Los viajes espaciales dañan las células del cerebro, según un estudio realizado a 5 cosmonautas rusos

Astronauta

NASA/Unsplash

  • Un estudio realizado a los cerebros de 5 cosmonautas rusos confirma que los viajes espaciales pueden ocasionar graves daños al cuerpo y a la mente humana: estar mucho tiempo en órbita daña las células cerebrales. 
  • Para llegar a estas conclusiones, publicadas en la revista JAMA Neurology, se analizaron los biomarcadores sanguíneos del tejido cerebral en vuelos espaciales de larga duración.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Estar mucho tiempo en órbita puede salir muy caro para la salud, tal y como confirma un nuevo estudio llevado a cabo sobre los cerebros de 5 cosmonautas rusos tras pasar varios meses en la Estación Espacial Internacional.

No es la primera ocasión en la que se pone la lupa sobre las consecuencias para el organismo de los vuelos espaciales de larga duración: se ha demostrado hasta el momento que causan alteraciones en globo ocular y empeoramiento de la visión, además de músculos y huesos debilitados. De hecho, se pierde un 1% de densidad ósea al mes. 

También sobresale un análisis de múltiples modelos y artículos publicado en la revista Cell que apuntó a problemas inmunológicos, físicos, mentales y conductuales.

A los efectos adversos de los viajes espaciales se suma el daño a las células cerebrales, según concluye el examen a los tejidos de media decena de cosmonautas rusos a su regreso, después de permanecer durante casi medio año en órbita.

La nueva investigación, publicada en la revista JAMA Neurology el lunes, se trata de la señal más clara hasta el momento de que estar mucho tiempo en el cosmos, lejos del planeta Tierra, causa daños en las células cerebrales, tal y como indican los biomarcadores detectados en los análisis de sangre. 

"Esta es la primera vez que se ha documentado una prueba concreta de daño en las células cerebrales en análisis de sangre después de vuelos espaciales", explica en el comunicado de prensa el coautor principal del estudio y neurocientífico de la Universidad de Gotemburgo, Henrik Zetterberg. 

"Debe explorarse más y evitarse si se quiere que los viajes espaciales sean más comunes en el futuro". El estudio podría conducir a nuevos tratamientos para prevenir y revertir las enfermedades y consecuencias adversas de los viajes espaciales.

Todavía no saben qué sucede a largo plazo con el cerebro tras estar en órbita, ni tampoco los factores que causan este deterioro. 

En su artículo, los investigadores sopesan varias posibilidades, desde la ingravidez a los cambios en el líquido cerebral o los factores estresantes ligados a esta experiencia. Aunque todavía no se conoce la causa, podrían realizarse nuevos experimentos clínicos en la Tierra para llegar a una conclusión.

Otros artículos interesantes:

Logran que minicerebros cultivados en laboratorio desarrollen ojos capaces de ver

Resolver un desafío espacial con tecnología medieval: el hormigón marciano será un 300% más resistente con sangre, sudor y lágrimas de astronautas

Los astronautas de la NASA han comenzado a cultivar chiles para mejorar la dieta de la tripulación en futuras misiones

Te recomendamos

Y además