Los roedores más grandes del mundo han invadido una exclusiva localidad de Argentina y se están convirtiendo en símbolo de rebelión contra los promotores inmobiliarios

Roedores gigantes en un barrio exclusivo de Argentina
Reuters
  • La localidad de Nordelta, en Buenos Aires, es una rica comunidad cerrada que fue construida sobre humedales naturales. 
  • Uno roedores gigantes conocidos como capibaras han invadido la zona, y los defensores del medio ambiente señalan que sólo han regresado a casa, provocando un intenso debate.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Unos visitantes inesperados se están apoderando de una exclusiva localidad de Argentina: los roedores más grandes del mundo, conocidos como capibaras o carpinchos, han regresado a casa.

Los exclusivos jardines de Nordelta, una comunidad de Buenos Aires, están siendo ocupados por estos roedores que mascan el césped, atacan a los perros y defecan donde les apetece, tal y como asegura el periódico argentino La Nación. 

Los capibaras pesan entre 27 y 29 kilos y miden más de 60 centímetros, según recoge National Geographic. 

Los defensores del medio ambiente señalan que la afluencia de los roedores no debería ser una sorpresa, ya que las casas de lujo del vecindario se construyeron junto a unos humedales. 

Es decir, estos animales simplemente están regresando para encontrar lo que una vez conocieron. 

El ecologista y abogado ambientalista argentino Enrique Viale afirma en una entrevista en The Guardian que los capibaras no están invadiendo la zona: "Es al revés: Nordelta invadió su ecosistema". 

"Los promotores inmobiliarios con respaldo del gobierno tienen que destruir la naturaleza para vender a los clientes el sueño de vivir en la naturaleza, porque las personas que compran esas casas quieren la naturaleza, pero sin mosquitos, serpientes o capibaras", lamenta Viale.

Viale también critica que este tipo de zonas exclusivas acaban absorbiendo la tierra al estar construidas sobre humedales, lo que genera todavía más problemas.

"Cuando hay eventos climáticos extremos, los barrios más pobres de los alrededores terminan inundados. Como siempre, son los pobres los que acaban pagando", matiza.

Son muchos los que apoyan a este abogado en redes sociales. "Banco fuerte a los carpinchos peronistas de Nordelta recuperando su hábitat", expresa un usuario en Twitter.

"¡¡La revolución  de los carpinchos!!", publica otro.

Los humedales de Paraná cubren una gran franja del país, desde el norte de Argentina hasta el río de la Plata y el océano Atlántico.

Sin embargo, están desapareciendo poco a poco, debido a que los promotores inmobiliarios utilizan este terreno para construir, y también por la proliferación de granjas de ganado y soja. 

En 2020, varios de los humedales se vieron envueltos en llamas debido a la ganadería, la sequía y el aumento de las temperaturas.

Otros artículos interesantes:

Bitcoin ya consume más electricidad que Argentina en un año

Una compañía argentina está creando super abejas para combatir su drástica disminución, algo que amenaza con fuerza a la agricultura mundial

Estos 20 inventos están pensados exclusivamente para salvar la Tierra y cuidar del medio ambiente