha dicho que su tecnología acabará encontrando su camino hacia otras aplicaciones. Uno de los fundadores de Aurora, Drew Bagnell, trabajó en Uber ATG antes de lanzar la startup.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

LEER TAMBIÉN: Ommatidia, la empresa que utiliza tecnología inspirada en los ojos de las abejas para mejorar las imágenes 3D con que funcionan los coches autónomos

LEER TAMBIÉN: KDPOF, la empresa española que apuesta por la fibra óptica de plástico para los chips que corregirán ineficiencias en los coches eléctricos y autónomos

LEER TAMBIÉN: Los coches autónomos no están tan lejos: en qué sitios puedes ya encontrarlos

VER AHORA: Ángel Sáenz de Cenzano, CEO de LinkedIn España: “El mayor reto del mercado laboral será la capacitación de las personas para dar respuesta a las necesidades del futuro”