Pasar al contenido principal

WhatsApp asegura que la privacidad de sus usuarios está garantizada, pero comparte datos de pago con Facebook

imagen de whatsapp
Jamie Street/Unsplash
  • WhatsApp defiende que los datos de los usuarios son seguros y que sólo ellos tienen acceso a estos mensajes.
  • La compañía se ha comprometido a encriptar los mensajes entre los usuarios y las empresas de su servicio WhatsApp Business. 

En plena polémica sobre el uso de los datos de Facebook y con la privacidad de sus usuarios en tela de juicio, WhatsApp ha salido en defensa propia y ha asegurado que tanto los datos como las comunicaciones de sus usuarios son seguras y que sólo ellos tienen acceso a los mensajes que envían.

La compañía de mensajería instantánea, propiedad de Facebook, ha señalado que sus comunicaciones se sirven de un sistema de encriptación de extremo a extremo por el cual nadie puede leer los mensajes ni escuchar las llamadas, ni tan siquiera WhatsApp. 

Sin embargo existen algunas excepciones. Los últimos cambios en política de privacidad de WhatsApp dejan claro que la compañía comparte información con "proveedores de servicios externos, incluido Facebook, para enviar instrucciones de pago a los PSP (proveedores de servicios de pago), almacenar su historial de transacciones, ofrecer atención al cliente y mantener nuestros servicios protegidos”.

Esa cláusula hace referencia al servicio de pago a través de WhatsApp, que ya está en funcionamiento en la India y que probablemente se extienda a lo largo de los próximos meses al resto del mundo. Según la versión de la compañía estos datos se utilizar para luchar contra el fraude.

Además, es importante tener en cuenta que no toda la información de WhatsApp está encriptada. Los metadatos —el registro de actividad que describe con qué número se ha interactuado a través de la aplicación, durante tanto tiempo o cuánto— no gozan de ese nivel de protección y, de hecho, son utilizados habitualmente por la policía en investigaciones judiciales.

Cifrado en la versión de WhatsApp para empresas

A pesar de que la empresa ha extendido el cifrado de extremo a extremo a WhatsApp Business, su servicio para empresas, también ha desplegado una sección de preguntas y respuestas frecuentes para los usuarios de esta división, lo que ha suscitado rumores acerca su fiabilidad. La aplicación se ha comprometido a entregar los mensajes de los usuarios a empresas utilizando el mismo cifrado de extremo a extremo. 

En este sentido, la compañía ha matizado que es frecuente que varias personas de una empresa vean los mensajes y, además, es frecuente que las compañías contraten a terceras para efectuar tareas como almacenar, leer o responder a los mensajes. WhatsApp ha señalado que los negocios con los que se comuniquen sus usuarios a través de su servicio para empresas tienen la responsabilidad de asegurar que los mensajes son tratados según la política de privacidad de la compañía. 

Lo cierto es que aunque los mensajes que se envían a las empresas están encriptados de extremo a extremo, Whatsapp no garantiza esta privacidad cuando las comunicaciones tienen lugar entre empresas y usuarios. A efectos prácticos, esto se traduce en que, al contactar con una empresa, es posible que varias empleados vean los mensajes. 

Leer más: Dejé de usar WhatsApp durante un mes y así cambió mi vida

El comunicado se ha hecho público semanas después de que el cofundador de WhatsApp, Brian Acton, incitara a los usuarios de Facebook a cerrar sus cuentas en un mensaje publicado a través de Twitter. El tuit de Acton tuvo lugar tras el estallido del escándalo de privacidad de Cambridge Analytica, por el que este compañía de investigación política vinculada a Trump obtuvo los datos personales de 87 millones de usuarios de Facebook. 

Fue en abril de 2016 cuando Whatsapp implementó el sistema de cifrado de extremo a extremo. Más tarde la empresa lanzó una versión destinada a empresas. Si bien su primera intención era generar ingresos con ella, su extensa adopción ha obligado a Whatsapp a garantizar que tanto las llamadas como los datos que circulen a través de la aplicación sean seguros.

Whastapp pasó a manos de Facebook en octubre de 2014, cuando la red social fundada por Mark Zuckeberg adquirió la compañía por 21.800 millones de dólares. No se trata de la primera vez que se apunta a la vulnerabilidad de los datos de Whatsapp, ya que la privacidad dentro de los grupos de la aplicación se ha puesto en duda en varias ocasiones. 

Te puede interesar