Pfizer-BioNTech, Moderna y J&J pasan a la acción: prueban sus vacunas frente a la variante ómicron y revelarán los resultados en las próximas semanas

Sanitarios preparan vacunas contra el coronavirus.
Sanitarios preparan vacunas contra el coronavirus.

REUTERS/Athit Perawongmetha

  • Las grandes compañías farmacéuticas ya están probando la eficacia de sus vacunas frente al avance de la nueva cepa ómicron. 
  • Pfizery BioNTech han asegurado que, en 2 semanas, podrán dar una respuesta. Moderna esta también haciendo pruebas, así como Johnson & Johnson.
  • Si la actual vacuna de Pfizer-BioNTech no fuera igual de eficaz frente a la nueva cepa, serían capaces de adaptarla en 100 días.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

La nueva variante del coronavirus bautizada como ómicron ya está en Europa y las grandes compañías farmacéuticas han pasado a la acción para responder a una pregunta clave: ¿protegen sus vacunas frente a la nueva cepa?

BioNTech aseguró en un comunicado el pasado viernes que, en 2 semanas, sabrá si la vacuna que ha desarrollado junto a Pfizer es efectiva frente a la variante ómicron, detectada el 11 de noviembre en Botsuana. 

En el caso de que no lo fuera, tendrían que adaptarla. Según sus cálculos, en un plazo aproximado de 100 días, serían capaces de hacerlo. 

"Entendemos la preocupación de los expertos y hemos iniciado inmediatamente las investigaciones sobre la variante B.1.1.529", ha dicho BioNTech en su comunicado, que recoge Reuters.

"Esperamos tener más datos de las pruebas de laboratorio en 2 semanas como máximo. Esto nos proporcionará más información sobre si la variante B.1.1.529 podría ser una variante de escape que pudiera requerir un ajuste de nuestra vacuna si se extiende a nivel global”, añadía. 

Este gráfico muestra la rapidez con la que una vacuna de refuerzo puede mejorar la inmunidad, generando protección adicional en solo unos días

Por su parte, Moderna aseguraba también en un comunicado que ya está trabajando para desarrollar una dosis de refuerzo adaptada a la nueva variante. Además, la compañía estadounidense ha resaltado que está probando una dosis más alta de su refuerzo actual para combatir múltiples variantes. 

"Una dosis de refuerzo de una vacuna autorizada representa la única estrategia disponible actualmente para reforzar la decreciente inmunidad", aseguraba Moderna.

Johnson & Johnson (J&J) también está siguiendo de cerca la aparición de nuevas cepas y actualmente está realizando pruebas para determinar la eficacia y el nivel de proyección de su vacuna Janssen. 

Novavax anunció el viernes que ha empezado a trabajar en una versión de su vacuna para atacar la nueva cepa, e Inovio Pharmaceuticals también ha empezado a probar su vacuna, INO-4800, para evaluar su eficacia contra la nueva variante. Las pruebas durarán unas 2 semanas.

"En el mejor de los casos, INO-4800 (...) será completamente resistente contra el ómicron, pero, si no es así, tendremos una vacuna de nuevo diseño preparada por si fuera necesario", declaraba Kate Broderick, vicepresidenta senior de la división de I+D de Inovio, según Reuters. 

Hace unos meses, cuando comenzaron a aparecer las nuevas variantes, las vacunas se enfrentaron al mismo reto y respondieron de manera positiva. En el caso de la variante delta, la vacuna de Pfizer alcanzaba en torno al 95% de eficacia y la de Moderna, un 94%. 

Mientras, Europa se está blindando y vuelve a reforzar las restricciones en sus aeropuertos frente al avance de ómicron. 

Todavía es pronto para determinar qué riesgo supone esta nueva variante, pero las autoridades sanitarias ya han afirmado que es "preocupante".

Otros artículos interesantes:

Pfizer afirma que su vacuna de refuerzo tiene una eficacia del 95,6% contra la variante delta del COVID-19

Los 5 efectos secundarios más comunes de las vacunas de refuerzo, según más de 11.000 personas que las han recibido

Europa recomienda una vacuna de refuerzo para todos los adultos, con prioridad para los mayores de 40 años

Te recomendamos