Sánchez se lanza a por la investidura sin los números: qué partidos le apoyarán en el Congreso y cuáles no

Pedro Sánchez en un mitin en la campaña electoral de las elecciones generales de 2019.
Reuters
  • Pedro Sánchez baraja la tercera semana de julio para que tenga lugar la votación de investidura aunque los socialistas no cuentan todos los votos necesarios para sacar adelante la investidura.
  • Las negociaciones con Unidas Podemos llevan encalladas varios días. El PP rechaza abstenerse: votarán en contra, al igual que Ciudadanos, quienes se han mostrado especialmente beligerantes.
  • Estas son las posturas de cada uno de los partidos políticos.

Pedro Sánchez ya cuenta los días para celebrar la sesión de investidura. Ya ha fijado una reunión con la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, para concretar la fecha de la sesión de investidura, que se baraja que tendrá lugar en la tercera semana de julio.

Sin embargo, los socialistas no cuentan todos los votos necesarios para sacar adelante la investidura. Las negociaciones con Unidas Podemos llevan encalladas varios días. El PP rechaza abstenerse: votarán en contra, al igual que Ciudadanos, quienes se han mostrado especialmente beligerantes.

En el Congreso hay un total de ocho grupos parlamentarios y en sus escaños se sientan diputados de hasta 13 partidos distintos. ¿Cuál es la postura de cada uno de ellos?

El PSOE, de gobernar solo a hacerlo "en cooperación"

Pedro Sánchez en una sesión del Congreso

Sánchez salió al balcón de Ferraz para celebrar en la misma noche electoral los resultados de las generales. En la calle, un nutrido grupo de militantes socialistas le esperaban para dejarle una atronadora directriz: "Con Rivera no".

Todos los puentes entre socialistas y Ciudadanos saltaron por los aires tras una campaña con posiciones muy duras y enrocadas. La cosa ha ido a peor. Así, y con la idea de que ni Cs ni PP facilitarían la investidura con una mayoría simple, Sánchez se lanzó a los brazos de Unidas Podemos.

Sin embargo, la situación no avanza. Sánchez, en primera instancia, planteó a su "socio preferente" —así ha definido a los de Pablo Iglesias— que les permitiera gobernar en solitario. La respuesta fue negativa. Unidas Podemos quiere gobernar en coalición.

Sánchez cedió y planteó entonces un gobierno "de cooperación". Sin embargo, no concretó las implicaciones de este nuevo término hasta hace unos días. Conlleva, simplemente, que Podemos tiene derecho a estar en altos cargos de la administración, pero no en el Consejo de Ministros.

Leer más: Esto es lo que costaría repetir las elecciones generales si Pedro Sánchez no logra la investidura

Los socialistas, con 123 diputados, están muy lejos de conseguir por sí solos la investidura.

El PP pide a Sánchez que evite una "investidura fallida" pero no le apoyarán

Pablo Casado en un mitin de la campaña de las elecciones generales de 2019.

Pablo Casado ha pedido en un foro organizado por la Fundación Concordia y la Cámara de Comercio de los EEUU en España que Sánchez deje de proyectar la responsabilidad sobre su investidura en los demás partidos.

En estos mismos términos, ha pedido a Sánchez "responsabilidad" para evitar una investidura fallida.

El líder del PP ha confirmado que votará en contra de investir a Sánchez, aunque sí se ha abierto a acordar con los socialistas grandes pactos de Estado que fomenten la estabilidad a lo largo de la legislatura.

Sin embargo, son cada vez más las voces dentro del PP que instan a Casado a facilitar la investidura en segunda sesión, como publica La Vanguardia. Entre estas voces están Esperanza Aguirre, Díaz Ayuso o Rafael Catalá.

Por ahora, parece claro que los 56 diputados populares no apoyarán al PSOE a pesar de que Casado, al menos, sí que acudió a una reunión con Sánchez en Moncloa hace escasos días.

Ciudadanos, sumido en crisis interna, tampoco apoyarán a Sánchez

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos.

La Ejecutiva nacional de Ciudadanos sometió a debate la posibilidad de apoyar —o no— la investidura de Sánchez, y ha provocado un intenso cisma que se ha saldado con las dimisiones de varios altos cargos del partido naranja.

Albert Rivera, líder de Cs, se ha mostrado muchísimo más beligerante que su homólogo del PP, Casado, a la hora de plantear apoyos puntuales para garantizar la estabilidad de la legislatura.

Un buen ejemplo de ello es que Rivera rechazó la invitación de Sánchez de acudir a una reunión en Moncloa.

Con 56 parlamentarios en el Grupo de Ciudadanos, ninguno de ellos está previsto que apoye con un sí o con una abstención a la candidatura de Pedro Sánchez.

Unidas Podemos: posible "no" para intentar forzar a Sánchez a un gobierno de coalición

Pablo Iglesias

Aunque los de Pablo Iglesias aceptaron en un primer momento un "gobierno de cooperación" en lugar de coalición, la trampa estaba en que nadie sabía qué era esto último.

