Los 2 factores que determinarán si ómicron es una verdadera amenaza, según el director científico de Pfizer: así se prepara la farmacéutica ante el peor escenario posible

Mikael Dolsten, director científico de Pfizer.
Mikael Dolsten, director científico de Pfizer.

Pfizer/Business Insider

  • La variante ómicron podría obligar a crear nuevas vacunas si se cumplieran 2 factores, explica a Business Insider el director científico de Pfizer.
  • La nueva variante del coronavirus tendría que superar a delta a nivel mundial y reducir la protección de las vacunas actuales contra el COVID-19.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Mikael Dolsten, director científico de Pfizer, ha compartido a Business Insider que la farmacéutica ya se está preparando para el peor de los casos posibles: el de que sea necesaria una vacuna específica para la nueva variante ómicron. Sin embargo, antes de llegar a esa conclusión, Dolsten está observando cómo se desarrollan 2 elementos desconocidos en las próximas semanas. 

La primera incógnita es si las vacunas actuales resisten a ómicron. La respuesta no será un sí o un no binario, sino una escala móvil de protección. 

En general, los expertos no prevén que ómicron eluda por completo la protección de las vacunas actuales contra el COVID-19. Investigaciones anteriores han sugerido que se necesitan muchas más mutaciones para llegar a ese punto.

A pesar de ello, otras variantes de preocupación, como las cepas beta y delta, han demostrado que pueden disminuir la protección de la vacuna. Ómicron puede ser más preocupante porque tiene muchas más mutaciones en la proteína de espiga, que es el objetivo de las vacunas.

La mayoría de los expertos anticipan que ómicron disminuirá los niveles de anticuerpos neutralizantes, proteínas que combaten los virus y que desempeñan un papel fundamental en la respuesta inmunitaria del cuerpo humano. La pregunta que las pruebas de laboratorio ayudarán a responder es cuánto puede disminuirlos.

Dolsten explica que una reducción de 10 veces en los anticuerpos le haría temer que las vacunas actuales no fueran suficientes y se necesitara una vacuna específica para ómicron.

"Si superamos una disminución de 10 veces en la neutralización de ómicron, creo que empezamos a entrar en la zona de amarillo a rojo, cuando es probable que la inmunidad disminuya y haya un tiempo limitado después de su refuerzo hasta que se reduzca", advierte.

Las pruebas de laboratorio, que probablemente saldrán a la luz durante la próxima semana o dentro de 2, también podrían mostrar que las vacunas aguantan lo suficiente contra ómicron, añade Dolsten. Por el momento, la mejor protección es vacunarse o recibir un refuerzo de una de las vacunas actuales. 

"Seguimos siendo cautelosamente optimistas de que nuestra vacuna actual con el refuerzo puede proporcionar una protección significativa", afirma.

Es "demasiado pronto" para saber si ómicron superará a delta

Si se produce un descenso importante de la protección, aparecerá una segunda cuestión: ¿superará ómicron a delta en todo el mundo? "Probablemente lo sabremos en diciembre", aventura Dolsten. 

Si ómicron se convierte en la variante dominante en el mundo, habrá que distribuir nuevas vacunas en todas partes. Pero si se disipa o no logra superar a la cepa delta, probablemente no se necesitarán otras dosis.

Hay una razón para el optimismo mesurado. La variante beta asustó anteriormente a los científicos al mostrar la capacidad de degradar significativamente la respuesta a la vacuna pero, a pesar de ese atributo, nunca llegó a despegar en todo el mundo. 

"Todavía es demasiado pronto para entender si ómicron tiene la misma capacidad de transmisión que delta para convertirse en una cepa pandémica, o si será similar a la cepa beta que comenzó en Sudáfrica, pero que realmente se convirtió en una epidemia local y más o menos desapareció", aclara Dolsten. 

Pfizer ha desarrollado previamente vacunas específicas para beta y delta, pero no ha necesitado utilizar ninguna de ellas: beta se desvaneció, y las vacunas actuales han aguantado lo suficiente contra delta.

Estos 2 factores determinarán si Pfizer realiza otro 'simulacro de incendio' con una vacuna de refuerzo específica para ómicron o si será la primera vez que se necesite una nueva vacuna.

Con las píldoras antivirales cerrando la brecha, Dolsten señala que una nueva vacuna podría estar lista para marzo

Si el peor de los casos, es decir, que ómicron derrote a las vacunas actuales, se hace realidad, Pfizer estará lista, afirma Dolsten. Su objetivo es estar preparado para lanzar una nueva campaña de vacunación antes de marzo, si es necesario.

Pfizer no está sola, ya que muchas empresas farmacéuticas se están preparando contra ómicron. Otros desarrolladores de vacunas, como Moderna, Novavax y Johnson & Johnson, están trabajando en refuerzos adaptados a esta nueva variante.

El plan de Pfizer es finalizar su proceso de fabricación de la vacuna específica para ómicron a finales de febrero. Dolsten cree que la empresa podría no tener que realizar ensayos clínicos para obtener el visto bueno y, en su lugar, pueda limitarse a compartir los detalles de fabricación con los reguladores. 

La compañía compartiría su experiencia previa en el desarrollo y las pruebas de las vacunas específicas contra beta y delta, añade.

Además, apunta que Pfizer podría iniciar la producción comercial en marzo, aumentando su volumen cada semana hasta 80 millones de dosis semanales. A pleno rendimiento, Pfizer podría producir 1.000 millones de dosis cada trimestre, calcula.

Antes de eso, Dolsten piensa que la píldora antiviral experimental de la empresa, Paxlovid, tendría un efecto importante. Un estudio clínico realizado en personas no vacunadas con alto riesgo de padecer una enfermedad grave ha demostrado que el tratamiento ha reducido las hospitalizaciones y las muertes en un 89%

Los organismos reguladores de EE. UU. están revisando el fármaco y, en los próximos meses, Paxlovid podría obtener la autorización y empezar a utilizarse para tratar a los pacientes de COVID-19.

Otros artículos interesantes:

Ómicron ha hecho que las farmacéuticas se preparen para lo peor: estos son sus planes para hacer frente a la nueva variante del COVID-19

4 preguntas sin respuesta sobre la nueva variante ómicron que los científicos se apresuran a resolver

La nueva variante ómicron sacude al mundo en apenas una semana: los próximos días serán clave para Europa y España tras detectar los primeros casos

Te recomendamos