Pasar al contenido principal

Un documento desvela que Google está experimentando para hacer el algoritmo de YouTube más adictivo

Susan Wojcicki, CEO de YouTube
Susan Wojcicki, CEO de YouTube. Reuters
  • Polémicas recientes han obligado a YouTube a comprometerse a realizar cambios en su plataforma para evitar la propagación de contenido inapropiado. 
  • Una de las estrategias ha consistido en explorar cómo mejorar el sistema de recomendaciones para reducir los sesgos. 
  • Las transformaciones en el algoritmo han acabado beneficiando a YouTube, que en una prueba ha conseguido aumentar el tiempo de permanencia en la plataforma, según informa MIT Technology Review.
  • Algunos expertos alertan de que el nuevo sistema podría no cumplir su objetivo de frenar el contenido inapropiado y critican que YouTube no priorice la experiencia de los consumidores por encima de sus propios objetivos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Google parece estar buscando fórmulas para mejorar el algoritmo que recomienda vídeos en YouTube. Y podría haber encontrado la receta para hacerlo (todavía) más atractivo.

YouTube ha asegurado últimamente que está haciendo cambios para evitar que su algoritmo arrastre a los usuarios en una espiral de recomendaciones que acaban en vídeos inapropiados, pero podría haber encontrado una manera de volverlo incluso más adictivo, según informa MIT Technology Review.

A pesar de considerarse una mera plataforma para que cualquier creador pudiera subir los vídeos que quiera, YouTube se ha visto obligada a responsabilizarse de sus contenidos ante las numerosas controversias que han surgido por la difusión de vídeos polémicos, fake news y espirales que aprovechan los pedófilos

Ante la creciente presión por poner fin a estas situaciones, YouTube adquirió un compromiso público para hacer los cambios necesarios en su plataforma que evitaran la propagación de estos contenidos. En un comunicado de junio, aseguran que "hemos estado invirtiendo en las políticas, recursos y productos necesarios para estar a la altura de nuestra responsabilidad y proteger a la comunidad de YouTube de contenidos dañinos". 

La plataforma ha estado llevando a cabo un plan que pasa por el cierre de algunos canales, la desmonetización de vídeos con contenidos inapropiados y la experimentación con el sistema de recomendaciones de su algoritmo. 

Con esa última estrategia es cómo YouTube habría dado con la fórmula para mantener a los usuarios aún más tiempo en su plataforma.

Leer más: "Como si te hubieran despedido del trabajo": estos youtubers han perdido miles de dólares porque YouTube desmonetizó por error sus canales

Una prueba que cambia el sistema de recomendaciones hace que el algoritmo sea aún más adictivo 

Tal y como prometió, YouTube ha estado experimentando con el sistema de recomendaciones de su algoritmo...y parece que ha encontrado una forma de salir aún más beneficiado. 

Históricamente, el algoritmo de YouTube ha funcionado de una manera aparentemente sencilla, recomendando a los usuarios contenidos en base a vídeos que habían visualizado antes. Es decir, la barra lateral se llena de recomendaciones cuando el algoritmo recopila una lista de varios cientos de vídeos encontrando los que coincidan con el tema y otras características del que está viendo, y luego ordena esa lista de acuerdo con las preferencias del usuario, que ha aprendido analizando todas sus interacciones.  

Sin embargo, esto produce lo que se conoce como "sesgo implícito": llega un momento en el que no se sabe si el usuario está viendo un vídeo porque realmente le interesa o porque está en las recomendaciones. 

Leer más: El youtuber que más ingresos genera es un niño de 8 años que ahora se enfrenta a una posible demanda por no etiquetar claramente su contenido patrocinado

Por lo tanto, YouTube ha diseñado y probado una nueva forma de analizar las interacciones para mejorar las recomendaciones, según ha revelado MIT Technology Review en base a un documento que explica el nuevo sistema. 

La idea es que cada vez que un usuario haga clic en un vídeo, el algoritmo también tenga en cuenta la posición del vídeo en la barra de recomendaciones. Los vídeos que se encuentran cerca de la parte superior de la barra lateral tendrán menos peso que los vídeos que se encuentran más abajo, que implican que el usuario se ha esforzado por encontrarlo y está realmente interesado. 

Parecería que esto favorece sobre todo a los usuarios, que accederían a contenidos más diversos y que se corresponderían realmente con sus intereses. Pero, sorpresa, YouTube sale ganando: tras probar los cambios en la plataforma, se descubrió que aumentaba la participación de los usuarios.   

"Dicen que aumenta el tiempo de visualización en un 0,24%. Si calculas la cantidad, creo que son decenas de millones de dólares", dice a MIT Technology Review Guillaume Chaslot, un ex ingeniero de YouTube que ahora dirige AlgoTransparency.org. No se sabe cuándo empezará a usar este nuevo sistema, pero Chaslot no cree que tarde mucho. 

Leer más: Guía para ganar dinero con los anuncios en vídeo de YouTube con consejos de los mejores creadores de contenido

Algunos expertos ponen en duda que los cambios puedan reducir la propagación de contenido inapropiado 

Un portavoz de YouTube contactado por ha asegurado que sus ingenieros y equipos de producto han determinado que los cambios no llevarían a la formación de sesgos. La compañía espera que los cambios los disminuyan y diversifiquen las recomendaciones en general.

Sin embargo, expertos consultados por el medio se muestran escépticos, e incluso algunos aseguran que es posible que refuerce lo contrario del objetivo deseado. 

"En nuestra investigación, hemos encontrado que los algoritmos de YouTube creaban una comunidad aislada de extrema derecha, empujaban a los usuarios hacia los vídeos de niños y promovían la desinformación", dice Jonas Kaiser, del Centro Berkman Klein para Internet y Sociedad. "Este cambio podría fomentar la formación de comunidades aún más aisladas de lo que ya hemos visto".

"La reducción del sesgo en la posición es un buen comienzo para ralentizar el bucle de retroalimentación de contenido de baja calidad", admite Jonathan Albrigh, del Tow Center for Digital Journalism. Sin embargo, asegura que en paralelo podría reforzar el contenido extremo. 

Los expertos coinciden en que sería mejor que YouTube probara el impacto de sus cambios en el algoritmo mediante otros métodos, como entrevistas, encuestas y feedback de los usuarios. Así, la plataforma impulsaría sus cambios desde la experiencia de los usuarios y no bajo el objetivo de retenerlos en su plataforma. 

Leer más: Los moderadores de Youtube denuncian que la plataforma permite que sus creadores más lucrativos se salten las reglas y moneticen vídeos inapropiados

Por qué son necesarios los cambios

Aunque la plataforma aseguraba que su política de favorecer la libre expresión impedía que actuara como censora, las informaciones que apuntan a su algoritmo como uno de los responsables de la masiva difusión de estos contenidos han acabado haciendo que YouTube no tenga más remedio que comprometerse a hacer algunos cambios. 

Los medios de comunicación de todo el mundo, como El País o The New York Times, empezaron a señalar el problemático funcionamiento del algoritmo del segundo mayor buscador del mundo, cuyo objetivo es mantener al usuario en YouTube el mayor tiempo posible. Bajo esa premisa, sabiendo que los contenidos polémicos enganchan más a los consumidores, el algoritmo llevaba a al usuario por una espiral de recomendaciones que podían incluir conspiraciones, teorías científicas falsas o el negacionismo del Holocausto. 

Algo problemático sabiendo que cada día YouTube recomienda 200 millones de vídeos solo en su página de entrada y el 26% de los españoles dice usar YouTube para informarsesegún el último informe del Instituto Reuters de la Universidad de Oxford.

Y además