Ómicron ha hecho que las farmacéuticas se preparen para lo peor: estos son sus planes para hacer frente a la nueva variante del COVID-19

Decenas de empresas farmacéuticas se preparan para la variante ómicron.
Decenas de empresas farmacéuticas se preparan para la variante ómicron.

Ivo Corrà/Eurac Research

  • Las compañías farmacéuticas se están preparando para que ómicron sea el próximo gran reto de la pandemia. 
  • Las mutaciones de la nueva variante podrían debilitar la protección de las vacunas, aunque eso sigue siendo una incógnita. 
  • Todavía hay muchas dudas, pero la industria farmacéutica ya está planeando su contraataque.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los desarrolladores de vacunas y medicamentos están preparándose como si ómicron se hubiese convertido en el próximo gran reto de la pandemia

La nueva variante, identificada por primera vez en Sudáfrica, se ha extendido ya a al menos 10 paísesen todo el mundo ?España inclusive?

La Organización Mundial de la salud la ha clasificado como "variante preocupante" y el mundo está ahora a la espera de que las investigaciones de laboratorio aclaren hasta qué punto puede ser ómicron una verdadera amenaza.  

Las preguntas más importantes siguen sin respuesta, sobre todo en lo que respecta a la resistencia a las principales vacunas y tratamientos contra el COVID-19. 

Robert Nelsen, cofundador y director general de Arch Venture Partners.

Pero los expertos están preocupados porque esta nueva variante presenta más de 30 mutaciones en su proteína espiga, el blanco de las vacunas y de muchos tratamientos. El temor es que estos cambios en el virus puedan ayudar a evadir la protección que estimulan las vacunas o las transfusiones de anticuerpos.

"A primera vista, parece bastante complicada", ha reconocido a Business Insider Robert Nelsen, director general de Arch Venture Partners.

Los desarrolladores de vacunas ya están preparando refuerzos específicos para ómicron

Una sanitaria prepara una dosis de la vacuna de Moderna.

Las empresas farmacéuticas ya se habían preparado para este momento. 

Los fabricantes de vacunas Moderna, Pfizer y BioNTech ya habían hecho mención a su capacidad para actualizar rápidamente sus vacunas a nuevas cepas, gracias a la flexibilidad de la tecnología de ARN mensajero sobre la que se han desarrollado sus candidatas. 

No obstante, están a la espera de los datos definitivos sobre cómo se comportan las fórmulas actuales de las vacunas contra la variante ómicron. 

"Este es el nivel de alerta más alto que hemos tenido, con diferencia", ha reconocido a The Washington Post el presidente de la biotecnológica, Stephen Hoge.

Hoge ha calificado las docenas de mutaciones de ómicron como "una mezcla Frankenstein de grandes éxitos". 

Esto se debe a que el conjunto de mutaciones incluye algunos de los cambios que hicieron saltar la alarma con variantes como beta y delta. Aunque ómicron tiene mutaciones adicionales que aún no están bien estudiadas, ha añadido. 

Moderna dice que podría tener una nueva versión de su vacuna contra la variante ómicron a principios de 2022

Estudios de laboratorio anteriores han demostrado que las vacunas producen menos anticuerpos neutralizantes contra las variantes beta y delta. Esos niveles de anticuerpos más bajos siguen siendo protectores, pero algunos expertos sospechan que los cambios hacen que la protección disminuya más rápidamente.

Moderna anunció el viernes su estrategia contra ómicron. La biotecnológica de Massachusetts, Estados Unidos, ha empezado a desarrollar una vacuna de refuerzo adaptada a la nueva variante. 

Ya ha iniciado los ensayos clínicos de otras vacunas de refuerzo, incluida una versión de su candidata que incluye mutaciones observadas anteriormente en las variantes beta y delta que también están presentes en ómicron.

Pfizer y BioNTech también están evaluando una vacuna de refuerzo específica para ómicron. Pfizer ha dicho que puede tener una nueva vacuna lista para fabricar y distribuir en menos de 100 días.

Otros desarrolladores de vacunas también se están esforzando por responder. 

Johnson & Johnson ha dicho este lunes que también está trabajando en una vacuna específica para ómicron. Novavax, una empresa de biotecnología de Maryland, EEUU, confirmó el viernes que está empezando a desarrollar una vacuna contra ómicron que podría empezar a probarse y fabricarse en unas pocas semanas, si fuera necesario.

Pfizer-BioNTech, Moderna y J&J pasan a la acción: prueban sus vacunas frente a la variante ómicron y revelarán los resultados en las próximas semanas

No todos están de acuerdo en que las vacunas específicas contra ómicron sean el mejor enfoque. 

Tillman Gerngross, director general de Adagio Therapeutics, empresa dedicada al desarrollo de anticuerpos, ha advertido a Business Insider que una vacuna específica para una variante es una "tontería", dada la rapidez con que surgen nuevas cepas. La empresa de Gerngross se centra en fabricar tratamientos con anticuerpos contra el COVID-19 que sean resistentes a las variantes.

