Medio, coste e impuestos: las tres claves para enviar dinero a un familiar que vive en el extranjero

Una persona recoge un giro postal de Western Union
Una persona recoge un giro postal de Western Union
Reuters
  • Transferencias, giros postales y aplicaciones P2P son las fórmulas para enviar dinero al extranjero.
  • Los costes de enviar el dinero dependerán del medio que se elija.
  • A ojos de Hacienda, esos envíos de dinero pueden considerarse una donación por la que el beneficiario tendrá que pagar impuestos. 
  • Si superas una cantidad, el banco informará directamente a Hacienda de la operación.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En un mundo globalizado cada vez es más habitual tener algún familiar en el extranjero que necesite que le envíes dinero. Desde un hijo que está de Erasmus o cursando un máster fuera de España hasta inmigrantes cuya familia vive fuera del país. 

Hay más de una forma de hacerlo y también tres cuestiones clave para enviar dinero a un familiar en el extranjero que hay que conocer: cómo, cuánto y todo lo que tiene que ver con Hacienda. Y es que lo último que quieres es tener problemas con el fisco por enviar dinero a un familiar en el extranjero.

Cómo enviar dinero a una persona fuera de España

Las nuevas tecnologías y el desarrollo de los medios de pago han abierto nuevos caminos para enviar dinero fuera de España. Las famosas remesas pueden llegar hoy por diferentes vías:

  • Transferencia bancaria. Es el medio tradicional y el más sencillo, aunque no el más barato para enviar dinero al extranjero fuera de la zona euro. Las comisiones y gastos que la mayoría de bancos cobran dentro de la Unión Europea (UE) son limitadas, pero pueden subir para el resto de países. Por eso mismo, es un buen método para enviar sumas importantes de dinero, pero más costoso para importes reducidos. En el caso de enviar dinero a un país con moneda diferente al euro hay que prestar mucha atención al tipo de cambio que aplique la entidad.
  • Giro postal. Ha sido una de las opciones más habituales para el envío de remesas fuera de España. Esta opción es un envío de dinero que se hace a través de Correos o de empresas especializadas como Western Union o MoneyGram, que además también trabajan online con otras modalidades. Su principal inconveniente es que las cantidades que puedes enviar son limitadas, entre 2.500 y 3.000 euros, además de que también tiene ciertos costes en forma de tasas. La de Correos, por ejemplo, es de 5,75 euros más un 1,25 % sobre la cantidad que envíes.
  • Aplicaciones P2P. Son las últimas en llegar y también las que más han crecido. Cada una cuenta con sus particularidades y sistema de comisiones TransferWise, World Remit, Paypal o Bizum son las cuatro más conocidas. 

A la hora de elegir cómo enviar el dinero es importante tener en cuenta el sistema bancario del país de destino y cómo quiere recoger el dinero el destinatario, en la cuenta o en efectivo. 

Leer más: La pandemia dispara el interés por hacer transferencias bancarias: qué bancos ofrecen mejores condiciones

Cuánto cuesta enviar el dinero

Cada plataforma y medio cuenta con unas tarifas y comisiones estándar que suelen ser claras y fáciles de detectar. Sin embargo, también existen una serie de comisiones y costes más complicados de calcular. Son las que se refieren al tipo de cambio cuando se envía dinero a un país con una divisa diferente al euro. 

El tipo de cambio es importante al enviar remesas de dinero al extranjero porque puede suponer un coste adicional. La mayoría de entidades financieras cargan el tipo de cambio medio más un diferencial, que al final actúa como una comisión. Antes de enviar dinero por uno u otro medio hay que preguntar el coste de este cambio de divisas. 

Impuestos: ¿Es una donación el envío de dinero?

La respuesta es afirmativa. Salvo que el envío sea un préstamo entre particulares cualquier entrega de bienes o servicio sin recibir una contraprestación a cambio es una donación a ojos de la Agencia Tributaria, incluso entre familiares. 

La traducción práctica es que hay que pagar impuestos por ese dinero que se envía al extranjero. En concreto hay que tributar por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y quien debe hacerlo es la persona que recibe el dinero. 

Leer más: 9 detalles clave que tienes que comprobar antes de elegir el banco donde guardar tu dinero

¿Cuántos impuestos hay que pagar por enviar dinero a un familiar al extranjero?

De forma muy resumida, el impuesto sobre donaciones se calcula teniendo en cuenta la cantidad que se dona, el patrimonio de quien recibe ese dinero y el grado de consanguineidad. Como el impuesto está transferido a las comunidades autónomas, existen muchas diferencias por las bonificaciones y reducciones que aplica cada una. 

La persona que reciba el dinero deberá tributar en su comunidad de residencia si es residente en España a efectos fiscales o en la que residan quienes le donan el dinero si no lo es. Además, en caso que el familiar no sea residente, sólo pagará impuestos si el dinero que se le envía sale de una cuenta de España.

¿Existe algún límite para el envío de dinero al extranjero sin declarar?

La mayoría de bancos no incluye límites al envío de dinero al extranjero. Se puede transferir cualquier cantidad. ¿Y Hacienda? ¿Hay algún límite legal para no tener que declarar una donación?

La respuesta es negativa, por lo menos con la ley en la mano. El Impuesto de Sucesiones y Donaciones no establece ningún mínimo exento, tampoco para las transferencias.. En teoría y desde un punto de vista legal hay que declarar cualquier entrega de dinero, desde un euro. Otra cosa es que normalmente no entre en pequeñas donaciones porque tampoco tiene medios para rastrearla.

Ahí es donde muchos tratan de aprovechar que sí existe un dinero que se transferir sin tener que declarar o, mejor dicho, sin que Hacienda informe al banco. 

La Ley 7/2012 fija cuál es el importe máximo de una transferencia sin declarar. La cuantía es de 10.000 euros con carácter general. Toda transferencia bancaria que supere esa cifra hará que el banco informe automáticamente a la AEAT del movimiento.

Además, el banco también avisará a Hacienda de las siguientes operaciones bancarias:

  • Pagos y movimientos en efectivo por encima de 3.000 euros.
  • Cualquier operación con billetes de 500 euros. De esta forma, si haces un ingreso en la cuenta de tu familiar con un billete de 500 euros, Hacienda lo sabrá inmediatamente. 
  • Los préstamos y créditos de más de 6.000 euros. 

Estas medidas sirven para luchar contra el fraude y el blanqueo de capitales. Además de estas cantidades, el país donde resida la persona que recibe el dinero puede tener sus propios controles para este tipo de transferencias e incluso limitar directamente el dinero que se puede recibir por ese medio. 

LEER TAMBIÉN: La fórmula para no terminar en la ruina por una herencia

LEER TAMBIÉN: Cuándo se cobra el paro de octubre y cómo se abonan los ERTES

LEER TAMBIÉN: Las 4 cosas que debes revisar antes de firmar un préstamo al 0%

VER AHORA: Los 10 vídeos más vistos en Youtube en España este año 2020