Ahora mismo la dinámica entre Sánchez e Iglesias es similar a un choque de trenes. Aunque parecía claro que Unidas Podemos apoyaría sí o sí la investidura de Sánchez, durante las últimas horas esta posibilidad se ha llenado de incertidumbres.

Así, el escenario actual plantea que Unidas Podemos podría rechazar la investidura de Sánchez en la primera sesión, con el fin de forzar al PSOE a incluir ministros de Unidas Podemos en el gobierno.

Los socialistas siguen rechazando tajantemente esta idea y no se sabe si el posible "no" de Iglesias es algo más que un farol en el marco de las negociaciones por la investidura.

Desde Unidas Podemos se ha trasladado, además, que Sánchez ha asegurado preferir pactar con la derecha, cosa que los socialistas han negado a las pocas horas.

Leer más: Sánchez explica en qué consiste el gobierno "de cooperación" y exige a PP, Cs y Podemos "responsabilidad de Estado"

42 diputados de Unidas Podemos parecían el apoyo claro a los 123 escaños socialistas, que sin sumar mayoría absoluta, facilitaría el camino hasta una posible investidura. Ahora ya no está tan claro.

Vox, un claro "no" a que el PSOE gobierne

VOX MAdrid 2016

Son solo 24 parlamentarios en la Cámara Baja. La única posibilidad de que los de Santiago Abascal se abstengan en la sesión de investidura es que quieran imprimir de algún modo un 'correctivo' tanto a PP como a Ciudadanos, después de que las negociaciones para los gobiernos regionales y locales hayan saltado por los aires.

Los republicanos de ERC no quieren ser un obstáculo para un gobierno socialista

El diputado de ERC, Gabriel Rufián, gesticula durante el intercambio de descalificaciones con el ministro de Exteriores, Josep Borrell

Ya lo han dicho en varias ocasiones. Esquerra Republicana, una de las fuerzas independentistas hegemónicas en Cataluña, no obstaculizarán un gobierno del PSOE porque quieren evitar a toda costa que tomen su lugar "fuerzas que están por la involución".

ERC no quiere "nacionalistas radicales españoles" al frente del "Reino de España": en estos términos se ha expresado el conseller de Acción Exterior de la Generalitat, el republicano Alfred Bosch. ERC, ha incidido, está por "impedir que gobiernen fuerzas que están por la involución".

Y sin embargo, provocan un grave hándicap para Sánchez: uno de sus catorce escaños es de Oriol Junqueras, en prisión, y suspenso. Un voto menos con el que el PSOE contará. ERC preveía que Junqueras podría recoger su acta de parlamentario europeo y dimitir como diputado nacional, pero finalmente no ha sido así.

La postura de los nacionalistas vascos es todavía una incógnita

Aitor Esteban, portavoz del Partido Nacionalista Vasco en el Congreso de los Diputados.

Históricamente, el PNV ha sido también una fuerza de estabilidad en el Congreso de los Diputados.

Sin embargo, el portavoz de los jeltzales en la Cámara Baja acaba de hacer sonar un nuevo órdago al recordarle a Sánchez en un desayuno informativo que el socialista no tiene todavía garantizados los apoyos de su formación.

A pesar de que en Navarra los socialistas han apoyado a Geroa Bai, para Aitor Esteban, portavoz del PNV, lo único es "que se ha retirado un escollo", pero eso "no implica" que sus votos "estén asegurados".

Así las cosas, el papel que jugarán estos seis diputados todavía es una incógnita.

El grupo mixto, una jaula de grillos que incluye a Navarra Suma y a Junts per Catalunya

Resultado de una votación en el Congreso de los Diputados

Los regionalistas cántabros, Compromís y Coalición Canaria por un lado —4 diputados—, los nacionalistas de Junts per Catalunya y EH Bildu por otro —11— y los dos diputados de Navarra Suma —una coalición de PP, Cs y UPN—. Esta es la configuración del grupo mixto en esta legislatura.

Parece evidente que los dos diputados de Navarra Suma votarán en contra de Sánchez mientras que el PSOE sí ha conseguido atar a los siete diputados de Compromís y cántabros.

Sin embargo, desde Junts es improbable que se consiga un "sí" a Sánchez: el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha cargado con dureza contra el Gobierno de España en funciones.

Naciódigital ha publicado, por su parte, que la cúpula presa de JuntsxCat ha pedido por carta que los diputados del partido se abstengan a Sánchez.

EH Bildu, por su parte, sí valora la abstención.

Otros artículos interesantes:

Josep Borrell renuncia a ser eurodiputado y seguirá como ministro de Exteriores a la espera de un puesto en la Comisión Europea

Sánchez se reunirá con Batet para fijar una fecha de investidura y Podemos abre la puerta por primera vez al 'no'

Te recomendamos