Los desarrolladores de vacunas crearon anteriormente una vacuna específica para beta, pero delta se impuso cuando estuvo lista para el estudio clínico, ejemplifica. 

"Perseguir las olas es una idea absurda en mi opinión", dice Gerngross. 

Los tratamientos antivirales podrían desempeñar un papel más importante a medida que se extiende la variante ómicron

La enfermera Janet Gilleran se prepara para tratar a un paciente con coronavirus con un anticuerpo monoclonal.

Nelsen, un veterano inversor de capital de riesgo en el sector de la biotecnología, que forma parte del consejo de administración de Vir BioTechnology, cree que ómicron tendrá menos impacto en la efectividad de las nuevas píldoras desarrolladas por Pfizer y Merck en comparación con las vacunas.

"Los antivirales deberían funcionar", dice Nelsen, aunque reconoce que no confiaba en que el fármaco de Merck fuese a ser de gran ayuda después de demostrar una eficacia del 30% para hospitalizaciones y muertes en un nuevo análisis. 

Sin embargo, Nelsen sí que cree que la pastilla de Pfizer, que ha mostrado un 89% de eficacia en la reducción de las hospitalizaciones y muertes, podría tener un efecto importante en la pandemia a pesar de las mutaciones de ómicron. 

Por su parte, Pfizer ha dicho que planea producir 80 millones de pautas de tratamientos para finales de 2021. 

Dos nuevos tratamientos autorizados por la EMA para tratar el COVID-19: esto es todo lo que tienes que saber sobre Ronapreve y Regkirona

A diferencia de las principales vacunas, estas píldoras antivirales no se dirigen a la proteína espiga, por lo que los expertos confían en que puedan seguir siendo eficaces contra una nueva variante. 

Albert Bourla, CEO de Pfizer, ha dicho este lunes en una entrevista con CNBC que tiene "mucha, mucha confianza en que el tratamiento no se verá afectado" por ómicron. 

Los 2 antivirales están siendo revisados por la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés). Este mismo martes, un panel de expertos votará a favor o en contra de la autorización de la píldora de Merck, que ha sido desarrollada junto a Ridgeback Biotherapeutics.

Los fármacos de anticuerpos sí que podrían sufrir un fuerte golpe

Hay más incertidumbre con los medicamentos de anticuerpos. 

Estos tratamientos se administran normalmente vía intravenosa, suministrando a los pacientes anticuerpos que pueden ayudar a combatir el COVID-19. Una serie de empresas han producido fármacos de anticuerpos que se utilizan actualmente, como Regeneron Pharmaceuticals, Eli Lilly, AstraZeneca, Vir-GlaxoSmithKline y Celltrion.

Las investigaciones preliminares del laboratorio de Jesse Bloom, biólogo del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson, sugieren que el fármaco de Regeneron podría "recibir un duro golpe" y que el cóctel de Lilly también podría tener problemas contra la variante ómicron

Pero Bloom ha advertido en Twitter que es demasiado pronto para decir con seguridad cómo afectaría ómicron a estos medicamentos y que se necesita más investigación.

Las nuevas biotecnológicas ven a ómicron como una oportunidad para demostrar el valor de sus enfoques. Adagio, por ejemplo, fue fundada en 2020 para desarrollar anticuerpos contra el COVID-19, que podrían resistir a las nuevas variantes. Sus acciones se han duplicado con creces desde el pasado miércoles, alcanzando una valoración de 4.900 millones de dólares ?más de 4.300 millones de euros?.

Tillman Gerngross, CEO y cofundador de Adagio Therapeutics.

Aunque, Gerngross, director general de Adagio, dice que las investigaciones de la empresa sugieren que su fármaco experimental de anticuerpos no se ve afectado por ómicron.

El anticuerpo de Adagio sigue en fase de ensayos clínicos para ver si puede tratar o prevenir el COVID-19, y se esperan resultados decisivos a mediados de 2022, según Gerngross. Adagio espera producir 2 millones de pautas del tratamiento el año que viene.

Un reto clave puede ser dar a conocer los anticuerpos monoclonales a médicos y pacientes, y facilitar el acceso a ellos, dice la Dra. Kavita Patel, médico de atención primaria en Washington (EEUU) y exdirectora de política sanitaria de la Casa Blanca.

"Es una barbaridad intentar que todo el mundo pueda recibir monoclonales", puntualiza Patel. 

Hasta ahora, ómicron podría empezar a llamar la atención sobre los tratamientos, especialmente si las vacunas son menos eficaces contra la variante.

"Estamos de nuevo en un momento crucial en esta pandemia", dice Gerngross.

Otros artículos interesantes:

La recuperación de la economía española está en jaque por la variante ómicron, alertan los analistas

Estos son los principales síntomas que presentan los contagiados con la variante ómicron, según la médica sudafricana que dio la voz de alarma

Pfizer-BioNTech, Moderna y J&J pasan a la acción: prueban sus vacunas frente a la variante ómicron y revelarán los resultados en las próximas semanas

Te recomendamos